¿Qué pasa cuando te muerdes las uñas?

  • Publicado en Adultos
  • Leído 349 veces

Si bien es poco higiénico y poco agradable a la vista, es poco probable que morderse las uñas de forma crónica (onicofagia) produzca daños a largo plazo a la salud en general, pero si puede afectar las uñas propiamente y la piel alrededor de ellas, además de hacernos lucir unas manos poco agradables físicamente, siendo estas -en ocasiones- una especie de tarjeta de presentación para muchas personas.

Existen pocos estudios publicados sobre el impacto o la frecuencia de este problema en la población general. Se estima entre el 20 y 45% de la población, se muerde las uñas y que se trata de un hábito que comienza en la niñez, pero que es más frecuente en la adolescencia. Su persistencia en la edad adulta hace más difícil su control y tratamiento. Se cree que más de la mitad de los niños en edad escolar se muerden sus uñas de forma ocasional o frecuente. Además, al parecer puede ser hasta un hábito familiar.

Las uñas se forman dentro del lecho ungueal, justo debajo de donde comienzan las cutículas en forma de U. Mientras el lecho ungueal siga intacto, es poco probable que morderse las uñas interfiera en su crecimiento; sin embargo, morderse las uñas conlleva riesgos a otros riesgos:

- Dañar la piel que rodea la uña, lo que aumenta el riesgo de infección.
- Aumentar el riesgo de resfríos y otras infecciones al propagar gérmenes de los dedos a la boca.
- Ocasionar aftas o llagas en la parte interna de la boca.
- Desgastar el esmalte de los dientes. 

El morderse las uñas, dejando del lado el aspecto estético y dermatológico, puede indicar la presencia de situaciones que pueden estar afectando nuestra calidad de vida, como el estrés, la ansiedad, los nervios u otras.

Para evitar las complicaciones que morderse las uñas puede provocar, los médicos dermatólogos recomendamos:

- Mantener las uñas cortadas prolijamente o arregladas por una manicura
- Aplicar un esmalte de sabor amargo en las uñas que te disuada de mordértelas
- Tener las manos o la boca ocupadas en actividades alternativas, como masticar chicle.
- Evitar los factores que te provocan ganas de morderte las uñas, como la hiperestimulación.
- Adoptar medidas saludables, como realizar actividad física, para controlar el estrés y la ansiedad.

Por Dra. Sheila Sánchez - Dermatología

Modificado por última vez elMartes, 24 Septiembre 2019 10:57
1

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account