¿Qué es el lupus?


El lupus eritematoso sistémico, llamado coloquialmente como Lupus, es una enfermedad reumática sistémica y crónica de tipo inflamatorio, que puede afectar cualquier tipo de tejido u órgano del cuerpo, principalmente las articulaciones, la sangre y los riñones.  

Se trata de enfermedad que aparece generalmente entre los 15 y 40 años de edad y que puede afectar tanto a mujeres como a hombres, siendo diez veces más frecuente en el caso de las primeras.

“El lupus es una enfermedad autoinmune; es decir, que surge producto del ataque que el cuerpo se hace a sí mismo. Normalmente, nuestro sistema inmunológico se encarga de atacar a los gérmenes y células malas presentes en el organismo. En el caso del lupus, el sistema de defensa falla y comienza a atacar también las células sanas, provocando daños”, explica el reumatólogo Enrique Giraldo.  

“Se desconoce cómo ocurre o se inicia el lupus, exactamente. Lo más probable es que esté inicie por una mezcla de tendencias genéticas, hormonales y factores ambientales, tales como infecciones virales, medicamentos y la luz solar”, agrega.

Debido a su origen autoinmune, el lupus puede afectar múltiples sistemas y por ello causar diversidad de síntomas. Según Giraldo, el lupus puede cursar con cuadros de fatiga prolongada o extrema, fiebre leve y recurrente sin motivo, pérdida de peso, artritis (dolor y rigidez en las articulaciones), sensibilidad a la luz solar, caída del cabello, úlceras bucales, dolor en el pecho por respiración profunda y agitada, orine de color oscuro y aspecto espumante, problemas de coagulación de la sangre (fácil aparición de hematomas) y convulsiones. En alguno casos, puede haber también presencia de cuadros eruptivos en forma de alas de mariposa en la piel de la nariz y los pómulos, quizá el aspecto más característico de esta enfermedad.

Diagnóstico, tratamiento y pronóstico
De acuerdo con el reumatólogo, el diagnóstico del lupus se obtiene mediante la combinación del examen clínico, en el que se determina la presencia de los síntomas, y la realización de exámenes de laboratorio en sangre.

“Si los síntomas clínicos impresionan o reflejan la presencia de un caso de lupus, se procede a la realización de pruebas de laboratorio en sangre de los anticuerpos ANA, Anti-DNAds y Anti-Sm, para ayudar a confirmar el diagnóstico. Cabe destacar que es posible que existan personas que pueden tener resultados de laboratorio positivos y no tener lupus, por lo que típicamente es la combinación de síntomas asociados con niveles altos en estas pruebas lo que cierra el diagnostico”, señala.

Respecto al manejo de la enfermedad, Giraldo indica que éste se fundamenta en el control de la enfermedad, mediante el uso de medicamentos para aliviar los síntomas y disminuir la respuesta inmune, así como del seguimiento del paciente por parte del especialista. Asimismo, destaca lo imprescindible que debe ser para el paciente el uso de bloqueadores solares, para protegerse de la exposición a la luz solar.

El tratamiento del lupus varía en el tiempo y de acuerdo con los síntomas, el estadío y gravedad de la enfermedad, y el órgano afectado.

“En el tratamiento del lupus utilizamos principalmente la hidroxicloroquina, que ayuda a controlar la enfermedad, y los anti-inflamatorios no esteroides, para aliviar los síntomas. Los glucocorticoides (prednisona), a dosis bajas también son utilizados para controlar su evolución, pero en brotes y según la gravedad se pueden recetar en dosis más altas. Otros inmunosupresores como azatioprina, ciclofosfamida, metotrexate y micofenolato mofetil son utilizados según la gravedad de la enfermedad”, dice.  

Giraldo enfatiza en que aunque el lupus no tiene cura, la mayoría de las personas que llevan un buen control de la enfermedad, personalmente y por un especialista, llevan vidas normales y activas. “Sólo el 6,5% de los pacientes lograrán una remisión completa por un año y menos del 2%, por cinco. Los pacientes deben tener una vigilancia estricta para controlar rápidamente cualquier exacerbación de la enfermedad que se presente”.

En relación con el pronóstico de la enfermedad, el reumatólogo precisa que actualmente, muchos casos de lupus tienen manifestaciones de leves a moderadas, que no comprometen la vida del paciente. Y es que en la última década, avances en los tratamientos y nuevas opciones terapéuticas han disminuido notablemente los índices de mortalidad, al permitir un mejor control de la enfermedad.  

Por otra parte, en el caso de lupus con manifestaciones graves, puede haber inflamación severa en los riñones (nefritis lúpica) o afectación del cerebro, condición que puede conllevar a complicaciones importantes, incluyendo la muerte.

Modificado por última vez elDomingo, 10 Mayo 2015 18:03
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!