Lesiones del manguito rotador en el deporte


Las lesiones de manguito rotador son lesiones comunes en atletas que practican deportes como la natación, el fútbol americano, el tenis, el voleibol, el fisiculturismo y el levantamiento de pesas.

Tiene su causa en la repetición de movimiento supracraneales; es decir, movimientos que implican situar la mano por arriba de la cabeza, lo que representa un uso excesivo de las rotaciones del hombro.

La incidencia de esta lesión es alta y en la mayoría de los casos requiere de un tratamiento consevador, salvo aquellos que debido a su gravedad demandan de la intervención quirúrgica.

Los tiempos de recuperación varían según el paciente y la severidad de la lesión. Por lo general, requiere de un tiempo reposo de entre 3 y 6 semanas, que incluye la suspensión de la actividad física casi por completo. Un diagnóstico y tratamiento correcto y a tiempo, podría acortar el tiempo de recuperación y permitir la reincorporación del atleta a su actividad con más brevedad.

La lesión
La articulación del hombro es una de las más complejas del cuerpo, debido a que demanda mucha movilidad a expensas de su estabilidad. El manguito rotador es el nombre que se le da a 4 músculos que empuñan la cabeza humeral y que funcionan como un estabilizador transversal dinámico del hombro. Estos músculos son:
• Supraespinoso
• Redondo menor
• Infraespinoso
• Subescapular

El aporte vascular de los tendones es limitado especialmente el del supraespinoso, siendo esta una de las principales razones por las que su ruptura es frecuente.

Estos desgarres se pueden clasificar en agudos y crónicos. Los agudos ourren por traumatismo o luxación de la articulación glenohumeral. Su incidencia es mayor en personas jóvenes y activas. El tratamiento -por lo general- es quirúrgico y la rehabilitación es fundamental para favorecer la correcta cicatrización de los tejidos a la par de obtener la movilidad completa e indolora del hombro, así como un correcto reforzamiento muscular de los músculos reparados.

Por su parte, los desgarres crónicos son asintomáticos y su incidencia se da principalmente en personas de edad avanzada, debido a la disminución del aporte vascular al manguito principalmente el supraespinoso, la presencia de un acromion patológico, la reducción del uso y el deterioro gradual del tendón.

Sintomatología y tratamiento
El paciente presenta dolor en la región anterior del hombro, principalmente de prevalencia nocturna; debilidad para realizar actividades por arriba de la cabeza, limitación del movimiento, dolor y limitación de movimiento del cuello por contractura compensatoria del trapecio.

El tratamiento puede ser quirúrgico y conservador. El primero consiste en la reparación del manguito rotador por medio de diferentes técnicas, mientras que el segundo contempla reposo y el consumo de antiinflamatorios esteroideos y no esteroideos, el uso de factores de crecimiento como el plasma rico en plaquetas y diferentes modalidades fisiátricas para disminuir el dolor, la inflamación y recuperar la fuerza y elasticidad de los músculos del hombro para tener así una movilidad completa y asíntomática, que permita al paciente realizar todas sus actividades, tanto de la vida diaria como deportivas.

Prevención
Son varias las razones por las que un deportista se puede lesionar el hombro. Independientemente del deporte y las diferentes tensiones a las que se somete el hombro en cada actividad, existen pautas generales para evitar una lesión; sin embargo, es necesario que el entrenador o fisioterapeuta deportivo adecúe a las necesidades de cada deporte un programa individualizado, progresivo y estructurado de fortalecimiento y flexibilidad de los músculos del hombro.

Algunas recomendaciones para evitar lesiones de hombro son:
- Mantener un buen estado físico general (Adecuada nutrición e hidratación).
- Realizar un programa adecuado de calentamiento y ejercicios de flexoelasticidad previo a la actividad física.
- Contar con una metodología de entrenamiento adecuada, para evitar problemas como el sobreentrenamiento.
- Evitar realizar la actividad física fatigado o con las fibras musculares tensas.
- Mantener el sistema musculoesquelético en óptimas condiciones, para así evitar defectos biomecánicos en la actividad.

En caso de presentar síntomas, por mínimos que sean, lo indicado es acudir con un profesional ortopedista y especialista en medicina deportiva, para detectar a tiempo cualquier condición que pudiera fomentar una ruptura o desgarro, como es el caso de un acomion patológico.

Por Dr. Juan Carlos Romero – Ortopedia, Traumatología y Medicina Deportiva

 

Modificado por última vez elMiércoles, 22 Mayo 2019 15:57

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!