Pie Diabético: prevención y manejo


La diabetes es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Asimismo, es una de las causas de amputación de extremidades inferiores. Estadísticas reflejan que entre el 40 y 70% de las amputaciones de miembros inferiores ocurren en la población diabética, y que en aproximadamente el 85% de los casos, el factor desencadenante es una úlcera.

Las personas con diabetes deben dedicarle más cuidado a la salud de sus pies, ya que las lesiones en estos constituyen una de las mayores causas de incapacidad. Un descuido puede llevar a la formación de ampollas, las cuales pueden transformarse en úlceras, que mal manejadas pueden llevar a la pérdida de un dedo o incluso de la extremidad.

Para la prevención y manejo del pie diabético es necesario conocer sus causas. Entre las principales están:

- Neuropatía diabética: Se trata de una condición caracterizada por la resencia de lesiones a los nervios causada por la diabetes. Los niveles elevados de azúcar (glucosa) en sangre pueden lesionar las fibras nerviosas de todo el cuerpo, pero la neuropatía diabética afecta, con mayor frecuencia los nervios de las piernas y de los pies, lo que afecta la sensibilidad de la persona en las extremidades. Su gravedad puede ser tal, que el paciente llega a la incapacidad de sentir dolor. El 85% de los casos es asintomático y representan el factor de riesgo más alto para la formación de úlceras. Existe afectación de la distribución de las presiones en los pies, disminución de la masa muscular, deformidad ósea, alteraciones en la marcha y en la regulación del flujo de sangre. Puede presentarse una disminución del sudor, produciéndose resequedad en la piel y grietas. Las úlceras y las heridas puede conllevar a infecciones importantes.
- Enfermedad vascular periférica: Consiste en un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos (venas y arterias) de las extremidades, disminuyendo con ello su flujo sanguíneo. Cuando se tiene una disminución de la circulación sanguínea en las piernas, incluso las lesiones menores pueden dar lugar a infecciones graves.
- Alteraciones biomecánicas: Una pisada inadecuada induce a la aparición de callosidades y/o úlceras por presión.

Existen otros factores de riesgos para el desarrollo de pie diabético. Los pacientes mayores de 40 años de edad y con un tiempo de evolución de la diabetes mayor de 10 años son más propensos a padecer de pie diabético.

Cabe destacar que complicaciones asociadas a la diabetes como la pérdida de la visión, también aumentan los riesgos de causar una lesión, pero ayudan a detectarla a tiempo.

Recomendaciones
Es necesario que se tomen medidas que contribuyan a la prevención y detección temprana de cualquier causa que predisponga la formación de úlceras. En este sentido, a los pacientes diabéticos se les recomienda:

• Higiene: Lavar a diario los pies con agua tibia, siempre verificando previamente la temperatura del agua con las manos. Utilizar esponjas suaves para su limpieza y secarlos prestando especial atención al área entre los dedos. Utilizar crema humectante (excepto entre los dedos) para combatir los talones agrietados. Considerar la utilización de algún anti-transpirante para pies, para prevenir con ello el exceso de sudor.
• Revise a diario sus pies: Trate de identificar cortadas, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o alguna anomalía en sus dedos, talones y uñas. Utilice un espejo para poder observar la planta del pie, si es necesario. Ante cualquier signo de infección, agende una cita con un especialista.
• Selección del calzado adecuado: La elección del calzado es muy importante. Un calzado apretado, duro o que roce puede llevar a la formación de úlceras. Sacuda sus zapatos y revíselos minuciosamente por dentro, tratando de descartar piedras o algún cuerpo extraño que pueda ocasionarle una lesión. Se recomienda el uso de plantillas hechas a la medida.
• Pedicura: Acudir a un podólogo es lo recomendado. De hacerlo en casa, debe tener cuidado de que las uñas no queden muy cortas y que su forma sea recta. Bajo ninguna circunstancia intente desenterrarlas o cortar callos y/o cutículas.
• Utilice medias limpias y secas: Cambie las medias a diario. Considere utilizar medias especiales para diabéticos, ya que estas tienen extra acolchado, sin elásticos y con fibras que mantienen los pies secos.
• Nunca camine descalzo: Siempre utilice zapatos o chancletas, ya que puede pisar algún objeto sin percatarse.
• Controle la diabetes: Mantenga los niveles de azúcar con una dieta adecuada y un control diario de glucosa.
• No fumar: El fumar restringe el flujo sanguíneo hacia los pies.

¿Cuándo debo acudir ante un especialista?
Todo paciente diabético, al ser diagnosticado, debe comenzar a acudir ante un especialista en pie y tobillo de manera periódica. De esta manera, podrá prevenir cualquier tipo de complicación en los pies, causada por esta enfermedad. En el consultorio, el médico podrá examinar los pies y enviar las pruebas necesarias para detectar cualquier tipo de anomalía, que sea un factor predisponente en la formación de una úlcera. Es necesaria la correcta verificación de las zonas de hiperpresión a nivel del pie, así como el cumplimiento de las medidas establecidad para que esto no ocurra o mejoren. La prevención siempre será la mejor medicina.

Por Dra. Gabriela González - Ortopedia

Modificado por última vez elMartes, 18 Diciembre 2018 13:20

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account