¿Puede el Zika convertirse en la próxima epidemia en Panamá?

  • Publicado en Zika
  • Leído 2299 veces

42 son los casos de Zika registrados en Panamá, según informaran las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) en el día de ayer. Sin embargo, el zika, un virus transmitido por el mismo vector que el dengue -el Aedes aegypti- alcanza cifras de cientos de miles en algunos países cercanos.

En Venezuela no hay cifras oficiales que den cuenta de la situación. No obstante, la organización no gubernamental Red de Defensa Epidemiológica Nacional ha registrado entre el 4 de diciembre de 2015 y el 25 de enero de 2016 404,000 casos de fiebre aguda, periodo que coincide con el momento en que la OMS determinó el ingreso del virus a las Américas.

Por su parte, el pasado 25 de enero, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, señaló que prevén que el país registre al menos 600 mil casos de zika durante la epidemia, mientras que en Brasil información gubernamental habla de entre 497.000 y 1,482.000 casos.

Asimismo, en el día de ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el zika llegará a toda América salvo Canadá y Chile, ya que se trata de zonas con alta presencia de mosquitos Aedes aegypti, vector que transmiten la enfermedad. En Canadá hace demasiado frío para que el insecto sobreviva, y el Chile continental está protegido por el desierto de Atacama al norte y los Andes al este. Los últimos reportes de la OMS, en su sitio web oficial, indican que hay 18 países afectados en el continente, con los principales focos en Brasil y Colombia.  

Frente a este panorama y considerando que Panamá en país endémico con Aedes aegypti, ¿puede el Zika convertirse en la próxima epidemia en Panamá? SaludPanama.com conversó con el director del Instituto Conmemorativo Gorgas del Estudios de la Salud (ICGES), Nestor Sosa, sobre las probabilidades reales y qué medidas que pueden servir de obstáculo para que esto ocurra.

La propensión de Panamá a presentar casos de zika es alta y esto se debe a que el país tiene infección por Aedes Aegypti. No es la mayor del continente americano, pero tenemos regiones donde hay Aedes Aegypti e incluso el otro mosquito, el Aedes Albopictus, conocido como Mosquito Tigre. En teoría, ambos pueden transmitir zika, aunque está más se ha asociado con Aedes Aegypti”, explica.

Añade que aunque no tiene la mortalidad severa que se ve en algunos casos de dengue; pueden ser muchos los casos que se lleguen a registrar en poblaciones que no son inmunes, porque nunca han estado expuestas a dicho virus.

A juicio de Sosa, otro gran problema que tiene Panamá, al igual que otros países de la región, es el urbanismo. “Muchas son las personas que se mueven de la campo a la ciudad, haciendo que las ciudades crezcan desorganizadamente y que los sectores sean poblados antes de que los mismos cuenten con las calles, los desagües, las cañerías, los alcantarillados y las potabilizadoras necesarias. En esas casa temporales,  a las afueras de la ciudad, en donde guardan agua en envases o tobos, es donde prolifera el mosquito. Por esos hemos visto brotes en zonas como las Garzas de Pacora, lugares relativamente nuevos, pero que aún no cuentan con infraestructura. Y ese mosquito no cree ni tiene fronteras. Se infectó allá, cruza la ciudad, y te pica aquí. Sin duda que las zonas poco estructuradas confieren un riesgo clave y para toda la población”.

A diferencia del dengue, que tiene cuatro tipos y que por ello circula con frecuencia, el zika “entra y barre”, afectando a un gran número de personas, que posteriormente quedan inmunes a la enfermedad. Sin embargo, el problema podría presentarse llegadas las lluvias, entre mayo y julio.

“Si cuando comience a llover, hay virus de zika en el país, puede haber una epidemia. Es un riesgo potencial bastante alto. Creo que lo único bueno es que estamos en la época seca y que por el Fenómeno del El Niño no habrá tanta lluvia para sostener la población de mosquitos hasta entrado el mes de mayo. Eso nos da un tiempo para ver si se aplacan las epidemias de Zika en América y no hay riesgos para Panamá”, indica.

El virus
De acuerdo con Sosa, la enfermedad en sí, causada por el virus zika, tiene síntomas similares al del dengue: entre 4 y 5 días de fiebre, rash o erupción cutánea, dolor en las articulaciones y a veces conjuntivitis, y prácticamente no tiene las complicaciones y la mortalidad que tiene el dengue, como por ejemplo, la que ocurre por dengue hemorrágico.

