Manejo de la Diabetes Mellitus Tipo 1 en niños


La diabetes es una enfermedad que puede estar presente desde el nacimiento. La Diabetes Mellitus Tipo 1 es una es una enfermedad crónica, que se caracteriza por la presencia de niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre, condición llamada hiperglucemia.

Su causa es genética con un componente inmunológico; es decir, que en teoría no se podría evitar que se presentara esta condición en el paciente. Por ello, aunque puede presentarse en cualquier momento de la vida, es más frecuente en niños, diagnosticándose a partir de los 6 meses de nacido o durante la adolescencia.

Estos pacientes tienen una falla en el páncreas, un órgano endocrino que produce la insulina, una hormona que se encarga de regular los niveles de azúcar en sangre. Cuando una persona tiene Diabetes Mellitus Tipo 1, tiene una pérdida progresiva de la producción y secreción de insulina, lo que conllevar a una alteración del metabolismo de los carbohidratos, haciéndose necesario la aplicación y el uso de la insulina para poder sobrevivir. Son los pacientes que llamamos insulinodependientes.

Signos y síntomas
En la mayoría de los casos, los niños presentan los síntomas clásicos en la diabetes tipo 1, que son:

- Aumento de la frecuencia urinaria.
- Aumento de la ingesta de agua (polidipsia).
- Aumento del apetito (polifagia).
- Debilidad, cansancio, somnolencia
- Pérdida de peso

Cuando la enfermedad está avanzada, presentan síntomas adicionales como: náuseas, vómitos, dolor abdominal, desorientación e inconsciencia, y deshidratación severa, datos de dificultad respiratoria como respiración rápida y profunda. Este cuadro, por lo general, está asociado a un proceso infeccioso que puede causar confusión, como diarrea o resfriado.

Abordaje
El diagnóstico de la Diabetes Tipo 1 en niños se sospecha y confirma mediante algunos análisis de sangre, si estos presentan los siguientes resultados:

- Niveles de azúcar en ayuno superiores a 126mg/dl.
- Porcentaje de hemoglobina glicosilada, superior a 6.5%
- Niveles de glucosa por arriba de de 200mg/dl, luego de una carga de tolerancia oral a la glucosa con 75 gramos.
- Niveles de glucosa en sangre superiores a 200 mg/dl, en una muestra tomada en cualquier hora del día.
- Presencia de síntomas clásicos, ya nombrados.

El diagnóstico es esencial para definir el tratamiento, el cual se basa en una combinación entre insulina basal e insulina de acción rápida, que se aplica por vía subcutánea, con esquemas que varían según las necesidades de cada niño y que pueden llegar a ser hasta 4 aplicaciones de insulina por día. Los niños deben realizarse controles de sus niveles de azúcar 7 veces al día para lograr un mejor control y evitar complicaciones.

Recomendaciones nutricionales básicas
Cada paciente es diferente, por lo que su tratamiento y plan nutricional puede variar; sin embargo, existen unas recomendaciones básicas para el control de la diabetes. Estas serían:

- Aplicación adecuada de la insulina
- Control y monitoreo estricto de las glicemias
- Realizar actividad física, aproximadamente 1 hora diaria
- Alimentación saludable, la cual puede ser: variada, que contenga todos los grupos de alimentos; equilibrada, que debe ser proporcional en cuanto a la edad, sexo y distribución de calorías y nutrientes; e inocua, porque debe estar libre de contaminantes.

La educación continua y apoyo familiar es fundamental; así como el manejo multidisciplinario con el médico especialista, nutrición y psicología.

Es necesario mantener un control estricto de la cantidad de alimentos que contienen carbohidratos o azúcares, que son los que modifican los niveles de la glicemia en sangre. Es importante que el paciente pediátrico diabético reciba atención nutricional profesional.

Factores que afectan el índice glicémico
- Procesamiento: mientras más procesado este el alimento, mayor va a ser el índice glicemico.
- Tiempo de cocción: Mientras más cocines un alimento, mayor será el índice glicemico.
- Madurez: dejar madurar mucho las frutas (guineo, mango) incrementa el índice glicemico.
- Cantidad: Mientras más grande sea la porción de carbohidratos, mayor será el índice glicemico.

Es importante destacar que la diabetes no tiene cura, sólo se controla. Actualmente, se están realizando estudios y experimentos acerca de cómo se puede regenerar la función del páncreas, en cuanto a la producción de la insulina; pero aún no hay nada concreto.

Por Dr. Juan José Serrano – Endocrinología Pediátrica

 

Modificado por última vez elJueves, 04 Julio 2019 22:20
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!