¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?


La próstata es una glándula localizada justo debajo de la vejiga (donde se almacena la orina) y que se encuentra sólo en los hombres. La misma rodea el tubo que conduce la orina desde la vejiga al exterior a través del pene, llamado uretra.

Su función principal es producir el líquido prostático, uno de los componentes principales que constituyen el semen en la eyaculación. En hombres sanos, la próstata tiene aproximadamente el tamaño de una nuez.

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es una enfermedad frecuente en hombres mayores, que se produce cuando aumenta el número de células de la próstata, haciendo la glándula más grande. Así lo explicó el médico especialista en Medicina General Rafael González, Gerente Médico de GSK para América Central y el Caribe, en una entrevista exclusiva concedida a SaludPanama.com bajo el marco del lanzamiento en Panamá de Duodart®, una nueva opción de tratamiento para esta afección.

“Un aumento moderado de la próstata sería aproximadamente del tamaño de una ciruela, pero en casos muy graves puede alcanzar el tamaño de una toronja. El aumento del tamaño de la próstata puede causar problemas a la hora de orinar. La HPB no deriva directamente en cáncer de próstata, que también aparece en hombres mayores. Sin embargo, la HPB es una enfermedad que puede derivar en complicaciones si no se trata adecuadamente”, explica el doctor.

De acuerdo con un comunicado de prensa remitido por GSK, la HPB es un cuadro muy habitual. Se calcula que la prevalencia histológica entre la población masculina general se ubica por encina del 50% de los hombres de entre 51 y 60 años, y aumenta al 90% en aquellos de entre 81 y 90.

En Europa, la prevalencia de los síntomas de HPB moderados a severos entre la población masculina oscila entre el 14% y el 30%.

Se calcula que 20 millones de varones en cinco países europeos: Alemania, España, Francia, Italia y el RU se ven afectados por los síntomas de la HPB moderados a severos.

Factores de riesgos y síntomas
De acuerdo con González, aunque no se conoce con certeza la causa de la Hiperplasia Prostática Benigna, se considera la edad como un factor de riesgo. A mayor edad mayor riesgo de poder llegar a desarrollar la HPB.

Respecto a los síntomas que acompañan la HPB están la necesidad de orinar con frecuencia o sin previo aviso, despertarse durante la noche para orinar, dificultad para comenzar a orinar, orinar mediante un chorro débil e interrumpido, incapacidad para cortar completamente el chorro de orina cuando se desea, sensación de que la vejiga no está vacía después de haber ido al baño y escape de orina y goteo tras orinar.

“Estos síntomas pueden ser molestos y pueden afectar a su vida personal,laboral y social, por lo que es importante que hable con su médico si presenta alguno de ellos”, señala González.

Diagnóstico
El Gerente Médico de GSK para América Central y el Caribe indica que el diagnóstico se hace en base a la revisión de la historia clínica del paciente, la evaluación de los síntomas y la realización de pruebas específicas como el tacto rectal, del antígeno prostático específico (PSA) y de flujo urinario.

González explica que cuando el paciente visite a su médico, primeramente le harán preguntas sobre su estado general de salud y sus síntomas y le pedirán que responda un sencillo cuestionario, que se basa en puntuaciones.

En general, una puntuación de 0 a 7 indica síntomas leves, de 8 a 19 indica síntomas moderados y de 20 a 35 indica síntomas graves. La última pregunta acerca de la calidad de vida da una idea del grado de molestias que le ocasionan sus síntomas. Si desea más información sobre el cuestionario y cómo interpretar su puntuación, pregúntele a su médico.

Es posible que el médico decida realizar una exploración física, que podría incluir una prueba denominada tacto rectal. Durante esta prueba, haciendo uso de guantes lubricados, el médico introducirá un dedo en el recto del paciente para examinar la próstata.

“Aunque este procedimiento puede ser desagradable, no es doloroso. Muchos hombres consideran la posibilidad de realizarles un tacto rectal como una situación embarazosa; es importante que recuerde que es un procedimiento sencillo que realiza el médico con frecuencia a muchos hombres”, precisa González.

Otras pruebas que pueden indicarse para un diagnóstico más certero son la prueba del antígeno prostático específico (PSA), una prueba de laboratorio de sangre que mide la cantidad de PSA (una enzima producida de forma natural por la próstata), que en niveles elevados pueden indicar presencia de HPB y otras enfermedades como el cáncer de próstata; y la prueba de flujo urinario, a través de la cual el mismo médico mide la fuerza y cantidad de flujo urinario mediante un dispositivo especial.

Manejo y tratamiento
“Existen diferentes opciones de tratamiento disponibles para la HPB, que el médico comentará al paciente después de revisar su historia clínica y realizar una exploración física. La elección del tratamiento dependerá tanto de la gravedad de los síntomas, como del grado en que afecten la vida diaria y de sus circunstancias particulares (por ejemplo, si l paciente padece cualquier otra enfermedad o complicaciones asociadas a la HPB)”, comenta el doctor.

