Nuevo dispositivo avisa infartos


Los pacientes pueden acudir a la emergencia aún antes de tener síntomas de ataque al corazón.

Un nuevo monitor cardiaco implantable del tamaño de un marcapasos es capaz de avisar al paciente que le ha comenzado a dar un ataque al corazón. El dispositivo vibra y un bíper que lleva el paciente pita. Esto puede suceder antes de que la persona tenga síntomas de infarto cardiaco. Este aviso temprano puede proveer más tiempo para buscar atención médica de emergencia, ya que aun cuando los pacientes tengan síntomas es posible que no los reconozcan como ataque al corazón, y que pueden innecesariamente tardarse horas antes de buscar ayuda.

“Durante un ataque al corazón el tiempo es músculo. Eso quiere decir que cada minuto cuenta para conservar el músculo y la función cardiaca, lo cual marca la diferencia entre la vida y la muerte. Por esa razón, este dispositivo que estamos probando es capaz de reconocer inmediatamente el inicio de un infarto agudo y alertar al paciente, convirtiéndose en un gran avance para salvar vidas”, dice el Dr. Manuel R. Mayor, cardiólogo intervencionista, jefe del laboratorio de cateterismo cardiaco del Hospital Mercy en Miami.

El aviso temprano podría tener un gran impacto en las estadísticas de sobrevivencia por ataque al corazón. Actualmente, la gran mayoría de las víctimas de infarto acuden muy tarde al hospital. “A pesar de los esfuerzos en la última década para educar al público, el tiempo promedio de arribo al hospital cuando ha comenzado un IM [infarto del miocardio] es de 2,5 a 3,0 horas”, indica un estudio titulado Initial Clinical Results Using Intracardiac Electrogram Monitoring to Detect and Alert Patients During Coronary Plaque Rupture and Ischemia, publicado en la revista médica Journal of the American College of Cardiology, en el 2010.

Guardian 1El nuevo dispositivo para avisar infartos a tiempo ya se ha implantado en más de 500 personas en los Estados Unidos, como parte de un protocolo de investigación llamado The ALERTS Study. En estas pruebas clínicas todavía  podrán participar cientos de personas más, incluyendo pacientes internacionales que visitan Miami con frecuencia o pasan aquí largas temporadas. El paciente debe quedarse en Miami al menos los primeros seis meses luego del implante. Cada caso es analizado para determinar si la persona califica o no, dice el Dr. Mayor, quien es el investigador principal de este estudio en el Hospital Mercy.

Los candidatos para que se les implante este nuevo monitor son aquellos pacientes que estén en alto riesgo de sufrir un ataque al corazón, ya sea porque han tenido un infarto o pre-infarto cardiaco, o aquellos que hayan tenido cirugía de corazón abierto durante los últimos seis meses, indica Angel Med Systems, la compañía responsable de esta nueva tecnología. Los pacientes deben también vivir al menos a una hora de una sala de emergencia que trate ataques al corazón, y dentro de la región servida por el sitio donde se realiza el estudio. Los materiales del estudio permiten que participen en el mismo pacientes que hablan inglés, español o portugués brasileño. “La compañía ha desarrollado el sistema AngelMed, el cual está diseñado para detectar y advertir a los pacientes sobre episodios agudos de isquemia cardiaca relacionada con la progresión de enfermedad de las arterias coronarias y oclusión trombótica coronaria, causadas por placa vulnerable a rupturas. Actualmente estamos registrando pacientes para nuestra fase II del Estudio  ALERTS. Este avanzado dispositivo líder se ha desarrollado para reducir el tiempo de tratamiento, minimizar el daño al músculo del corazón, y mejorar los resultados del paciente”, agregan los fabricantes.

Los marcapasos reconocen irregularidades del ritmo cardiaco y envían un impulso eléctrico al corazón para corregirlas. En cambio el dispositivo Guardián ofrece un monitoreo continuo de electrocardiograma (24/7), y está diseñado para detectar señales eléctricas asociadas con ciertas características, tales como la falta de oxígeno debido al bloqueo en las arterias del corazón, que usualmente se presentan antes de un infarto, explica el Dr. Mayor, quien ha sido profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami. “En otras palabras, los marcapasos que existían hasta ahora eran para tratar arritmias y taquicardias; este nuevo dispositivo no provee el control del ritmo, sino que es un monitor para detectar isquemias”, aclara el especialista.Guardian 2

Si los resultados finales del estudio ALERTS son los que se esperan, este nuevo dispositivo sería aprobado por la Federación de Alimentos y Medicinas y pasaría a ser un arma valiosa en el arsenal de recursos para luchar contra las enfermedades del corazón, que son tan comunes y letales. Según las estadísticas, aproximadamente  785.000 estadounidenses tendrán un primer ataque al corazón este año. Otros 470.000 tendrán un ataque recurrente. 195.000 personas adicionales sufrirán un ataque silencioso de corazón. Casi un 38% de las personas que experimentan un ataque al corazón en un año determinado, mueren por esta causa. La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en los países desarrollados, y compromete cerca de 1/3 de todas las muertes en todo el mundo.

Los resultados de un estudio publicado en el Journal of Electrocardiology indican: “El dispositivo Guardián ya ha demostrado ser útil en inducir a los pacientes a buscar atención rápidamente, para detener o mermar el daño relacionado con la ocurrencia de un IM”. Estos resultados se han mostrado en un número pequeño de pacientes, ahora las pruebas del Estudio ALERTS evaluarán el sistema Guardián usando un grupo mucho más grande de pacientes.

En un futuro, es muy posible que los marcapasos incorporen la tecnología Guardián y tengan la capacidad de avisar la ocurrencia de los infartos. Será cuestión de agregarles esta funcionalidad por medio de un programa (software) adicional, pronostica el Dr. Mayor.

También hay esperanza de que los pacientes con el Guardián tengan beneficios significativos y tranquilidad al saber que el dispositivo los está monitoreando las 24 horas. Los resultados de un estudio publicado en PLoS One (Edmondson et al, 2012) reportó que los pacientes que han experimentado un ataque al corazón u otros eventos cardiacos graves pueden sufrir disturbio de estrés postraumático y preocupación severa ante el riesgo de tener otro ataque al corazón. Además del estudio ALERTS, una investigación adicional se está realizando para descubrir si el Guardián puede ampliar la calidad de vida de los pacientes a través del monitoreo continuo. Los resultados temprano de este piloto indican que los pacientes se sienten más seguros, se preocupan menos durante su vida normal y durante los síntomas, y reducen la cantidad de veces que van a la sala de emergencia innecesariamente.

Mientras este avance se aprueba y se convierte en una medida preventiva rutinaria, los pacientes de alto riesgo tienen que seguir valiéndose de los síntomas para saber que están sufriendo un ataque al corazón. Según la Asociación Americana del Corazón, estos pueden incluir: Dolor o molestia en el pecho, uno o ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago; dificultad respiratoria, con o sin molestia en el pecho; otros signos pueden incluir sudor frío, náusea o mareo.

Alfredo Arango
Redactor médico

Modificado por última vez elViernes, 07 Diciembre 2012 08:03
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!