Manejo de la incontinencia urinaria

  • Publicado en Adultos
  • Leído 158 veces

La incontinencia urinaria describe la pérdida involuntaria de orina, ya sea provocada o asociada a acciones de esfuerzo (tos, estornudo, reír, levantar peso) o a las ganas no diferibles de orinar.

Esta condición puede afectar a todas las mujeres, pero con mayor probabilidad a las que tienen alguno de estos factores de riesgo: más de tres partos o cesáreas, obesidad, partos vaginales traumáticos o de bebés que pesaron 8 libras o más, estreñimiento crónico, tos crónica, fumadoras de larga data, terapia oncológica (radiación), cirugías ginecológicas previas, entre otras.

Desde el punto de vista médico, a estas pacientes es frecuente atenderlas por infecciones urinarias recurrentes y dermatitis por contacto secundaria al uso de toallas.

No obstante, la queja principal de estas pacientes es porque la incontinencia urinaria afecta significativamente la calidad de vida, incluyendo los aspectos emotivos y sociales que le rodean. Debido a la condición, puede disminuir su participacion en actividades sociales, afectar su vida en pareja y familiar, y dependiendo de la profesión que desempeñen, también su productividad.

El manejo
En los casos que se categoriza como incontinencia de esfuerzo leve y con adecuada integridad de tejidos e inervación, la terapia conductual o reeducacion de la vejiga sumada a los ejercicios de Piso Pélvico tienen un buen pronóstico de mejoría y hasta de cura.

Los casos que se clasifican como de esfuerzo entre moderada y severa, tienen como opción de manejo la cirugía anti-incontinencia, una intervención mínimamente invasiva, mediante la cual se crea un nuevo ligamento utilizando material protésico, que es colocado a nivel vaginal en el perímetro de la uretra.

Por otro lado, las pacientes que padecen de incontinencia de urgencia, ameritan terapias de reeducacion vesical estricta. Muchas veces se administran medicamentos orales concomitantes. Otras opciones podrían ser el uso de botox, abultantes periuretrales o dispositivos que modulan la conducción nerviosa.

La paciente con incontinencia urinaria no está sola
Hace décadas, la pérdida involuntaria de orina se consideraba algo "normal" y propio del envejecimiento femenino, pero ya sabemos que no debe ser así. La solución existe y aunque cada caso es diferente y puede que no todos logren ser solventados al 100%, en su mayoría mejoran de manera dramática y la paciente recupera su calidad de vida y el control sobre sus actividades diarias.
Acudir ante un médico especialista y hablar sin pena del tema, siempre será el mejor primer paso.

Por Dra. Roxana Salcedo – Uroginecología

Modificado por última vez elLunes, 06 Enero 2020 10:01

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account