Mastopatia fibroquística: condición benigna de atención
09 Ago 2018

Mastopatia fibroquística: condición benigna de atención


La mastopatía fibroquística (MFQ) es una condición benigna (no cancerosa) que se presenta en el área mamaria, que se caracteriza por el aumento de tejido mamario y la aparición de bultos dolorosos en las zonas superiores y externas de las mamas, hacia las axilas. Esta condición también es conocida como mastitis quística crónica, hiperplasia quística, displasia mamaria y enfermedad de Schimmelbusch, entre otros.

 

La enfermedad fibroquística del seno, es la más común de las enfermedades benignas de este órgano. Su frecuencia es muy variable, sobre todo con relación a la edad. La incidencia oscila alrededor del 10% en mujeres menores de 20 años; durante los años menstruales es del 25 ± 5% según la población y raza estudiada (mayor predominio en las razas nórdicas, anglosajonas y mediterráneas); en mujeres perimenopáusicas, la incidencia es del 30 al 45%, la cual depende de los mismos factores antes mencionados.

Los dos síntomas más frecuentes son dolor e hipersensibilidad mamarios, los cuales suelen ser bilaterales, acentuándose en los cuadrantes superoextemos. Del 15 al 20% de las pacientes con MFQ señala que tiene dolor entre 7 y 14 días antes de la menstruación y desaparece después de la misma.

Los tejidos de las mamas cambian en respuesta a las hormonas naturales que producen los ovarios. En las mujeres que padecen mastopatía fibroquística, estos cambios son más pronunciados, lo que puede producir la aparición de bultos inflamados y sensibles o dolorosos. Los síntomas se hacen más frecuentes durante el período menstrual o justo antes de este.

La mastopatia fibroquistica no tiene síntomas específicos. Las manifestaciones clínicas son diversas e incluyen dolor mamario, induración, nódulo y secreción a través del pezón. Es posible que una mama se vea más afectada por la inflamación y los bultos que la otra.

Entre los síntomas están la posibilidad de sentir o percibir bultos en las mamas debido a la aparición de quistes (bolsas llenas de líquido) o inflamación en los lóbulos mamarios, las glándulas encargadas de producir la leche; y percepción de engrosamiento desigual de los tejidos mamarios, causa por el crecimiento excesivo de los tejidos fibrosos en las mamas. Diagnóstico y tratamiento
En el diagnóstico de la mastopatía fibroquística, la autoexploración es de suma importancia, que se ve complementado con estudios de imagenología. Para pacientes menores de 35 años de edad, se utilizará la ecografía y en mayores de 40 años, la mamografía y ecografía.

Para el diagnóstico, también es posible utilizar un procedimiento llamado Aspiración con aguja fina, que consiste en una punción con una aguja fina para verificar si se puede extraer líquido del nódulo. Este útil procedimiento puede realizarse en el consultorio. Una punción con aguja fina puede colapsar el quiste y resolver el malestar.

También se puede realizar una biopsia mamaria. Si los resultados de la ecografía y la mamografía de diagnóstico son normales, pero tu médico aún tiene dudas sobre la existencia de un nódulo mamario, es posible que te deriven a un cirujano de mamas para determinar si tienes que realizarte una biopsia quirúrgica mamaria. Una biopsia mamaria es un procedimiento para extraer una pequeña muestra del tejido mamario a fin de realizar un análisis microscópico. Si se detecta un área sospechosa durante un examen por imágenes, puede que el radiólogo te recomiende una biopsia mamaria guiada por ecografía o una biopsia estereotáctica, que utiliza la mamografía para detectar la ubicación exacta para la biopsia.

Por lo general, esta condición no requiere de tratamiento específico. En el caso de los quistes, fibroadenomas atípicos y lesiones papilares intraductales, el tratamiento es quirúrgico; mientras que en mujeres pacientes sintomáticas, que manifiesten dolor de las mamas, el tratamiento es médico, que puede incluir tópicos con géstatenos. Si persiste el dolor, se hará el tratamiento hormonal especifico en función de la edad, tipo de ciclo menstrual y contexto clínico con hormonoterapia (anticonceptivos orales, géstatenos, tamoxifeno y u otro tipo de hormonas).

Las opciones de tratamiento, con participación de un cirujano, incluye:
Aspiración con aguja fina: El médico utiliza una aguja fina como un cabello para drenar el líquido del quiste. La extracción del líquido confirma que el nódulo es un quiste mamario y, en efecto, lo colapsa, aliviando el malestar asociado.
Escisión quirúrgica: En raras ocasiones, puede ser necesario realizar una cirugía para extraer un nódulo persistente similar a un quiste que no desaparece después de una aspiración repetida y de un control cuidadoso, o bien que tiene características que a tu médico le preocuparon durante un examen clínico.

Por Dra. Jossary Prieto - Cirugía General y Laparoscopia

Leído 276 veces Modificado por última vez el Jueves, 09 Agosto 2018 12:27
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!