Reportajes en Video

Poblaciones indígenas, de las más golpeadas por el VIH/Sida


El VIH/Sida (Virus de Inmunodeficiencia Humana/Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) representa hoy un problema de salud pública en todo el mundo. En Panamá, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud (Minsa), 26 mil personas viven con VIH/Sida y se diagnostican dos nuevos casos cada día. Asimismo, datos de la Contraloría General de la República indican que el VIH/Sida representa la sexta causa muerte en el país.

Como lo indicáramos en días pasados, a través de nuestra nota Panamá se mece en el columpio del VIH/Sida, nuestro país no presenta cifras del todo alentadores respecto a la situación actual del VIH/Sida en el país. Por el contrario, se trata de cifras que parecen continuar en aumento, como lo demuestra un estudio publicado en julio de 2016 en la Revista The Lancet, que analizó las tendencias de VIH/Sida en el mundo y ubicó a Panamá en el segundo lugar a nivel mundial en aumento anual de casos.

En el año 2014, cifras del Minsa indicaron que se detectaron 736 casos, 75% de estos en hombres, y 420 muertes de Sida (enfermedad avanzada). Después de Colón y Panamá, comarcas Guna Yala y Ngäbe-Buglé, son las provincias que registraron mayores tasas de incidencia sobre cada 100 mil habitantes con 37.8, 24.2, 19.3 y 16.6, respectivamente.

Cabe destacar, que estas dos provincias y comarcas registraron un descenso en sus tasas de incidencia de 2014 en comparación con las de 2012; sin embargo, registraron un aumento en comparación con las de 2013. En el caso de Colón, la tasa de 2014 (37.8) fue 4% menor a la registrada en 2012 (41.0), pero 11% mayor que la documentada en 2013 (26.1); mientras que para la provincia de Panamá la tasa de 2014 fue 2% menos que la registrada en 2012 (26.2) y 4.2% mayor que la registrada en 2013 (20.3). En el caso de las comarcas, la situación es la misma. Guna Yala pasó de una tasa de 10.0 en 2012 a 7,4 en 2013 y 19.3 en 2014, mientras que Ngäbe-Buglé registró tasas de 12.0 para 2012, 16.5 para 2013 y 16.6 para 2014.

Respecto a las tasas de mortalidad, cifras del Minsa y la Contraloría General de la República señalan que al 2014, la misma era de 10.7 a nivel nacional; es decir, 10 de cada 100 mil habitantes.

La provincia de Colon lideraba el ranking de tasa de mortalidad por VIH/Sida de entonces con 17.6, seguida por las comarcas Guna Yala y Ngäbe-Buglé con 16.8 y 14.5, respectivamente; y por Panamá con 13.0.

Destaca que las comarcas Guna Yala y Ngäbe-Buglé, a diferencia de Colón y Panamá, en vez de registrar bajas en sus tasas de mortalidad desde años anteriores, han documentados incrementos significativos, pasando de 2012 a 2013, de 7.5 a 16.8 y de 8.2 a 14.5, respectivamente.

Las tendencias de VIH/Sida han disminuido a nivel nacional desde el año 2000, por múltiples factores que incluyen mejor capacidad de diagnóstico, disponibilidad de tratamiento antirretroviral (triple terapia), más conocimiento en la sociedad sobre la enfermedad y más investigación local en el tema. Sin embargo, son las poblaciones indígenas las que presentan cifras de casos en permanente crecimiento. ¿Por qué las cifras en las comarcas indígenas no reflejan los mismos resultados que en el resto del país?, ¿cuáles son los factores que hoy afectan a estas cifras en las comarcas?

"Estos indicadores demuestran sin duda alguna que se trata de un problema mundial de salud pública, que también afecta de manera importante a Panamá, por lo que es necesario aumentar los esfuerzos en todos los niveles de la sociedad para disminuir el impacto de la enfermedad". Así lo expresó la Dra. Elda Velarde, Directora de Asuntos Sanitarios Indígenas del Minsa, en entrevista exclusiva concedida a SaludPanama.com, previa a la presentación de algunos resultados en el "Primer Foro de Abordaje Intercultural VIH/Sida en poblaciones indígenas de Panamá", realizado el pasado 25 de noviembre en Ciudad del Saber.

De acuerdo con Velarde, el tema del VIH/Sida en poblaciones indígenas, las dificultades para visualizar el impacto de la epidemia en los pueblos originarios de Panamá y la carencia de políticas públicas dirigidas específicamente a esta población se confabulan para provocar una parálisis que tiene saldos de sufrimiento y muerte.

