¿Qué es la tosferina y por qué su atención se centra en los bebés?


“La tosferina es una enfermedad muy contagiosa, que puede ser mortal para los bebés. Es causada por una bacteria y se transmite de persona a persona, generalmente al toser o estornudar cerca de los demás”. Así lo destaca la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) en su sitio web oficial, en un apartado titulado ‘La tosferina es mortal para los bebés’.

El sistema de vigilancia epidemiológica de la región de Salud Comarca Ngäbe Buglé, del Ministerio de Salud, detectó un brote de tosferina, específicamente en el corregimiento Loma Yuca, distrito Santa Catalina. En horas de la tarde de ayer, 1 de enero, el Minsa informó tener registro de 81 casos, entre diciembre de 2018 y enero de 2019. Se trata de 9 fallecimientos, cuyos casos fueron confirmados por laboratorio, y 72 casos de nexos epidemiológicos (con síntomas similares, pero aún no confirmados por laboratorio).

Pero ¿Qué es la tosferina y por qué su atención se centra en los bebés? De acuerdo con información de la CDC, la tosferina, también conocida como tos convulsa o pertussis, es una enfermedad muy contagiosa causada por un tipo de bacteria llamada Bordetella pertussis. Estas bacterias se adhieren a los cilios (pequeñas extensiones parecidas a vellos) que recubren parte del aparato respiratorio superior, liberan toxinas (venenos) que dañan los cilios y provocan la inflamación de las vías respiratorias.

Se trata de una enfermedad sólo presente y transmisible entre seres humanos. Por lo general, las personas con tosferina les transmiten la enfermedad a los demás al toser o estornudar, o al pasar mucho tiempo en contacto cercano con ellos compartiendo el espacio donde respiran. Muchos bebés que contraen la tosferina se contagian de sus hermanos mayores, padres o las personas que los cuidan, quienes tal vez ni siquiera saben que tienen la enfermedad.

La tosferina (tos convulsa) puede enfermar de gravedad a bebés, niños, adolescentes y adultos. Los síntomas de la tosferina por lo general aparecen dentro de los 5 a 10 días después de estar expuesto a la enfermedad. Algunas veces pueden pasar hasta 3 semanas antes de que aparezcan los síntomas de la tosferina.

Las personas infectadas son más contagiosas hasta por alrededor de 2 semanas después de que aparece la tos. Los antibióticos pueden acortar el periodo durante el cual una persona es contagiosa.

Aunque las vacunas contra la tosferina son la herramienta más eficaz para prevenir esta enfermedad, ninguna vacuna es 100% eficaz. Cuando la tosferina está circulando en una comunidad, existe la posibilidad de que una persona de cualquier edad, que tenga todas sus vacunas al día, pueda contraer esta enfermedad. Si una persona se aplicó la vacuna contra la tosferina y aún así se enferma, la infección en general no es tan grave como la que puede presentar una persona no vacunada.

Signos y síntomas
Esta enfermedad suele comenzar con síntomas parecidos a los del resfriado, que en ocasiones puede acompañarse de tos leve o fiebre. En los bebés, la tos puede ser mínima o incluso estar del todo ausente. Los bebés pueden presentar apnea, una pausa que se produce en el patrón de respiración del niño y hace que dejen de respirar y que la piel se les ponga azulada.

“La tosferina es más peligrosa en los bebés. Alrededor de la mitad de los bebés menores de 1 año de edad, que contraen la enfermedad necesitan atención médica en el hospital”, destaca la web

En el caso de las personas que se aplicaron la vacuna contra la tosferina, la CDC indica que, en la mayoría de los casos, la tos no dura tantos días. Los accesos de tos, el sonido de la tos forzada y los vómitos después de los accesos ocurren con menos frecuencia. El porcentaje de niños con apnea (pausa larga al respirar), cianosis (coloración azul o morada de la piel debido a la falta de oxígeno) y vómitos es menor.

Los primeros síntomas pueden durar de 1 a 2 semanas y suelen incluir: moqueo, fiebre baja (generalmente mínima durante todo el curso de la enfermedad), tos leve ocasional y apnea.

En sus primeras etapas, la tosferina no parece ser algo más que un resfriado común. Por ese motivo, los profesionales de atención médica a menudo solo la presumen o diagnostican cuando aparecen los síntomas más graves.

Después de 1 a 2 semanas, y a medida que la enfermedad evoluciona, pueden aparecer los síntomas típicos de la tosferina, como: paroxismos (accesos) de mucha tos rápida seguida de un sonido de respiración forzada y de alta frecuencia (whoop), vómitos durante o después de los accesos de tos, agotamiento (mucho cansancio) después de los accesos de tos.

