Piojos en las escuelas y ¿cómo manejar la situación?

Compartir en mis redes:

Conocido como Pediculus humanus var. capitis o piojo de la cabeza, los piojos son insectos ápteros (sin alas) que miden de 2 a 3 mm de longitud. La hembra ligeramente más grande, de color blanco grisáceo, aplanados y provistos de uñas terminales en forma de garra que les permite fijarse al cabello, donde encuentran un ambiente cálido y húmedo. Es un parásito que se alimenta de sangre y su reproducción es muy rápida.

El ciclo de vida de la hembra es aproximadamente un mes, durante el cual pone de 7 a 10 huevos cada día (llamados liendres) con un máximo de 110 a 140 huevos, los cuales miden 0,8 mm y se adhieren de manera muy firme al cabello, por una sustancia pegajosa, a manera de túnica, pudiéndose observar a simple vista. Las liendres tienen la apariencia de pequeñas protrusiones globoides u ovales y se ubican a 3 o 4 mm del cuero cabelludo.

El período de incubación es de 10 a 12 días, luego del cual emergen pequeñas ninfas voraces que deben alimentarse dentro de las 24 horas para sobrevivir. Después de 2 a 3 semanas y tres mudas sucesivas, los adultos maduros copulan y se repite el ciclo, siempre en el huésped humano.

Los piojos se desplazan rápidamente, no saltan ni vuelan, pasan de una cabeza a otra por el contacto de los cabellos. Se transmiten mediante contacto personal directo cabeza-cabeza y por compartir inmediatamente peinillas, cepillos, gorras, toallas y otros objetos personales en contacto con el cabello. Esto es más frecuente en situaciones donde hay una estrecha convivencia como en los hogares, escuelas y guarderías.

Contrario a las creencias, el piojo afecta igual a los cabellos sanos y limpios que a los sucios. Los piojos se difunden fácilmente entre las personas, y en especial entre los niños, aunque afectan a personas de cualquier edad, raza y clase sociales.

El síntoma principal es un intenso prurito (picazón) persistente en la cabeza, cuello y oídos, producido por la irritación que hace la saliva del insecto en la pequeña herida de la picada. La nuca y detrás de las orejas son las zonas donde es más fácil detectar los piojos y las liendres sin embargo, los piojos adultos son difíciles de ver porque evitan la luz. Pueden ser localizados también en las cejas y en la barba (en los adultos).
 
Aunque los piojos, per se, no transmiten enfermedades y no representan riesgos para la salud de los niños, el rascado origina excoriaciones e infección secundaria bacteriana que se manifiesta por exudación y costras del cuero cabelludo, episodios febriles, así como adenopatías (ganglios) sensibles occipitales y cervicales.

El diagnóstico es clínico: se hace por la sintomatología y la observación de liendres o parásitos adultos.

Insecticidas tópicos, peines finos mojados y terapias orales son utilizados para el tratamiento de esta entidad.

Si se está infestado, en las escuelas conviene que el tratamiento de los niños parasitados sea simultáneo para evitar contagios entre los que todavía no han empezado el tratamiento y los ya tratados. Si hay familiares afectados deben hacer el tratamiento al mismo tiempo para evitar que a través suyo vuelva los piojos a la escuela. Los niños no parasitados no deben tratarse. Se recomienda que un alumno afectado no asista a la escuela hasta que no haya hecho el primer tratamiento.

Para evitar una infestación, brote o epidemia de piojos en los colegios, es necesario que los padres de los alumnos también se impliquen en ello. Para eso, es aconsejable que tanto profesores como padres adopten algunas medidas y cuidados para prevenir la pediculosis entre los escolares.

1-    Proporcionar, a padre y alumnos, información completa sobre los piojos, su contagio, síntomas y qué debe hacer el niño si encuentra algún piojo en su cabeza o en la cabeza de algún compañero del colegio.
2-    Al detectar un brote, informar inmediatamente a los padres del niño afectado, para que ellos adopten las medidas pertinentes para eliminar a los piojos y liendres que pueda tener su hijo.
3-    Aconsejar a los niños a que no compartan peinillas, cepillos, ganchos, gorras, abrigos, toallas, etc. Un solo niño con piojos puede contagiar a muchos otros niños.
4-    Si hay casos de piojos en el colegio, pedir a los niños que eviten el contacto de cabeza con cabeza, que las niñas lleven el pelo recogido y los niños el pelo lo más corto posible.
5-    Vigilar y aumentar las medidas de higiene tanto en el aula así como en los pasillos, piscinas y demás dependencias del colegio. Fuera del cuerpo humano, los piojos pueden sobrevivir hasta 48 horas, incluso en el agua de la piscina.
6-    Es necesario desmitificar que los piojos están relacionados con la falta de higiene de los niños. Es aconsejable que se aclare a los niños que los piojos no distinguen clase social, ni color de piel, ni el estado de higiene. Los piojos solo necesitan del calor humano y de la sangre para sobrevivir y reproducirse.
7-    Se debe aconsejar a los niños que no se olviden de cepillar los cabellos todos los días, antes de acudir al colegio.

Un trabajo de prevención y una oportuna visita al médico para su erradicación, es lo más recomendable durante todo el año escolar, tanto para prevenir como para evitar que la infestación de piojos se expanda.

Por Dra. Marta Montfor / Medicina General

Modificado por última vez elMartes, 16 Febrero 2016 21:19
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!