Opciones para corregir el Juanete


El Hallux valgus, coloquialmente conocido como Juanete, es el término utilizado médicamente para nombrar una compleja deformidad del pie, que afecta la primera articulación metatarsofalángica, en la que el grueso artejo (hallux) se desvía hacia fuera de la cabeza del primer metatarsiano, haciéndose prominente en la cara interna del pie (bunion) y que es cubierta por una bolsa serosa muy irritable y dolorosa.

Aparece con mayor frecuencia en mujeres con edades comprendidas entre 35 y 50 años, aunque puede verse desde la adolescencia. Comienza como una pequeña deformidad en el “dedo gordo”, que aumenta progresivamente.

El síntoma fundamental del Hallux valgus es el dolor en la cara interna de la primera articulación metatarsofalángica (sobre la eminencia medial o Bunion), que aumenta en intensidad y frecuencia hasta hacerse constante.

Desde 1935, cuando Mc Bride atribuyó la deformidad a la falta de equilibrio muscular causada por el calzado inapropiado, se considera el uso de calzado de punta estrecha la principal causa de esta deformidad.

Por otro lado, existen factores intrínsecos, como la pronación del pie posterior (meter el pie hacia el interior al caminar), las degeneraciones articulares por trastornos sistémicos o locales, pie plano, la contractura del tendón de Aquiles, la laxitud articular generalizada, la hipermovilidad de la articulación metatarso-cuneiforme, los desórdenes neuromusculares, la longitud del I metatarsiano, el Hallux valgus congénito, las variaciones anatómicas musculares y del I metatarsiano, la amputación del segundo dedo e incluso la resección de la cabeza del II metatarsiano.

El desarrollo del Juanete puede tener también un factor congénito o hereditario.

El examen físico del Hallux valgus debe realizarse con el paciente sentado y de pie, porque la deformidad, mayormente, se acentúa al cargar peso. El pie se examina para evidenciar una deformidad por pie plano y la contractura del tendón de Aquiles; ambos pueden afectar el éxito de la intervención quirúrgica.

Además del examen físico, el diagnóstico incluye la realización de radiografías en ambos pies (parado y cargando peso), en vistas antero-posterior, lateral y axial de los sesamoideos, en ángulos específicos, que permitirán determinar la magnitud de la deformidad del Hallux valgus.

Tratamiento

El tratamiento del Hallux valgus se basa en cuatro pilares fundamentales: Profiláctico, Conservador, Quirúrgico y Rehabilitador. El primero se constituye de recomendaciones tales como usar calzado de horma redondeada y parte anterior ensanchada, no utilizar tacones de altura superior a los cinco centímetros, utilizar calzado con borde interno de suela rectilíneo y tratar las enfermedades predisponentes del pie.

A pesar de lo anterior, el tratamiento conservador se erige como la primera opción para atender el Hallux valgus. A menudo el dolor aparece al caminar y la inflamación de la bursa se puede evitar al eliminar la fricción sobre el bunion. La valoración del calzado del paciente resulta útil para recomendar modificaciones, cambiar el tamaño o estilo de los zapatos. Un compartimiento más ancho para los dedos del pie, el estiramiento del área del zapato que aprieta, adicionar un suplemento para los arcos transversos y longitudinal, a fin de disminuir el apoyo sobre la primera articulación metatarsofalángica y el uso de separadores interdigitales y ortesis para desviar el dedo en varo, puede reducir los síntomas sustancialmente.

Se indica intervención quirúrgica cuando el tratamiento conservador no aporta buenos resultados, existe dolor, no se puede usar calzado o por motivos estéticos. Sin embargo, esta intervención quirúrgica dependerá de diversos factores, entre estos: la edad, la presencia de dolor a nivel de la primera articulación metatarsofalángica, la aparición de artrosis de la primera articulación metatarsofalángica, la existencia de metatarso primo varo y el estado de los sesamoideos (luxación).

La aparición de dolor, crepitación o ambos al movilizar la primera articulación metatarsofalángica, a menudo, es indicativo de artrosis y condiciona la opción de tratamiento quirúrgico.

La rehabilitación incluye parte del tratamiento profiláctico y de las medidas postquirúrgicas indicadas.

Dr. Jesús Medina
Ortopeda y Traumatólogo

 

Modificado por última vez elJueves, 16 Enero 2014 13:26
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!