¿Qué es el Síndrome de Asperger?

Compartir en mis redes:

El Síndrome de Asperger es un trastorno profundo del desarrollo cerebral, que se caracteriza por deficiencias en la interacción social y coordinación motora, que se evidencia por inusuales y restrictivos patrones de interés y conducta en niños. Es considerado un trastorno generalizado que se incluye en el espectro del autismo.

Este comportamiento fue observado y descrito por primera vez por el médico austriaco Hans Asperger, cuyo trabajo fue traducido al resto de los idiomas del mundo en la década de los '80.

Aunque no existen cifras exactas relacionadas con la incidencia de este trastorno, se considera que el Síndrome de Asperger afecta a tres de cada siete niños por cada mil, con edades comprendidas entre 7 y 16 años. Asimismo, se considera que afecta con más frecuencia a niños que a niñas.

El Síndrome de Asperger en una condición psicológica y neurológica, descrita como un trastorno generalizado del desarrollo, de connotación emocional y conductual, que afecta generalmente la capacidad de comunicación y el desarrollo social y del lenguaje en niños.

No se conoce claramente cuáles son las causas del Síndrome de Asperger; sin embargo, una de las teorías hace referencia a la predisposición genética, que depende de lo que el niño herede o no de lo padres.

Por otra parte, debido a que el Síndrome de Asperger afecta principalmente el desarrollo del lenguaje, tanto en la expresión como en la compresión, cuando el niño ingresa a la escuela e inicia su proceso de interacción con sus semejantes es cuando se comienzan a percibir los primeros rasgos o aspectos que pueden indicar la existencia del síndrome.

Aunque generalmente las manifestaciones pueden percibirse a partir de los dos años de edad, no es sino hasta los cinco o seis años cuando se puede realizar un diagnóstico más certero de este trastorno. Más temprano, sólo sirve para la historia del niño y su conducta. Es mejor esperar y ver cómo evoluciona, porque a veces puede ser alguna inmadurez del sistema nervioso, neurológico y no necesariamente va a tener una condición de Asperger. Puede ser un niño con un temperamento fuerte, impulsivo, por ejemplo.

Precisamente por lo anterior, es que para la psicóloga no es recomendable hacer un diagnóstico tan temprano y es preferible esperar y saber cuáles son las impresiones de los maestros y observar el comportamiento del niño en la casa.

Un niño con Asperger es más difícil de evaluar, porque algunos aspectos se enmascaran y no están claros. Esto no significa que no se le pueda llevar a atender, porque existen aspectos que se pueden ir manejando en el camino, mediante una terapia ocupacional y una terapia del lenguaje, por ejemplo, que permita ayudarlo a que se ajuste a su entorno. En este sentido, las manifestaciones que se vean a los dos o tres años de edad no necesariamente nos van a encaminar a un trastorno generalizado del desarrollo, al menos que sean muy evidentes.

Una de las diferencias entre el Síndrome de Asperger y el Autismo es la intensidad de los síntomas. En Asperger, todas las manifestaciones relacionadas con el desarrollo del lenguaje, la comunicación y lo social son más leves, compartiendo algunos rasgos con el autismo.

El Síndrome de Asperger tiene manifestaciones clínicas muy parecidas al autismo, pero son de menor intensidad. En el autismo, las manifestaciones son más marcadas. Por ejemplo, la conducta en el niño autista puede ser muy repetitiva y autolesivas, mientras que desde el punto de vista de la comunicación, no miran a los ojos, no hablan, no sonríen, no devuelven la parte emocional y una correspondencia a los gestos. Eso se ve desde pequeño. El niño autista si está más afectado.

En el autista también hay niveles: leve, moderado y severo. Por lo que existe una línea bastante delgada entre un niño autista leve y un Asperger. Cuando los síntomas son similares a los del autismo, pero muy leves y están enmascarados, nos inclinamos por el Síndrome de Asperger.

Un niño Asperger -como se le denominaría-, en el ámbito de su desarrollo social le cuesta un poco interpretar y entender la emoción y lenguaje corporal del otro, así como establecer lazos de empatía. En lo emocional, al no poder entender y controlar sus emociones, se frustran fácilmente, reaccionando de manera impulsiva a diferentes situaciones, lo cual por ende afecta su conducta, lo cual se evidencia mucho más durante la interacción con las demás personas.

Asimismo, un niño Asperger puede tener dificultades de adaptarse a los cambios, lo cual en el caso de la escuela puede interpretarse como un problema de conducta y en ocasiones confundirse con otros trastornos como déficit atencional, hiperactividad y negativista-desafiante.

Pronóstico
Cabe destacar que en el Síndrome de Asperger, los niños tienen un coeficiente intelectual normal o promedio, y en ocasiones, incluso por encima del promedio, mientras que un niño autista pudiese presentar un coeficiente intelectual por debajo del promedio.

Un niño con Asperger puede funcionar bastante bien, sólo que en la conducta uno nota que hay una diferencia cuando interactúa con otros niños. Cuando el lenguaje de la comprensión está afectado, ellos no comprenden lo que sucede, no porque no quieren, sino porque no pueden. Eso afecta el aprendizaje y no es porque tienen un coeficiente intelectual bajo, sino por el trastorno del lenguaje, el cual no permite que haya una buena comprensión o entendimiento, lo que a su vez se refleja en la conducta y las tareas escolares.

Un buen diagnóstico y de la detección de las deficiencias que tenga el niño Aspergerson esenciales para así definir los pasos a seguir para ayudarlo a superar esas limitaciones.

El pronostico de un niño con Síndrome de Asperger es favorable, siempre que le atiendas. El problema está en que ese niño no alcanza las cosas de manera natural. El no alcanzará tener un desarrollo de lenguaje normal, por ejemplo, si no le ayudamos. La evaluación es la que nos va a dar luces sobre cuál es el tratamiento y terapia a seguir.

Siempre va a tener la condición. No se va a curar, pero puede perfectamente tener una vida normal, adaptativa, tener familia y responder a las demandas de la sociedad, si logramos identificar sus limitaciones y le ayudamos con las terapias necesarias.

El manejo del Síndrome de Asperger es multidisciplinario y además del psicólogo, puede contemplar la participación de un fonoaudiólogo, para las terapias de lenguaje; de un terapeuta ocupacional, para las de conducta y de un psicopedagoga, para la escolar.

Por su parte, los padres juegan un papel primordial en la consecución de los objetivos que estas terapias tengan. Los mismos también son visto por un psicólogo, quien les orienta con el objetivo de que comprendan de qué se trata el síndrome y la importancia de apoyarse el uno al otro, para suplir las necesidades de atención del niño.

Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo
Anualmente, el 2 de abril se celebra el Día Mundial de la Concienciación del Autismo. En su página web oficial, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) define al autismo como una discapacidad permanente del desarrollo, que se manifiesta en los tres primeros años de edad, cuya tasa de incidencia es alta en todas las regiones del mundo y que tiene un terrible impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad.

A lo largo de su historia, la ONU ha promovido los derechos y el bienestar de los discapacitados, incluidos los niños con discapacidades de desarrollo. En 2008, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad entró en vigor, reafirmando con ello el principio fundamental de universalidad de los derechos humanos para todos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, para poner de manifiesto la necesidad que existe mundialmente de mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que sufren este trastorno.

Modificado por última vez elMiércoles, 05 Abril 2017 15:37
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!