Labioplastía: Reparación de los labios genitales


La labioplastia es una intervención quirúrgica que se realiza con el objetivo de corregir las anomalías congénitas de los labios menores y mayores o en casos de traumas o partos donde se presentaron desgarros y a su vez, mantener el aspecto externo de los genitales externos femeninos sin pérdida de la sensibilidad en la zona. Consiste en la reducción quirúrgica de los labios menores y, algunas veces, incluye la reducción del prepucio del clítoris.

Es considerada una de las cirugías íntimas por excelencia. Fue realizada por primera vez por Hodgkinson en 1983. Esta operación se realizaba sólo en determinados pacientes, principalmente en niñas y adolescentes con hipertrofia de los labios menores en los genitales externos de la paciente.

Está indicada como intervención quirúrgica en pacientes con hipertrofia de labios menores, que presentan incapacidad funcional y/o estética, que estaría asociada a roce con la ropa interior, problemas para realizar ejercicios o deportes, incomodidad con las prendas ajustadas, exceso de sudoración u olor debido al exceso de piel, trastornos de la penetración en las relaciones sexuales, inconformidad o con la apariencia o el deseo de tener algo "más equilibrado".

Los labios menores grandes o no simétricos son producto, en la mayoría de los casos, del desarrollo genético de la paciente. En algunos casos, tenemos desgarros por partos o relaciones sexuales y toca realizar una reconstrucción de los tejidos. Por otra parte, en el proceso de envejecimiento, los labios mayores pierden turgencia (hidratación) y la paciente puede tener sensación de prurito (picazón); pero su causa más común es la disminución hormonal. En estos casos, es necesario rehabilitar tejido con medicamentos hormonales, láser fraccionado de CO2, entre otras medidas. La cirugía
En los casos en los que se decide realizar una corrección quirúrgica (cirugía), se debe establecer un plan con la paciente, realizar fotos de antes y después, y tener indicaciones precisas para realizar el procedimiento exacto que se amerite. Es frecuente que a la consulta acudan pacientes a reparación, por un procedimiento previo realizado de forma inapropiada, que le han cortado la circulación o las terminaciones nerviosas en una cirugía "rápida" y no importa si fue con láser, bisturí o electro cauterio. 

La labioplastía es un procedimiento que debe realizarse en el quirófano, con láser fraccionado de baja dosis (diseca nítido y casi no tiene dolor la paciente). Tiene una duración de entre 1 y 2 horas, dependiendo de la complejidad. Las cirugías "rápidas" o de consultorio, resecan un segmento del labio menor sin tener en cuenta la funcionabilidad, inervación y circulación sanguínea. Sólo cortan el exceso. Se debe hacer un trabajo minuscioso, para que los labios tengan funcionabilidad posterior. Se utiliza normalmente con anestesia general, aunque es ambulatorio, y al utilizar láser pulsado de baja dosis y disecar de forma apropiada, el dolor post cirugía es mínimo.

En la primera consulta, recibirás información sobre la intervención y se establecerá tu historia clínica. En las consultas previas a la intervención de labioplastia, es necesaria la exploración genital, la medición de ciertos parámetros como el estado general de salud y la realización de fotografías, que más tarde servirán para evaluar los resultados. También se solicitarán otras pruebas complementarias antes de la operación (analíticas, electrocardiograma, ecografía, etc.), que ayudarán a decidir la técnica a emplear.

Por Dr. Konstantinos Tserotas – Ginecología. Cirugía ginecológica

Modificado por última vez elMiércoles, 27 Marzo 2019 19:54

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!