Menu
Terreno en boquete

¿Qué es la hipertensión arterial?

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias. Se considera hipertensión cuando existe una presión sistólica sostenida por encima de 140 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor a 90 mmHg.

La HTA se clasifica en dos grandes grupos: la primaria, que la padecen más del 90% de las personas en el mundo, cuya causa no ha sido establecida y en principio no es curable, sólo controlable; y la secundaria, la cual es condicionada por una patología sistémica potencialmente curable.

Entre sus factores de riesgo está la herencia, la obesidad, el sedentarismo, la alimentación (alta en sal), el tabaquismo, la ingesta excesiva y crónica de bebidas alcohólicas, el uso de drogas vasoactivas (cocaínas o anfetaminas entre otras); la presencia de enfermedades como la diabetes mellitus y las patologías renales, entre otras.

En este sentido, el colectivo más afectado es aquel que está relacionado con estos factores de riesgo; es decir, la persona sedentaria, con sobrepeso, diabetes y demás. Cada día más gente joven padecen de hipertensión, y estos en su gran mayoría tienen problemas de sobrepeso. Sin embargo, los pacientes con diabetes y enfermedades renales definitivamente tendrán una mayor prevalencia.

Síntomas
Los sintomas son precisamente unonde los grandes problemas de la hipertensión. Y es que muchos de los pacientes se encuentran sin síntomas o con síntomas sutiles (dolores de cabeza, mareos, zumbido de oídos, dolor en el cuello, palpitaciones, opresión en el pecho, entre otras), por lo que hacen su vida con la Hipertensión sin saberlo.

Otro de los grandes problemas de la hipertensión son sus complicaciones. La HTA puede ser considerada como una enfermedad o como un factor de riesgo para desarrollar eventos cerebrovasculares (derrames cerebales), infartos en el corazón, falla en el riñón y otras patologías que en definitiva pueden mermar la calidad de vida de una persona.

Algunas de las complicaciones anteriores pueden dejar consecuencias de por vida. Tras producirse un evento cerebro vascular (infartos, hemorragias cerebrales), puede generarse parálisis de alguna parte del cuerpo que impida o limite la capacidad de caminar, hablar o pensar. Asimismo, puede producir insuficiencia en el corazón por ella misma (hipertensión) o por un infarto en el miocardio, que limite la capacidad para caminar y realizar las funciones habituales diarias; y finalmente daño en el riñón, que conlleve a la necesidad de diálisis o esos dramáticos tratamientos para la insuficiencia renal.

Manejo
Su diagnóstico muchas veces es circunstancial; es decir, que se descubre de manera inesperada ante una revisión general o cuando un paciente requiere cierta cirugía, entre otras formas. En otras ocasiones, el paciente acude a su evaluación con los síntomas clásicos. Sin embargo, definitivamente es recomendable hacer determinaciones de la presión arterial, por lo menos tres y en tiempos diferentes: sin haber tomado café o estimulantes, venir de una actividad física y en reposo, para promediar las presiones y establecer el diagnóstico.

En cuanto al tratamiento, este requiere de la interacción de varios factores: que el paciente entienda y sea consciente de que su enfermedad es incurable, pero controlable (requiere orientación psicológica); que siga medidas higiénicas dietéticas (dietas, ejercicios, mejor control de estrés, etc), y finalmente, de la elección del medicamento adecuado para su edad, sexo, raza, comorbilidad, etc. Existe un medicamento para cada tipo de paciente.

En principio, la HTA es una enfermedad crónica incurable, únicamente controlable, por lo menos la primaria, que es la que padecen la mayoría de las personas en el mundo. En la HTA secundaria habrá que eliminar el factor que causa la hipertensión, llámese un tumor, falla renal, drogas o uso de estrógenos, etc.

Los signos de alerta implican la presencia de HTA no controlada por el médico familiar, a pesar de sus combinaciones de medicamentos. En teoría, existen programas de salud en Panamá, que orientan al paciente en cuento a su diagnóstico y tratamiento. Sin embargo, ante datos de crecimiento del corazón, alteraciones en el electrocardiograma, alteraciones en las pruebas de función del riñón, la consulta ante el especialista es inminente.

El médico cardiólogo debe primero estratificarlo, ver qué factores de riesgo tiene este paciente para desarrollar complicaciones en los órganos blancos (cerebro, corazón y riñón). Posteriormente, adecuar su tratamiento, a través de estudios más sofisticados como un ultrasonido del corazón, ultrasonido renales y tomografías cerebrales. Así sabremos qué tan enérgico debemos ser con su tratamiento y si existe algún grado de afectación en la función del riñón, corazón o a nivel cerebral.

Por Dr. Edgar Oscas Avilés - CardiólogoCardiólogo

Modificado por última vez elJueves, 09 Noviembre 2017 11:29
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!