fbpx
 

Ómicron: ¿Cómo actúa y cómo defendernos de esta nueva variante?

La nueva variante B.1.1.529, denominada ómicron, avanza rápidamente por todo el mundo y es que según reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya está presente en al menos 77 países del mundo, entre ellos Panamá, donde ya hay reportadas tres personas contagiadas hasta hoy. Pese a que los expertos aseguran que los contagiados han presentado síntomas leves, porque tenían colocadas sus dos dosis, existe una gran preocupación de que los brotes se propaguen a nivel comunitario.

El pasado 18 de diciembre el Ministerio de Salud (Minsa) reportó el primer caso con la variante ómicron en el país. Se trata de un extranjero residente en Panamá, de 50 años, quien llegó el 8 de diciembre vía aérea, con antecedente de viaje en Sudáfrica, según detalló en conferencia de prensa el ministro de salud, Luis Francisco Sucre.

El contagiado, que según Sucre trabaja en una mina y desde su llegada al país ha estado aislado y sin síntomas, había entrado a Panamá con esquema de vacunación completa contra covid-19 y con prueba de antígeno negativa.

Igualmente, esta semana se confirmaron dos nuevos casos con la variante ómicron. Se trata de un hombre de 35 años, residente en la ciudad, quien está vacunado con dos dosis, con antecedentes de viaje reciente a Colombia; y de un hombre de 27 años, residente de San Miguelito, quien también cuenta con dos dosis de la vacuna. Este último presentó cuadro de dolor de garganta y tos.

Los casos nuevos corresponden a dos de los seis casos sospechosos que estaban bajo vigilancia en el Instituto Conmemorativo Gorgas. El Minsa detalló que hay otros cuatro posibles casos de ómicron bajo estudio.

Pese a estos tres casos en el país, el ministro Sucre, dijo que no está confirmado que ómicron esté circulando a nivel comunitario, aunque no lo descartó.

“Las vacunas son la principal herramienta para impedir que la enfermedad se agrave, precise de hospitalización o peor aún la muerte. Lo que nos preocupa es la severidad del contagio por lo que hacemos un llamado a las personas que no están vacunadas que se vacunen porque eso los protege de la mayoría de las variantes incluyendo ómicron, ya que queremos evitar que nuevamente tengamos una nueva ola de contagios como la que pasamos a finales de 2020”, explicó para este medio Sandra López Vergés, jefa del departamento de investigación en virología del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES).

A su vez, la médico recomendó a no bajar la guardia y seguir con los protocolos de bioseguridad como el lavado de manos al tocar superficies, el uso de mascarillas sobre todo en los lugares cerrados y respetar la burbuja familiar. Si mantenemos estas medidas podremos contralar esta nueva variante en el país como se hizo con delta, ya que contamos con un buen porcentaje de población vacunada”, enfatizó.

Igualmente añadió que mientras no “tengamos a la mayoría de la población vacunada en el mundo seguirán apareciendo las variantes y tendremos más problemas para controlar esta pandemia porque el virus no tiene fronteras. Además, aclaró que Panamá es uno de los países con la mejor vigilancia genómica y un referente para varios países de la región.

López también confirmó que es poco probable que el SARS-CoV-2 sea erradicado pronto y que podría ser un virus similar al resfriado más adelante.

Diferencias entre delta y ómicron

Según los expertos son alrededor de 50 mutaciones que caracterizan a la variante ómicron, 32 de ellas en la proteína espiga, que es la estructura en forma de corona que cubre la superficie del virus y se adhiere a las células humanas para poder infectarlas. Y pese a su elevado número de mutaciones, los médicos creen en la posibilidad de que la nueva variante podría causar síntomas menos graves en aquellas personas que ya cuentan con las dos dosis de la vacuna.

“Todas las variantes del SARS-CoV-2, pueden causar una enfermedad grave o la muerte, en particular para las personas más vulnerables; por lo que la prevención siempre es lo más importante”, según reseña la actualización epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De acuerdo con CNN, delta tiene su propia constelación de mutaciones aterradoras, que la han convertido en la peor versión del virus hasta ahora. Avanza a toda velocidad por las poblaciones, sustituyendo a variantes más preocupantes que tienen mutaciones que deberían permitirles eludir los efectos de las vacunas, como la variante beta, por ejemplo.

Robert Garry, virólogo de la Universidad de Tulane, quien realizó una comparación directa de las mutaciones observadas en delta y ómicron, detalló a CNN que hay “puntos calientes donde el coronavirus le gusta mutar ahora, pero el hecho de que haya muchas mutaciones no significa necesariamente que se vayan a sumar a un virus más dañino”.

Y que no ve muchas mutaciones importantes que puedan hacer que la versión ómicron sea más contagiosa que la delta.

Otros expertos en genética también señalan que ómicron no lleva algunos de los cambios que ayudaron a que delta fuera tan contagiosa.

Trevor Bedford, científico de genoma y epidemiólogo de la Universidad de Washington y del Centro Oncológico Fred Hutchinson de Seattle, mencionó es su cuenta de Twitter: “Dado que ómicron carece de muchas de las mutaciones no relacionadas con la espiga que parecen contribuir a la mayor capacidad de delta, no me sorprendería que su transmisibilidad intrínseca fuera similar a la de Gamma”, haciendo referencia a un estudio realizado en septiembre por investigadores del Instituto Broad, quienes encontraron al menos tres mutaciones en la variante delta que, según ellos, parecen contribuir a hacerla más transmisible.

Diferencia de los síntomas

Angelique Coetzee, doctora sudafricana, fue la primera en alertar del ómicron y observó en los primeros pacientes unos síntomas distintos con respecto a otras variantes, sobre todo el cansancio extremo en hombres jóvenes y sanos, así como también la afectación en los sentidos del olfato y el gusto. También señaló la fiebre alta, un ritmo cardiaco elevado y la presencia de dolores musculares generalizados, aunque precisó que los casos vistos presentaban una incidencia leve en su sintomatología general, según reportó el diario El Heraldo.

Mientras que la delta se caracteriza por una mayor secreción nasal y mucosidad, dolor de garganta y de cabeza, además de fiebre elevada. Las otras variantes conocidas como Variantes preocupantes (VOC, por sus siglas en inglés) alfa, beta y gamma comparten una serie de síntomas comunes como fiebre, tos seca y cansancio. Otros menos comunes, pero que también pueden darse, son dolores musculares, dolor de garganta, diarrea, dolor de cabeza, conjuntivitis, la mencionada pérdida del sentido del olfato o del gusto y erupciones cutáneas. Los aspectos más severos son los problemas para respirar, la presión en el pecho y la afectación a movilidad motora, reseñó El Heraldo.

Por ahora, los científicos de todo el mundo siguen investigando la evolución de ómicron para determinar cuánto podría afectar el curso de la pandemia.

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de @SaludPanama Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
 

SaludPanama Redes y Más. Lista de Correos

* indicates required