El médico comentará con el paciente las ventajas y desventajas de las diferentes opciones de tratamiento, entre las que están:

- Vigilancia expectante y cambios en el estilo de vida: Con esta opción, no se le administra al paciente ningún tratamiento, pero el mismo estará controlado. Esta opción puede ser la más apropiada para varones con síntomas leves de HPB, que les causan pequeñas molestias. Si los síntomas empiezan a empeorar, debe volver a la consulta de su médico, ya que es posible que necesite entonces un tratamiento más activo. Adicionalmente, se le aconsejará sobre cambios sencillos en su estilo de vida, que pueden ayudarle a mejorar sus síntomas, como lo son: evitar bebidas alcohólicas o con cafeína, evitar beber a última hora de la tarde, aumentar la cantidad de fruta y fibra en sus comidas, anticiparse a los momentos en los que la necesidad de orinar a menudo o urgentemente pueda ser más problemática y reducir de antemano la cantidad de bebida durante 2 ó 3 horas antes de ese evento, intentar orinar de nuevo pasados tan solo unos pocos minutos de haberlo hecho y re-educar la vejiga al aguantar lo más posible las ganas de orinar.

 - Tratamiento farmacológico: Para aquellos que requieren tratamiento farmacológico, González explica que existen tres tipos diferentes: los alfa bloqueantes, que se usan para tratar los síntomas de la HBP y mejorar la calidad de vida del paciente; los inhibidores de la 5-alfa-reductasa, que se emplean para tratar los síntomas de la HBP, mejorar su calidad de vida y también reducir la probabilidad de desarrollar complicaciones, como retención aguda de orina y la necesidad de cirugía; y la terapia combinada, indicada en los pacientes con HPB, que presentan síntomas moderados a severos.

- Tratamiento quirúrgico: El tratamiento quirúrgico también es una opción en el manejo de esta afección. Esta opción puede ser adecuada para hombres cuyos síntomas empeoran a pesar del tratamiento farmacológico o para aquellos que experimentan complicaciones. El médico es quien recomendará la mejor opción quirúrgica ajustada a las necesidades del paciente.

Duodart
Según el comunicado de prensa de GSK, emitido el pasado 21 de octubre, Duodart® es la primera terapia combinada de dosis fija para la hiperplasia prostática benigna.

El medicamente contiene una combinación de dosis fija (CDF) de dutasterida (0,5 mg) y tamsulosina (0,4 mg) y está indicado para el tratamiento de los síntomas de la HPB moderados a severos, además de tener efectos en la reducción del riesgo de sufrir retención urinaria aguda (RUA) y de someter a cirugía de próstata a pacientes con síntomas de HPB moderados a severos.

“La nueva terapia ofrece a los pacientes un control de los síntomas significativamente superior y sostenido, en comparación con la medicación recetada más comúnmente, la tamsulosina”, destaca el comunicado.

En su comunicación, la empresa farmacéutica destaca que los beneficios clínicos de Duodart tiene su base en los resultados arrojados por el Estudio CombAT, el cual demostró que la combinación de Avodart® (dutasterida) y tamsulosina ofrece a pacientes con síntomas de HPB moderados a severos “mejoría de los síntomas significativamente superior y sostenida en comparación con la medicación recetada más comúnmente, el bloqueante alfa tamsulosina; un mejoría de los síntomas que comienza tan prontose inicia la monoterapia con tamsulosina y se mantiene durante 4 años y una reducción del riesgo de complicaciones derivadas de la HPB: RUA y cirugía relacionada con la HPB en comparación con la monoterapia con tamsulosina en 66% **( p<0,001) y en 20% en comparación con la monoterapia con dustasterida (p=ns) a los 4 años”

“Duodart provee alivio rápido de los síntomas del trato urinario bajos y disminuye el riesgo de retención aguda de orina y del riesgo de sufrir cirugía por HPB”, dice González.

“Por primera vez contamos con una combinación de dosis fija que brinda todas las ventajas de un inhibidor de la encima 5 alfa-reductasa y un alfa bloqueador en una única cápsula, lo que representa un paso hacia adelante en el control y tratamiento de los síntomas de la HPB moderados a severos padecidos por los hombres”, agrega.

Pronóstico
El doctor González destaca que la HBP es una enfermedad benigna y no es cáncer de próstata, condición claramente diferenciada. Sin embargo, “a medida que la HBP progresa, el paciente encontrará que sus síntomas empeoran. Algunos pacientes pueden presentar complicaciones más graves, como retención aguda de orina (RAO), que supone una incapacidad repentina para orinar, la orina se acumula, lo que resulta muy incómodo a medida que la vejiga se dilata y requiere un tratamiento urgente para vaciar la vejiga. Algunos pacientes necesitan pasar por el quirófano para tratar la HPB”.

Adicionalmente, la HPB ocasionalmente puede originar otras complicaciones, como infecciones urinarias, cálculos vesicales y lesión vesical o renal.

“Es necesario crear una cultura de revisión preventiva de la próstata en los hombres mayores de 40 años de edad, de manera que si este hombre llegase a desarrollar la HPB se detecte en etapas tempranas, y no cuando ya el paciente está muy sintomático”.

Modificado por última vez elMiércoles, 12 Junio 2019 21:14
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!