Reportajes en Video

Panamá se prepara por brote de Zika en Sudamérica

  • Publicado en Zika
  • Leído 2303 veces

En los últimos meses, el nombre de un virus -que hasta el momento era desconocido en América Latina- comenzó a circular: el Zika. En febrero de 2015, las autoridades brasileñas comenzaron a investigar las causas de la aparición de un brote de erupciones en la piel, que afectaba a seis estados en la región noreste del país.

Tres meses después, en el mes de mayo, el Ministerio de Salud de Brasil confirmaría la circulación del virus Zika, tras identificarlo en 16 muestras, en dos de los estados estado involucrados: Bahía y Rio Grande del Norte. Ese mismo mes, detectarían otro caso en el estado de Sao Paulo, en una persona sin ningún historial de viaje.

Según el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, se trata del primer brote de la enfermedad que se ha documentado en América Latina. Unos meses más tarde se detectarían algunos casos en Chile. Desde entonces, son muchos los países que se encuentran en alerta tras la aparición de esta enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito Aedes Aegypti.

SaludPanama.com conversó con el Director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios para la Salud (ICGES), Dr. Nestor Sosa, sobre este nuevo virus y la enfermedad que transmite, así como sobre la propensión que tiene Panamá para registrar posibles casos y las condiciones que tiene epidemiológicamente para detectarla y hacerle frente.

“El Zika es una enfermedad transmitida también por el mosquito Aedes Aegypti. Es una de estas enfermedades que se conocen desde hace muchos años, pero que han quedado limitadas a zonas geográficas. Recientemente, hubo una alerta de casos en Sudamérica. Cuando una estas enfermedades, que solamente se ven en África o un lugar distante, empiezan a tocar las puertas, es lógico que uno (el país) comience a preocuparse”, manifiesta.

De acuerdo con Sosa, el Zika es una enfermedad similar al dengue, en cuanto a síntomas: produce fiebre, dolor en las articulaciones y a veces conjuntivitis. No tiene la mortalidad severa que se ve en algunos casos de dengue; sin embargo, pueden ser muchos los casos que se lleguen a registrar en poblaciones que no son inmunes, porque nunca han estado expuestas a dicho virus.

La propensión de Panamá a presentar casos de Zika es alta. Según el Director del ICGES esto se debe a que el país “tiene infección por Aedes Aegypti. No es la mayor del continente americano, pero tenemos regiones donde hay Aedes Aegypti e incluso el otros mosquito, el Aedes Albopictus, conocido como Mosquito Tigre. En teoría, ambos pueden transmitir Zika, aunque está más se ha asociado con Aedes Aegypti. El problema se presenta cuando surge una enfermedad y no se cuenta con los reactivos para identificarla. Entonces, hay que pedirlos”.  

En este sentido, el infectólogo precisa en la necesidad que tiene los países de estar preparados con los métodos diagnósticos, desde el punto de vista de laboratorio. Enfatiza en que es distinguir el Zika de otros virus similares como el Dengue o el Chikungunya, u otros que puedan estar circulando.

“Nosotros (el ICGES), desde que se notificaron sobre los casos registrados en Brasil, hemos estado investigando dónde conseguir los reactivos que nos permitan identificar la enfermedad en laboratorio. Todos estos virus se identifican igual. Sólo debes es comprar el reactivo especifico y usar las mismas metodologías que venimos usando para todas las enfermedades producidas por vectores: dengue, chikungunya, fiebre amarilla, virus de la misma familia, los flavivirus”, precisa.

Actualmente, el ICGES gestiona con sus laboratorios de contacto en Estados Unidos y Europa los reactivos específicos para identificar el virus de Zika, en caso de que se sospeche de casos locales.

“Tenemos las pruebas generales; es decir, que en el contexto correcto, cuando un paciente proviene de un área donde hay afectación, podemos sospechar e identificar el tipo de virus; es decir, si es flavovirus y actualmente determinar si se trata de dengue o chikungunya, pero aún no de Zika. Esperamos poder tenerlo pronto. De esta manera podemos dar una orientación, mientras se hacen las pruebas específicas”, explica.

“Casi todas estas infecciones virales, salvo un par de virus como el VIH y algunos herpes, no tienen tratamiento específico. Por lo que su tratamiento es sintomático. Si tiene fiebre, le das algo para la fiebre; si tiene dolor le das un analgésico, si está vomitando le das algo para las nauseas. Realmente son muy pocos los antivirales que se han desarrollado para virus específicos”, agrega.

