Reportajes en Video

¿Qué es la hiperacidez gástrica?


Ante un malestar estomacal y casi siempre después de comer, muchas personas lo primero que dicen es que tienen acidez. La hiperacidez gástrica es un término popular que describe la sensación ardorosa, quemante o ácida que se siente en la parte superior del abdomen y que causa molestias a quien lo padece.  

Estas molestias, junto a otras más como distensión abdominal, saciedad temprana e incluso náuseas se incluyen dentro del espectro de la denominada Dispepsia. Y es que rara vez esa molestia se debe a una verdadera producción exagerada de ácido clorhídrico en el estómago, como sugiere el término.  

De acuerdo con el médico y especialista en gastroenterología Jan Cubilla, la dispepsia afecta hasta a aproximadamente el 25% de la población, es ligeramente más común en mujeres y puede presentarse a cualquier edad y sin distinción de raza.

Causas y factores de riesgo
“En la mayor parte de los casos, no se evidencia ninguna causa anatómica o cambios bioquímicos subyacentes que produzcan la dispepsia, conociéndose entonces como dispepsia funcional. En estos casos se sospecha que los pacientes presentan una actividad sensorial y motora alterada del estómago”, explica.

Cubilla señala que un menor grupo de personas tendrán causas orgánicas como enfermedad ulcero-péptica, diversos tipos de gastritis, problemas de vesícula biliar o páncreas e incluso problemas cardíacos; sin embargo, la mayor parte de estas causas se sospechan durante la entrevista inicial con su médico

Algunos factores de riesgo relacionados a la aparición de dispepsia son el sexo femenino, la infección por la bacteria Helicobacter pylori (y probablemente por otros microorganismos enterales), el bajo estado socioeconómico, estilos de vida no saludables y algunos factores psicológicos como el estrés diario, situaciones vitales amenazadoras o enfermedades psiquiátricas concomitantes.

Cubilla explica que generalmente la dispepsia no conlleva consigo ningún riesgo de complicaciones serias; sin embargo, los síntomas persistentes sin el debido tratamiento pueden llevar a un deterioro importante en la calidad de vida del individuo. Por otro lado, la infección por Helicobacter pylori puede llevar a gastritis crónica, atrofia del tejido gástrico e incluso a la aparición de  neoplasias malignas a largo plazo en un número limitado de pacientes.
 
“Complicaciones serias, que puedan poner en riesgo la vida del paciente, pueden ocurrir sólo si no se detectan causas orgánicas de dispepsia en una persona dada. Esto puede ocurrir si no se acude oportunamente al médico”, precisa.

Diagnóstico y tratamiento
Según el gastroenterólogo, el diagnóstico de la dispepsia o hiperacidez gástrica es clínico; es decir, que será un médico el que hará el diagnóstico durante la entrevista y el examen físico inicial, sin la necesidad de estudios diagnósticos imagenológicos o endoscópicos, al menos que sospeche de alguna causa orgánica o ante la presencia de signos y/o síntomas de alarma dentro de su historia clínica.

Explica que también hay ciertos criterios de edad para realizar estos estudios diagnósticos. En los países con alta prevalencia de infección por Helicobacter pylori, como Panamá, se deben realizar exámenes de laboratorios a las personas con dispepsia para descartar su presencia.

El manejo de la dispepsia incluye cambios en el estilo de vida (incluyendo hábitos alimentarios) y medidas farmacológicas dirigidas a disminuir la secreción ácida del estómago y a mejorar síntomas específicos de acuerdo a lo que aqueje a cada paciente. En caso de infección por Helicobacter pylori, se indicará tratamiento antibiótico específico y se verificará su efectividad posteriormente.

También es importante identificar trastornos psiquiátricos subyacentes (ansiedad, depresión, entre otras) para su adecuado manejo.

Prevención y cuándo acudir ante un médico
Según Cubilla, no existen medidas comprobadas de prevención para la dispepsia. Sin embargo, parece razonable practicar estilos de vida saludables, consumir dietas balanceadas ricas en fibra y bajas en grasas, no comer a deshoras y evitar el sedentarismo como medidas generales de salud. Asimismo, no está indicado realizar pruebas de detección de Helicobacter pylori en personas sin síntomas gastrointestinales.

“Si los síntomas de dispepsia son persistentes o recurrentes, o si estos disminuyen la calidad de vida de la persona que los padece, es tiempo de acudir a su médico. También debe acudir a su médico si sus síntomas inician después de los 45 años de edad, aunque estos sean leves”, resalta.

Modificado por última vez elJueves, 12 Mayo 2016 14:13
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!