Las abejas: nueva arma en la lucha contra el cáncer


Un estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Chicago demuestra nuevas propiedades terapéuticas del propóleo, la especie de “masilla” que utilizan las abejas para reparar los agujeros en sus colmenas. Aparentemente esta sustancia pudiera ser una nueva arma en la lucha contra el cáncer. 

En la colmena, las abejas lo utilizan como desinfectante contra bacterias y virus, ayudando a sellar las grietas y para “embalsamar” a los invasores que son demasiado grandes como para poderlos cargar. 

El propóleo tiene una amplia gama de propiedades terapéuticas bien conocidas, entre las que están su poderosa acción antioxidante y antimicrobiana, así como propiedades curativas, analgésicas y anti-inflamatorias. Es por ello, que el propóleo ha sido utilizado como un remedio natural desde los tiempos antiguos, para tratar enfermedades que van desde el dolor de garganta hasta quemaduras y alergias. No obstante, a pesar de su gran cantidad de componentes activos, las investigaciones que sobre este compuesto se han realizado son pocas, por lo que su uso en la medicina moderna es limitado. 

De acuerdo con una publicación de la Creadess (Cooperación en Red Euro Americana para el Desarrollo Sostenible), la investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Chicago, tuvo como objetivo estudiar el potencial anticancerígeno del propóleo, mediante la investigación de uno de sus componentes bioactivos, el fenetil éster del ácido cafeico (CAPE) y su impacto en las células de cáncer de próstata en seres humanos.

Los resultados arrojaron que en las células cultivadas en el laboratorio, dosis bajas de CAPE retardaron el crecimiento de las células tumorales y que dosis bajas orales administradas a ratones con tumores de próstata, disminuyeron en 50% el crecimiento tumoral. 

El estudio también demostró que alimentar a los ratones con CAPE todos los días provocó que los tumores dejaran de crecer, volviendo a aparecer tras el retiro de CAPE de la alimentación, lo cual sugiere que la función del propóleo es impactar en las redes de señalización que controlan el crecimiento de las células cancerosas, en lugar de matar las células directamente. A pesar del último resultado, la publicación de Creadess indica que existen al menos otros cuatro estudios sobre las propiedades de apoptosis del propóleo, que demuestra que este es técnicamente capaz de matar directamente a las células de cáncer, entre estas las de próstata, melanoma y muchas más.

La publicación destaca también que no es no es la primera vez que un estudio demuestra que el propóleo pudiera convertirse en una sustancia prometedora para el tratamiento del cáncer. En 2009, un estudio descubrió que el propóleo suprime el crecimiento de los tumores relacionados con la neurofibromatosis (tumores en los tejidos nerviosos), por medio del bloqueo de la señalización PAK1. En ese momento, los investigadores señalaron que debido a que más del 70% de los tipo de cáncer humanos, como el de mama y próstata, necesitan de la quinasa PAK1 para crecer, era posible que el extracto de propóleo verde (GPE) fuera potencialmente útil en el tratamientos de estos, así como lo es el extracto de propóleo basado en CAPE (Bio 30). 

En el Clinical Reviews in Allergy and Immunology, los investigadores publicaron algunos de los efectos potenciales del propóleo, el cual definieron como "una sustancia cerosa producida por las abejas, ha sido adoptado como una forma de medicina popular desde los tiempos antiguos. Tiene un amplio espectro de aplicaciones, incluyendo el potencial antinfeccioso y los efectos anticancerígenos. Muchos de los efectos terapéuticos pueden atribuirse a sus funciones inmunomoduladoras. La composición del propóleo puede variar de acuerdo con la ubicación geográfica de donde las abejas obtiene los ingredientes. Se han identificado dos principales sustancias químicas inmunopotentes y son el fenetil éster del ácido cafeico (CAPE) y el artepillin C. Se ha demostrado que el CAPE y el artepillin C contenidos en el propóleo ejercen una función inmunosupresora en los subconjuntos de linfocitos T, pero paradójicamente activan la función de los macrófagos. Por otra parte, también tiene propiedades antitumorales ejerciendo diferentes mecanismos como la supresión de la proliferación de las células de cáncer por medio de sus efectos antinflamatorios, por la disminución de las poblaciones de las células madre de cáncer, por el bloqueo de vías especificas de señalización, por sus efectos anticancerígenos y por medio de la modulación del microambiente tumoral. La buena biodisponibilidad por la vía oral y su perfila de seguridad hacen al propóleo un agente adyuvante ideal para futuros regímenes inmunomoduladores y anticancerígenos”. 

 

Modificado por última vez elLunes, 07 Abril 2014 13:17
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!