“En sí, el zika en adultos tiene complicaciones en muy raras ocasiones. En algunos casos, después de que te da el zika, algunas personas desarrollan problemas neurológicos transitorios que se relacionan con el Síndrome de Guillain Barre, que asusta un poco, pero que también se da con muchas enfermedades virales, por lo que no es algo característico del zika”, señala.

La verdadera complicación con el zika, según el infectólogo, es lo que se ha observado en Brasil desde octubre de 2015 y que sigue siendo causa de estudio: la asociación entre el virus zika y la microcefalia fetal.

“Son más de 3,800 los casos sospechosos según el Ministerio de Salud de Brasil. Se trata de una población de mujeres que probablemente tuvieron zika durante el embarazo y cuyos niños nacieron con microcefalia (la cabeza más pequeña), condición que generalmente se asocia con retraso en el crecimiento y desarrollo, retraso motriz, creando discapacidad en la mayoría de los casos”, comenta.

Según Sosa, en este momento se trata de un aspecto muy serio de la enfermedad, que no debe dejar de ser estudiado, ya que aún no se sabe qué tan frecuente se presenta, ya que aún no se sabe con certeza cuántas de esas más de tres mil mujeres con hijos que presentaron microcefalia, efectivamente tuvieron zika.

Este escenario a traído consigo la exposición de recomendaciones por parte de la OMS, agencias internacionales de salud y los regentes de salud de los Gobiernos de la región. La OMS ha recomendado a las mujeres que planeen visitar zonas endémicas consultar con su médico antes y después de viajar, mientras que las principales agencias internacionales: el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) y su homólogo estadounidense (CDC), recomendaron directamente a las mujeres embarazadas o que quieran estarlo evitar viajar a las zonas con mucho mosquito. Por su parte, el Gobierno de Colombia ha hecho la misma recomendación, y se ha unido el de El Salvador, que ha aconsejado a las mujeres que no se queden embarazadas hasta 2018, fecha en que se cree haya pasado ya la epidemia.

En Panamá
Para Sosa, las medidas no pueden basarse únicamente en no viajar y no embarazarse. La recomendación para el combate a la enfermedad debe venir de la mano de la eliminación del mosquito.

“La preocupación no puede ser solo por el que viaja, sino para el que está en el país.  ¿Cuántas turistas embarazadas llegan a Panamá versus cuántas mujeres embarazadas tienes en el país? Eso es lo que debemos analizar y en función de ello actuar. En combate del zika comienza en cada una de nuestras casas”, precisa.

“Creo que a veces la población se cansa de las autoridades de salud y sus recomendaciones de eliminar los criaderos de mosquitos, las acumulaciones de basura, las normas de higiene, etcétera, pero es que no hemos llegado aún a entender que el dengue, chikungunya, zika, fiebre amarilla son transmitidos por un mismo mosquito, cuyo desarrollo es prácticamente culpa del ser humano. Cuando tiramos la tapita de la Coca Cola, le dejamos la casita hecha al mosquito que crece y que luego te va a matar”, recalca.

El Director del ICGES asegura que para eliminar el mosquito y reducir los casos de zika y las otras enfermedades, es necesario el trabajo mancomunado, que comienza desde lo individual con la limpieza y fumigación en nuestras casas, y termina con el desarrollo urbanístico correcto, con alcantarillados y acueductos bien constituidos; y que incluye a la autoridad del aseo en la recolección y eliminación adecuada de la basura y desechos, de los regentes de salud en detección de focos epidemiológicos para su fumigación y desarrollo de campañas, y a los medios de comunicación para la divulgación de información de valor que apoye todas estas acciones.

“Ojalá que el zika sea como un despertar para la población, que lastimosamente no presta atención a la importancia de la prevención de enfermedades. Pero como el zika afecta a los niños y al embarazo, puede que la población adquiera una mayor sensibilidad.  Debe hacerse una campaña más activa, pero el control de la enfermedad es algo más individual, que no depende del Minsa. Las personas tienen que moverse y reaccionar. Decir: voy a limpiar el patio de mi casa y lo voy a hacer esta tarde, botar basura, cortar hierba”.

De acuerdo con Sosa, existen otras medidas de control como lo es el Programa del Mosquito Transgénico, puesto en marcha por el ICGES. Sin embargo, los estudios pendientes en Brasil sobre su efectividad y su alto costo de ejecución hacen que su posible utilización sea futura.

Modificado por última vez elMiércoles, 27 Enero 2016 09:23
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!