Según Sosa, considerando que el tratamientos se baja principalmente en minimizar los malestares, el interés de hacer el diagnóstico es más que nada para saber qué es lo que circula en el país, lo cual sirve para tomar las medidas de prevención.  

“Un sujeto que tiene una infección por alguno de estos virus que no tienen tratamiento, desde el punto de vista personal no importa si es el virus a o b, tiene que igual cuidarse y estar vigilante antes los síntomas. Sin embargo, desde el punto de vista epidemiológico es importante hacer el diagnóstico para saber cómo controlarlo epidemiológicamente”, señala.

“Panamá siempre tiene la situación especial de que es un país de tránsito. Para casi cualquier cosa que ocurre en cualquier parte del mundo, nosotros no estamos del todo protegidos, porque somos un área de intercambio. Esta situación implica estar siempre preparados”, precisa.

El virus
El virus zika es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano.

El zika es similar al dengue, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. Se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue.

El virus se identificó en 1947 por primera vez en Uganda, específicamente en los bosques de Zika. Se descubrió en un mono Rhesus cuando se realizaba un estudio acerca de la transmisión de la fiebre amarilla en la selva.

Análisis serológicos confirmaron la infección en seres humanos en Uganda y Tanzania en 1952, pero no fue  sino hasta 1968 cuando que se logró aislar el virus con muestras provenientes de personas en Nigeria.

Análisis genéticos han demostrado que existen dos grandes linajes en el virus: el africano y el asiático.

El tiempo de incubación de la enfermedad oscila entre 3 y 12 días. Tras este período, aparecen los síntomas. Sin embargo, la infección también puede presentarse de forma asintomática. Según un estudio publicado en la revista médica The New England, una de cuatro personas desarrolla síntomas.

Los síntomas generalmente, duran entre cuatro y siete días y pueden confundirse con los del dengue. Estos son fiebre de menos de 39°C, dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación que suele concentrarse en manos y pies, conjuntivitis no purulenta, edema en los miembros inferiores y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo. Con menos frecuencia se presentan vómitos, diarrea, dolor abdominal y falta de apetito.

No hay registros de muertes causadas por esta enfermedad. La mayoría de las personas se recupera y la tasa de hospitalización es baja.

Tratamiento
No hay una vacuna ni un tratamiento específico para el Zika, sólo un manejo sintomático que consiste en reposo y la ingesta acetaminofén o paracetamol para el control de la fiebre. No se recomienda el uso de aspirinas por el riesgo de sangrado que acarrea.

También se aconseja ingerir líquido en abundancia para recuperar el que se pierde por diferentes razones, así como el consumo de antihistamínicos para controlar el prurito ocasionado por la erupción.

Es necesario mantenerse alejado del paciente al menos durante la primera semana de la enfermedad para evitar el contagio.

Prevención
Como la transmisión ocurre por la picadura de un mosquito, se recomienda el uso de mosquiteros que pueden impregnarse con insecticida y la instalación de mallas antimosquitos si no se tienen, así como el uso de repelentes para mosquitos.

El uso de mosquiteros se aconseja en los casos en los que se contrajo el virus y también como prevención.

Se deben utilizar repelentes con Icaridina y ropa que cubra las extremidades, para que haya menos posibilidades de sufrir una picadura.

Brotes anteriores
En 2007 se registró la infección en la isla de Yap, que forma parte de Micronesia, en el Océano Pacífico. Fue la primera vez que se detectó el virus fuera de su área geográfica original: África y Asia.

A finales de octubre de 2013, se inició un brote en la Polinesia Francesa, también en el Pacífico, en el que se identificaron 10,000 casos.

De ese total, aproximadamente 70 fueron graves. Los pacientes desarrollaron complicaciones neurológicas, como meningoencefalitis, y autoinmunes, como leucopenia (disminución del nivel normal de leucocitos en la sangre).

En febrero de 2014 las autoridades chilenas confirmaron un caso de transmisión autóctona en la Isla de Pascua. El mismo coincidió con un brote en Nueva Caledonia y las Islas Cook. Nuevamente en el Océano Pacífico.

Fuentes: Organización Panamericana de la Salud, Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, Biblioteca Nacional de Medicina e Institutos de Salud de Estados Unidos, WebMD y BBC.es

Modificado por última vez elLunes, 06 Julio 2015 19:47
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!