Obstrucción de las vías biliares y sus complicaciones


La aparición repentina de evacuaciones amarillentas pálidas, blandas, que persiste durante días, acompañado de tonalidad amarillenta en la piel, en especial en las manos y los ojos, así como orina de color oscuro, pueden ser indicios de obstrucción de las vías biliares.

La obstrucción de las vías biliares es un bloqueo en los conductos que transportan la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y el intestino delgado. La bilis, por su parte, es un fluido secretado por el hígado, que contiene colesterol, sales biliares y pigmentos como la bilirrubina.

Las sales biliares ayudan a que el organismo disuelva y asimile las grasas. La bilis producida en las células del hígado pasa a través de los conductos biliares y se almacena en la vesícula y durante las comidas, es secretada hacia el intestino delgado.

Cuando las vías biliares se obstruyen, el estancamiento de bilis, conduce al desarrollo de ictericia (color amarillo de la piel), debido al aumento de los niveles de bilirrubina en la sangre.

Causas
Entre las causas posibles de obstrucción de las vías biliares están:

- Quistes de las vías biliares comunes
- Cálculos biliares
- Inflamación de las vías biliares
- Estrechamiento de las vías biliares por cicatrización
- Lesión por cirugía de la vesícula
- Tumores de las vías biliares o del páncreas
- Tumores que se han diseminado al sistema biliar
- Gusanos en las vías biliares y en el hígado

Entre los factores de riesgo para el desarrollo de esta condición también están:

- Antecedentes de cálculos biliares, pancreatitis crónica o cáncer pancreático
- Lesión al área abdominal
- Cirugía biliar reciente
- Cáncer biliar reciente (como el cáncer de las vías biliares)

Los síntomas de una obstrucción de vías biliares pueden incluir: dolor l en el lado superior derecho del abdomen, orina oscura (como coca cola), fiebre, picazón, ictericia, náuseas y vómitos y heces pálidas. La presentación de uno o más síntomas a la vez, dependerá del avance de la condición.

Pruebas y exámenes
El médico, luego de interrogar al enfermo y realizar evaluación física decidirá que exámenes de laboratorio (por ejemplo: bilirrubina, fosfatasa alcalina, enzimas hepáticas) o de imagen son necesarios para determinar la existencia de obstrucción y su causa.

El aumento del nivel de bilirrubina, aumento del nivel de fosfatasa alcalina y aumento de las enzimas hepáticas podrían estar en relación a obstrucción de los conductos biliares.

Dependiendo de la historia y hallazgos físicos del paciente, pueden ser de utilidad para determinar cuál es la causa precisa de la obstrucción, uno o varios de los siguientes exámenes de imagen: ecografía abdominal, tomografía computarizada del abdomen, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), colangiografía transhepática percutánea (CTP), colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM) o un ultrasonido endoscópico.

Tratamiento y expectativas
El objetivo del tratamiento de esta condición es reducir o eliminar la obstrucción. En muchos casos la etapa inicial del tratamiento requiere la realización de CPRE para remover piedras o colocar prótesis (tubo) temporales.

Si la obstrucción se debe a cálculos biliares, es posible se contemple la extirpación de la vesícula biliar y en algunos casos, es necesario realizar cirugía para hacer una derivación de los conductos biliares y esquivar la obstrucción. La prescripción de antibióticos dependerá de que el medico determine que hay presencia de una infección.

Las complicaciones de una obstrucción de vías biliares pueden ser muy graves, conducir a una infección potencialmente mortal y a daño crónico del hígado, si no se trata.

La mayoría de las obstrucciones tienen opciones de tratamiento con cirugía y/o endoscopía; sin embargo, el pronóstico de los pacientes con obstrucciones causadas por cáncer o no, dependerá de las características de cada paciente y el grado de avance de su enfermedad.
Atender la obstrucción a tiempo, ofrece las mejores oportunidades de tratamiento exitoso y con ello, la disminución de los riesgos de sufrir complicaciones.

La obstrucción de las vías biliares en si, no se puede prevenir. Por ello, la importancia de estar consciente de los síntomas, los factores de riesgo y de acudir a tiempo aun especialista, para diagnóstico y tratamiento oportuno.

Por Dr. José Miguel Cabada - Cirugía de Vías Biliares, Hígado y Páncreas

Modificado por última vez elMiércoles, 26 Junio 2019 19:49

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!