Cuando la enfermedad es más leve (menos grave), es común que no provoque el sonido de respiración forzada. Por lo general, la infección es más leve en los adolescentes y los adultos, especialmente en quienes se aplicaron la vacuna contra la tosferina.

La recuperación de la tosferina puede ser lenta. La tos se vuelve más leve y menos frecuente. Sin embargo, los accesos de tos pueden regresar con otras infecciones respiratorias muchos meses después de que haya comenzado la infección de la tosferina. Estos accesos pueden producirse por hasta 10 semanas o más, por lo que también es conocida como “la tos de los 100 días”.

Complicaciones
“La tosferina (tos convulsiva o pertussis) puede causar serias y a veces mortales complicaciones en los bebés y niños pequeños, especialmente en aquellos que no tienen todas las vacunas”, precisa la CDC.

Alrededor de la mitad de los bebés menores de 1 año de edad, que contraen tosferina necesitan recibir atención médica en el hospital. Mientras más pequeño sea el bebé, mayores serán las probabilidades de que necesite tratamiento en un hospital.

Cifras manejadas por la CDC, indican que, en Estados Unidos, de los bebés con tosferina que reciben tratamiento en un hospital:
- Cerca de 1 de cada 4 (23 %) contrae neumonía (infección pulmonar).
- Cerca de 1 de cada 100 (1.1 %) tendrá convulsiones (sacudidas violentas e incontrolables).
- Cerca de 3 de cada 5 (61 %) tendrán apnea (la respiración es lenta o se detiene).
- Cerca de 1 de cada 300 (0.3 %) tendrá encefalopatía (enfermedad del cerebro).
- Cerca de 1 de cada 100 (1 %) morirá.

Los adolescentes y adultos también pueden presentar complicaciones, pero estas suelen ser menos graves en este grupo de edad, especialmente en aquellos que han sido vacunados. Las complicaciones en los adolescentes y adultos a menudo son causadas por la misma tos. Por ejemplo, la persona puede desmayarse o romperse (fracturarse) una costilla durante accesos violentos de tos.

En un estudio, menos de 1 de cada 20 (5%) adolescentes y adultos con tosferina necesitó atención médica en un hospital. A 1 de cada 50 (2%) de esos pacientes se le diagnosticó neumonía (infección de los pulmones).

Prevención y vacunas
“La mejor manera de prevenir la tosferina (tos convulsa o pertussis) en los bebés, niños, adolescentes y adultos es vacunándose. Además, mantenga a los bebés, y a quienes tengan un alto riesgo de presentar complicaciones por la tosferina, alejados de las personas infectadas”

La vacuna contra la tosferina recomendada para bebés y niños se llama DTaP y es una vacuna combinada que ayuda a proteger contra tres enfermedades: la difteria, el tétanos y la tosferina.

La vacuna infantil contra la tosferina (DTaP) protege a la mayoría de los niños por al menos 5 años y se aplica en tres dosis, antes de los seis meses de nacidos.

Por otro lado, si a alguien que vive en casa le diagnosticaron tosferina, su médico o el departamento de salud local pueden recomendarles a las otras personas que viven en dicha casa el consumo de antibióticos preventivos (medicamentos que pueden ayudar a prevenir enfermedades causadas por bacterias) para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad. Además, es posible que recomienden el uso de antibióticos preventivos para algunas otras personas fuera de su casa que hayan estado expuestas a una persona con tosferina, como personas con riesgo de enfermarse gravemente y personas que tienen contacto habitual con alguien que se considera que tiene alto riesgo de presentar una enfermedad grave.

Las mujeres embarazadas no tienen un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave; sin embargo, los expertos consideran que las que se encuentran en el tercer trimestre de embarazo presentan un mayor riesgo pues, a su vez, podrían exponer a sus recién nacidos a la tosferina. En este sentido, en ocasiones se puede recomendar que la vacunación en la mujer embarazada.

Como medida preventiva también está la higiene. “Tal como sucede con muchas enfermedades respiratorias, la tosferina se propaga cuando la persona infectada tose o estornuda mientras se encuentra en contacto cercano con los demás, quienes a su vez inhalan las bacterias”.

Los CDC recomiendan tener buenos hábitos de higiene para prevenir la propagación de las enfermedades respiratorias. Los buenos hábitos de higiene incluyen lo siguiente:

• Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar.
• Botar el pañuelo usado en el cesto de la basura.
• Toser o estornudar en la parte superior del brazo o en el codo, no en las manos, si no se tiene un pañuelo desechable.
• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos.
• Usar un desinfectante de manos a base de alcohol si no se dispone de agua y jabón.

Modificado por última vez elSábado, 02 Febrero 2019 10:58
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!