Los pueblos indígenas -entre estos los de Panamá- como habitantes de áreas alejadas e inaccesibles, impiden visualizar a sus pobladores como sujetos que ya están siendo afectados por la epidemia. En ocasiones, las formas de invisibilidad pasan por no entender la especificidad de la condición indígena, como una condición irreductible a la clase, a la ruralidad o al estatus migratorio. La realidad es que los pueblos indígenas de Panamá son contemporáneos de los procesos globales actuales y la epidemia del VIH/Sida no es la excepción.

"Muchos se mueven de manera temporal, cíclica o permanente a zonas cercanas o lejanas, urbanas o rurales, para sobrevivir a las condiciones de pobreza y de exclusión que les han sido impuestas. En esos procesos migratorios, interactúan con otras personas, indígenas o no, trabajan, mantienen relaciones sexuales con personas de su mismo sexo y de otro. A veces, en esas condiciones, regresan también a sus zonas alejadas de residencia a morir de VIH/Sida", dice Velarde.

Según la Directora de Asuntos Sanitarios Indígenas del Minsa, existen múltiples factores que influyen en la situación del VIH/Sida en las comarcas panameñas: diferencias culturales (agentes externos visitan la comunidad), difícil acceso a servicios de salud (distancias, montañas), disponibilidad de pruebas diagnósticas (no es posible realizar pruebas de VIH en todos las instalaciones de salud), sistemas de información y estadísticas (mejores sistemas informáticos y estadísticas de salud), entre otros.

En 2014, se detectaron 32 casos nuevos de VIH/Sida en la Comarca Ngäbe-Buglé y 7 en la Comarca Guna Yala. Proporcionalmente, estas cifras equivalen a 17 casos por cada 100,000 personas con VIH/Sida en la comarca Ngäbe y a 20 casos por cada 100,000 personas en la comarca Guna Yala.

También existe una hipótesis que cuestiona si ¿son los indígenas una causa del VIH/Sida en la ciudad? Frente a esto, Velarde comenta que pudiera pensarse en que es al revés o que se trate más bien de un círculo, ya que al haber mejores de condiciones de trabajo en las ciudades, se promueve la movilización de indígenas a estas, lo cual a su vez puede movilizar el VIH de las ciudades a las comarcas, tras el retorno de los indígenas a las mismas.

En la lucha contra el VIH/Sida, las acciones están dirigidas a disminuir el impacto de esta enfermedad en las personas ya contagiadas, así como promover la prevención de contagio.

En el caso de las comarcas, de acuerdo con Velarde, estas acciones incluyen el mejoramiento del acceso a terapias antiretrovirales por parte de sus pobladores a través de clínicas y el mejoramiento del sistema de recolección de datos a través del sistema de información de salud (SIS – SEIS).

El Foro: el primero en su tipo
Motivados por un escenario que muestra un aumento desproporcionado de nuevos casos y muertes por VIH/Sida en las comarcas, en comparación con las cifras oficiales de incidencia y mortalidad en el resto del país, organizaciones gubernamentales, ONG's y sociedad civil se reunieron el 1er Foro de Abordaje Intercultural del VIH/SIDA en Pueblos Indígenas de Panamá, para entender mejor este específico problema, desde el punto de vista los más afectados.

La reunión, realizada el pasado 25 de noviembre y que contó con la participación del Ministerio de Salud, el Instituto Conmemorativo Gorgas, la Ciudad del Saber, la Universidad de South Florida, la Organización Panamericana de Salud – OPS, Probidsida, el Consejo Guna, el Movimiento Juventud Kuna, la Asociación Viviendo Positivamente y Aids for Aids; tuvo por objetivo identificar el impacto de las acciones que eran ejecutadas, identificar las barreras para mejorar la situación de VIH y encontrar soluciones adaptadas a la realidad del país.

El foro incluyó cuatro micro simposios, en los que se discutieron temas sobre demografía y estadísticas de VIH, perspectivas de los pueblos indígenas sobre el VIH, estudios científicos en VIH y el rol de la sociedad civil en la prevención del VIH.

Como conclusiones del foro, se estableció reforzar las acciones dirigidas a disminuir el impacto del VIH/SIDA en Panamá; enfocar las estrategias en las poblaciones de entre 15 y 34 años de edad, considerando que el VIH/Sida es la segunda causa de muerte de la población joven; desarrollar mensajes educativos culturalmente apropiados para poblaciones indígenas, incluyendo en el desarrollo de las campañas a miembros representativos de cada grupo; incluir a las poblaciones de lesbianas, gays, bisexuales y las personas transgénero e Intersexuales (LGBTI), de cuyo colectivo el 23% es VIH positivo.

Modificado por última vez elMiércoles, 30 Noviembre 2016 23:02
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!