Manchas cutáneas: ¿banales o peligrosas?

Compartir en mis redes:

La piel es un ecosistema, tangible, viviente y cambiante, que está influenciado tanto por factores internos como externos de nuestro organismo. Cuando aparecen manchas en diferentes áreas corporales, debemos interesarnos en el tiempo de aparición, el borde, la forma, la localización y la evolución que ha presentado.

Por banales que nos parezcan, una mancha o mácula asintomática en la superficie cutánea, en la que se observe la presencia de diferentes tonos, bordes irregulares y asimetría, debe constituir una causa de atención prioritaria a su dermatólogo de confianza: puede tratarse de un melanoma cutáneo.

Las manchas en la piel son áreas donde ha ocurrido un cambio de coloración, ya sea por depósito de melanina o por acúmulo de células llamadas melanocitos, que pueden ser regulares o atípicos.

Estas son las manchas más comunes en la piel y sus opciones de tratamiento:

Las pecas: Son pequeñas acumulaciones de pigmento de color marrón, que aparecen en las zonas más expuestas al sol, como la cara, el cuello y los brazos. La predisposición a tener pecas es genética. Son comunes en personas de piel blanca y cabello claro, especialmente pelirrojos. Este tipo de manchas no representa ningún peligro para la salud, pero si pueden ser estéticamente molestas. Pueden reducirse con una crema blanqueadora, un peeling químico o con láser.

Los lunares: Son acumulaciones de melanocitos con bajo nivel de malignización. El control de los lunares es especialmente importante, aunque normalmente sólo se tratan si existe alguna sospecha de alteración histológica (cambios de coloración, bordes irregulares, crecimiento, etcétera). Los lunares pueden localizarse en la dermis, la unión dermoepidérmica o en ambas zonas. Los lunares no necesitan nmtratamiento, a no ser que sean sugestivos de lunares atípicos o melanoma.

Los lentigos: Son manchas de color marrón, un poco más grandes y oscuras que las pecas. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y no tienen por qué estar relacionadas con la exposición solar. Su tamaño varía desde los pocos milímetros hasta los 2 centímetros. Aparecen en zonas sobreexpuestas al sol como la cara, el escote, las manos o los antebrazos. Este tipo de manchas de la piel, tanto los lentigos simples como los solares, se pueden eliminar con láser.

El melasma: Se trata de manchas que aparecen en la cara, especialmente en la frente y mejillas. Es de color marrón claro y se suele agravar durante el embarzo o com la toma de anticonceptivos. Se pueden reducir este tipo de manchas con aplicaciones en consultorio de cremas despigmentantes y uso de fotoprotector.

Las manchas en la piel no son un problema de salud en todos sus casos; sin embargo, si requieren de evaluación periódica porque pueden confundirse o progresar a otras afecciones o patologías, como por ejemplo el melanoma.

El melanoma es ya uno de los tipos de cáncer más frecuentes en Panamá y su detección temprana es clave para superar la enfermedad. Acuda ante un dermatólogo, una vez al año, para una evaluación completa de su piel.

Por Dra. Karen Zapata - Dermatología

Modificado por última vez elMartes, 28 Mayo 2019 08:59
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!