¿Qué es la pubertad temprana?

Compartir en mis redes:

Se denomina pubertad al periodo de la vida que antecede a la adultez. Este periodo varía según el género. Bibliografía médica indica que, en las niñas, se comprende entre los 8 y 13 años de edad, mientras que en los varones va entre los 9 y 14 años.

En la pubertad, las gónadas (los ovarios en las niñas y los testículos en los varones) comienzan a funcionar desde el punto de vista de la reproducción. La pubertad incluye, por tanto, ciertos cambios físicos como el desarrollo de las características sexuales secundarias (el crecimiento de vello axilar y púbico, el desarrollo de los senos y el crecimiento del pene y los testículos) y el crecimiento acelerado de los huesos y músculos, lo que resulta en un rápido aumento de estatura. Las niñas también presentan sangrado vaginal, mientras que los varones cambio de voz y vello facial. Ambos pueden presentar acné y cambios en el olor corporal. La pubertad ocurre cuando una parte del cerebro, llamada el hipotálamo, secreta una hormona liberadora de gonadotropina (GnRH, por sus siglas en inglés). Esta hormona estimula la glándula pituitaria (una pequeña glándula en la base del cerebro) para que esta, a su vez, produzca otras dos hormonas: la luteinizante o luteiníca, y hormona estimulante del folículo, que estimulan a las gónadas para que produzcan hormonas sexuales: estrógeno en las niñas y testosterona en los varones, responsables de los cambios físicos de la pubertad. Por otra parte, las glándulas suprarrenales (dos pequeñas glándulas ubicadas encima de los riñones) también desempeñan un papel en la producción de las hormonas sexuales. Sin embargo, su función, en cuanto al desarrollo puberal, generalmente es mucho menos importante que la de las gónadas. ¿Qué es la pubertad precoz?
Hablamos de pubertad precoz cuando algunos de los signos de desarrollo sexual se presentan en varones y niñas menores de 9 y 8 años de edad, respectivamente. En Estados Unidos, la pubertad precoz afecta aproximadamente a entre 1 y 2% de la población infantil; sin embargo, en la mayoría de estos niños la pubertad temprana es una variación de la norma, y no existe un problema médico. La consulta con un especialista es de importancia para asegurar que esto último sea así. Cabe destacar que muchos niños con indicios de pubertad precoz o tardía tienen familiares que presentaron la misma situación; y que, así como hay diferencias en la edad de inicio, hay diferencias en la duración de la pubertad. Casi al final de la pubertad el crecimiento se detiene. Como los huesos de los niños con pubertad precoz maduran y dejan de crecer antes de lo normal, es posible que estos niños sean de estatura más baja de lo previsto cuando lleguen a adultos, en caso de que no reciban tratamiento. La pubertad precoz también puede causar problemas emocionales y sociales para los niños que, en términos sexuales, son más maduros que sus compañeros. Causas de la pubertad temprana
En muchas ocasiones, la pubertad precoz es simplemente una variante del crecimiento normal. Por ejemplo, el desarrollo de los senos en niñas y el vello púbico o axilar en niños de ambos sexos, sin otros síntomas de pubertad, por lo general no indican un problema médico de fondo. Sí existen dos casos de pubertad precoz que se consideran anormales: la pubertad precoz central (PPC) y la pubertad precoz periférica (PPP). La PPC ocurre cuando el hipotálamo libera la GnRH y activa la pubertad muy temprano. En la mayoría de niñas con PPC, no existe un problema médico subyacente. En los varones, el trastorno es menos común, y hay mayor probabilidad de que esté relacionado con un problema médico. Dichos problemas incluyen un tumor, trauma cerebral (como un golpe en la cabeza, cirugía del cerebro o irradiación terapéutica a la cabeza) o inflamación (como meningitis). La PPP, por su parte, es menos común que PPC y es resultado de una producción prematura de hormonas sexuales (estrógeno y testosterona) debido a problemas en los ovarios, testículos o glándulas suprarrenales. Otra causa puede ser la exposición externa a hormonas sexuales (como entrar en contacto con crema de estrógeno o testosterona). Diagnóstico y manejo
Para llegar a un diagnóstico, un médico pediatra o endocrino analizará la historia médica del niño, la hará un examen físico y ordenará la realización de pruebas de sangre para medir los niveles hormonales. Es posible también que se indique la toma de una radiografía de la mano para ver si los huesos están madurando demasiado rápido; así como de una tomografía computarizada o escaneo CT, o imágenes por resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) para determinar la presencia de tumores. En casos poco comunes, se envían muestras de sangre a un laboratorio para detectar cualquier cambio en genes (mutación genética) que podría resultar en un tipo poco común de pubertad precoz. Si el niño o niña tiene PPC, se le recetarán medicamentos para impedir que continúe el desarrollo puberal. Si el problema es PPP, el tratamiento dependerá del problema médico que lo cause. Puede incluir medicamentos, cirugía (si hay un tumor) o eliminación de la fuente externa de hormonas (como la crema de estrógeno). Si su hijo tiene alguno de los indicios de una pubertad precoz, consulte con un endocrinólogo pediátrico, que es un experto en el tratamiento de trastornos hormonales en los niños. La pubertad precoz tiene que atenderse para verificar que no exista una causa subyacente. Su médico conversará con usted para determinar cuál es la mejor opción de tratamiento.

Por Dra. Cristina González - Endocrinología Pediátrica

Modificado por última vez elLunes, 10 Junio 2019 17:42
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!