Mitos de la radioterapia
17 Jul 2018

Mitos de la radioterapia


La radioterapia forma parte importante del control local de cerca del 60% de los pacientes con cáncer. Sus primeros tratamientos datan de inicios del siglo XX en Europa, siendo una terapia llena de mitos y errores en su entendimiento, como se lo expresara Marie Curie a su esposo Pierre a inicios de los años ‘1900: “A la radiación no hay que temerle, sólo entenderla”; sin embargo, la desastrosa consecuencia de la bomba nuclear en la Segunda Guerra Mundial hizo de la radiación un elemento nocivo.

He notado que los orígenes de los mitos acerca del tratamiento de radioterapia para el cáncer en nuestra comunidad se relacionan con equipos de radiación de años 70´s-80´s, ya no existentes hoy en el país, como lo fue el Cobalto 60, en el antiguo edificio del Instituto Oncológico Nacional, cuando se ubicaba en la Avenida Justo Arosemena; así como también a las malas experiencias concernientes a efectos secundarios que dejaron huellas en algún paciente aislado y que hoy es posible prevenirlo o mermarlo con nueva tecnología.

Anoto algunos de estos mitos:
1. La radioterapia quema: En sí, las radiaciones no queman como lo hace el fuego o un microondas. Los rayos X que libera la máquina de radiación tienen su primero contacto con la piel, y en el caso de cáncer de mama, la piel se torna primero enrojecida lentamente después de los primeros 10-12 días de iniciada la radiación. El aspecto es como si se hubiera quemado del sol, pero la gran mayoría de las pacientes no perciben dolor, más bien quizás picazón o ardor y ampollas de corta duración. Y este color rojo-oscuro pasará un mes de terminado el tratamiento.

2. Cuando se está en radioterapia no me puedo bañar: Es muy común este mito y tiene su origen en que antes del año 2000 no existía en Panamá una forma de toma de imágenes para confirmar la zona de radiación o forma de alinear al paciente con láser, por lo que se le colocaba unas “marcas” sobre la piel hechas de esparadrapo, que al bañarse se caían perdiendose la marca de la zona donde irradiar. Por lo tanto, sí se puede bañar y debe hacerlo con buen jabón humectante.

3. Me debo alejar de otras personas: En el caso de radioterapia externa, la persona irradiada no queda radioactiva; es decir, no emite radiaciones, por lo que no hay que aislarla, y puede estar cerca de niños y mujeres embarazadas. Tampoco suenan las alarmas de aeropuertos ni contadores de radiaciones. El tipo de tratamiento que sí emite radiaciones es el Iodo radiactivo, que lo aplica el médico nuclear en casos de cáncer de tiroides, que nada tiene que ver con radioterapia.

4. Voy a quedar definitivamente estéril: Esto es muy importante para aquellos pacientes jóvenes en edad reproductiva o que no tengan paridad satisfecha. La zona de radiación directa en la pelvis femenina o región escrotal en varones si puede causar una esterilidad permanente, esto debido a que las gónadas son extremadamente sensibles a la radiación. Se sugiere consultar con médicos especialistas en esterilidad para contar con acceso bancos o a procedimientos de congelación de óvulos y espermatozoides, si es necesario. La radioterapia en otras zonas del cuerpo no debería causar esterilidad.

5. Debo aislarme de fuentes de calor: Excepto el evitar el sol directo en una zona de radiación como cabeza, cuello y tórax, el paciente en radioterapia puede acercarse bien a estufas, microondas, celulares y computadores. Esto no conlleva ningún riesgo ni empeora el enrojecimiento por radiación. Y terminado el tratamiento, el paciente puede seguir realizándose estudios radiológicos de seguimiento.

Es importante la educación del paciente en temas de radiación, ya que esto reduce la ansiedad y colaboramos en eliminar estos mitos, lo que redunda en un mejor tratamiento y calidad de vida para el paciente.

Por Dr. Rafael Araúz – Radiooncología

Leído 286 veces Modificado por última vez el Lunes, 16 Julio 2018 19:15
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!