¿Qué es una hernia hiatal?


Aproximadamente, el 60% de los individuos de 50 años de edad o más tienen hernia del hiato, una condición cuya incidencia aumenta con la edad. De estos, el 9% son sintomáticos aproximadamente, dependiendo de si hay buen funcionamiento del esfínter inferior del esófago.

Recientemente, a través de nuestras redes sociales, nos contactaron para conocer más sobre esta afección. Saludpanama.com, con el objetivo de responder a esta solicitud y a la vez brindar información al resto de la sociedad, consultó a la médico especialista en cirugía bariátrica y metabólica Debbie Wong.

El diafragma es un músculo en forma de domo que separa la cavidad del tórax del abdomen. Normalmente el esófago pasa al estómago a través de una apertura en el diafragma llamado hiato.

Sin embargo, según explica Wong, es posible que en ocasiones el músculo que rodea esta apertura se debilite, lo que permite que la parte superior del estómago se desplace a través del diafragma, desarrollándose lo que se conoce como hernia hiatal o hernia de hiato.

"No siempre es clara su etiología. Las hernias hiatales pueden ser causadas por una lesión en el área, por nacer con un hiato agrandado, por presión constante e intensa a los músculos que rodean el hiato, como la que ocurre cuando se tose, vomita o se hace esfuerzo para ir al baño; levantar objetos pesados y cambios relacionados a la edad en el diafragma", explica.

El 95% de las hernias de hiato son deslizantes, ya que se desplaza hacia arriba el esfínter inferior del esófago, quedando arriba del diafragma junto con la parte superior del estómago. El otro 5% de los casos son las hernias paraesofágicas, en las que el esfínter inferior del esófago se queda en su lugar pero el estómago protruye a través del diafragma. Se puede padecer de hernia hiatal a cualquier edad, pero es más frecuente en personas mayores y en personas obesas.

Signos y síntomas
Wong señala que en la mayoría de los casos, las hernias hiatales no causan problemas o síntomas y que quizá la persona nunca se de cuenta que tiene una hernia hiatal a menos que su doctor se la diagnostique cuando esté siendo evaluado por otro problema. Sin embargo, si la hernia hiatal es grande, puede permitir que la comida y el ácido regurgiten al esófago, causando acidez.

De acuerdo con la doctora, cambios en la dieta, recomendaciones generales o medicamentos usualmente pueden mejorar los síntomas, pero si la hernia causa mucha molestia, probablemente requiera cirugía.

Los principales signos y síntomas que se observan cuando hay hernia hiatal son: acidez, eructos, dificultad para tragar, molestia o dolor en el pecho o en el abdomen, sensación de llenura extrema luego de las comidas, vomitar sangre o expulsar heces oscuras, lo que puede indicar sangrado gastrointestinal.

“A la hernia hiatal se le conoce con gran frecuencia como el ‘gran imitador’, ya que sus síntomas pueden parecerse a la de otros desórdenes. Por ejemplo, una persona con este problema puede experimentar dolores de pecho, falta de aire (por la presión de la hernia en el diafragma), puede causar palpitaciones (por la irritación del nervio vago) y sensación de comida atorada, que causa molestia en la parte inferior del esófago hasta que la comida pase al estómago”, explica.

Respecto a los factores de riesgo, los mismos están asociados a aquellas situaciones que causen aumento de la presión intraabdominal, entre los que están: levantar cosas pesadas o agacharse, toser fuerte y frecuentemente, estornudar con fuerza, vómitos violentos, hacer esfuerzo al ir al baño a evacuar y estrés.

Complicaciones
Según la doctora Wong, las complicaciones por una hernia hiatal son raras; no obstante, en caso de presentarse pueden ser serias y causar problemas al paciente. Las hernias hiatales que se desplazan hacia el tórax, pueden causar reflujo gastroesofágico.

El estómago produce ácido que regurgita hacia el esófago, lo cual puede dañar al esófago, aumentado el riesgo de padecer de los siguientes problemas:

- Ulceras esofágicas: daño al revestimiento del esófago (esofagitis), éstas úlceras pueden sangrar, causando dolor y provocando dificultad para tragar. Usualmente se puede tratar con antiácidos y otros medicamentos para proteger del ácido.

- Estenosis o estrechez del esófago: daño repetido al revestimiento del esófago, puede llevar a tejido cicatrizal. Sí este progresa, puede hacer que el esófago se estreche, lo que se conoce como estenosis. Causa problemas para tragar y puede ser doloroso. Se pueden tratar mediante balones especiales para dilatar esa área y ensanchar el esófago.

- Esófago de Barrett o cáncer: Barrett usualmente no causa síntomas, sólo algunas molestias de reflujo, pero tener estos cambios , puede predisponer al desarrollo de cáncer de esófago. Si usted está sufriendo de reflujo por más de tres semanas, a pesar de estar tomando medicamentes, contacte a su médico , quizás necesite ser evaluado con más detenimiento.

- Hernia Estrangulada: al desplazarse parte del estómago al tórax y estar al lado del esófago (hernia paraesofágica), esto puede causar estrangulamiento, ya que se corta la circulación de sangre a esta área. Esto necesita una cirugía de urgencia para corregir el problema. Los pacientes manifiestan dolor intenso y vómitos.

Diagnóstico y tratamiento
“La hernia del hiato puede ser descubierta mientras se evalúa al paciente por otra patología. Si el paciente presenta algunos de los síntomas ya explicados, se le puede realizar una endoscopía del tracto digestivo superior, un estudio de manometría o una radiografía, que se hace tomando un medio de contraste conocida como esofagograma o serie esofagogastroduodenal”.

De acuerdo con la especialista en cirugía bariátrica y metabólica, si el paciente no tiene síntomas, no requiere de tratamiento. Sin embargo, si la hernia hiatal es grande o es del tipo paraesofágica, puede causar estrechez y dolor. En este sentido, la especialista señala que pacientes con síntomas deben elevar la cabeza de sus camas, evitar acostarse inmediatamente después de comer.

“Deben manejarse las causas. Si la condición es causada por estrés, se deben aplicar medidas para disminuir la situación. Si el paciente tiene sobrepeso o es obeso, se recomienda la pérdida de peso. Drogas antisecretorias, como los inhibidores de protones (nexium, omeprazol)o los bloqueadores H2 (ranitidina) pueden ser utilizados para reducir la secreción de ácido”, comenta.

Cuando los síntomas por la hernia son crónicos y severos, según explica Wong se recomienda la cirugía, ya que el reflujo crónico puede causar daños al revestimiento del esófago, situación que puede predisponer al desarrollar cáncer en el área.

“Esta cirugía se denomina Fonduplicatura Nissen. El estómago es plicado o envuelto alrededor de la parte inferior del esófago, previniendo la herniación a través del hiato y el reflujo por los ácidos gástricos. Este procedimiento se realiza usualmente de manera laparoscópica. El riesgo de complicación es bajo, hay una recuperación rápida y los resultados son satisfactorios”, indica.

“Una vez aparece la hernia, no es reversible. Permanece igual a través de los años. A veces no le causa problema alguno al paciente, pero a veces crece y le produce síntomas al paciente. Entonces amerita ser investigado para identificar si se puede manejar de forma conservadora sólo con medicamentos o requiere alguna otra intervención”, precisa.

Modificado por última vez elViernes, 29 Abril 2016 15:26
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!