Manejo de los cálculos renales


La litiasis renal es una enfermedad causada por la presencia de piedras o cálculos en las vías urinarias (riñones, uréteres, vejiga y uretra).

Sus factores de riesgo y causas son múltiples: ambientales, dietéticos, genéticos y alteraciones metabólicas de la persona como hiperparatiroidismo, hipotiroidismo, diabetes; disminución del volumen urinario por la falta de consumo de agua y aumento de solutos en la orina y alteración del pH de la orina (en el que si el pH es alcalino favorece la formación de piedras de fosfato, mientras que si es ácido facilita los cálculos de ácido úrico).

La presencia de muchas piedras urinarias no necesariamente producen síntomas y generalmente se descubren por casualidad. Otro síntoma es el cólico renal, que se produce cuando una piedra causa taponamiento de la salida de la orina desde el riñón hacia la vejiga. Esta situación causa dolor intenso e intermitente en el área lumbar alta y se extiende hacia la parte anterior del abdomen y los genitales. La persona no consigue estar en ninguna posición que le de alivio.

El cólico renal puede ir acompañado de nauseas, vómitos y sudoración. Puede presentar también orina con sangre (o hematuria), además de cuadros de infección de orina. Muy rara vez está asociado a fiebre.

Diagnóstico y tratamiento
Debido a que las piedras no dan síntomas, su presencia se diagnostica de manera accidental, al realizar otros estudios.

Ahora, cuando el paciente presenta cólico renal, el diagnóstico se realiza mediante la evaluación clínica; es decir, la confirmación de los síntomas y signos que presenta el paciente al llegar al cuarto de urgencia.

Para confirmar esto, se realiza urinalisis y estudios radiológicos como radiografía de abdomen, pielograma intravenoso (PIV), ultrasonido renal, y/o el estudio de elección, que suele ser una tomografia, UROCAT.

La mayoría de las piedras son expulsadas espontáneamente; sin embargo, esto dependerá del tamaño, posición y ubicación de las piedras.

Las piedras pequeñas ubicadas en el riñón pueden tratarse con procedimiento no invasivos como la litotripsia extracorpórea. Las piedras grandes, con tamaño mayor a dos centímetros, se deben manejar mediante ureteroscopia flexible con láser o por Nefrolitotomia percutánea.

Las piedras ubicadas en el uréter, se le puede dar manejo médico expulsivo. Si este no es funcional, se puede considerar realizar ureteroscopia para extraer la piedra.

Profilaxis
Es muy difícil prevenir las litiasis en su totalidad, pero una de las formas es corrigiendo los excesos de calcio, fósforo, oxalato y purinas, además de seguir varias medidas dietéticas, que pueden permitir controlar mejor esta enfermedad, entre las que están incrementar la ingesta de agua y seguir una dieta baja en caloría, con bajos niveles de sal, azúcar y licor, así como limitar las proteínas animales, el consumo de cacao y frutas secas.

Por otro lado, si usted no sigue estas rutinas, debe acudir ante un médico urólogo, que le dará la información necesaria para prevenir las litiasis o cálculos y que podrá descartar la presencia de las mismas. Recuerde que las piedras no producen síntomas.

Si presenta cólico renal, debe acudir a cuarto de urgencias para manejo del dolor y estudios pertinentes.

Por Dr. Ricardo Donderis / Urólogo

Modificado por última vez elMartes, 13 Septiembre 2016 17:20
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!