Rinitis alérgicas: narices susceptibles


Estornudos frecuentes, picor, obstrucción nasal, secreciones nasales y, en ocasiones, pérdida de olfato son algunos de los síntomas de la rinitis alérgica, la forma más común de rinitis no infecciosa.

La rinitis es un trastorno que afecta a la mucosa nasal, que se presentan generalmente durante dos o más días consecutivos y a lo largo de más de una hora, la mayoría de los días.

Aunque no es igual al asma, la rinitis si puede ser un indicador de que la persona que la padece tiene una especial predisposición a desarrollar más los síntomas característicos de una hiperreactividad bronquial (tos seca, sensación de falta de aire, sibilancias, entre otros).

La presencia reiterada de rinitis debe ser motivo de consulta a especialistas en otorrinolaringología para su evaluación y eventual establecimiento de medidas de tipo preventivo, que eviten la aparición de asma o sirvan para el tratamiento precoz de esta afección.

Desencadenantes
La rinitis alérgica se desarrolla cuando una persona inhala algo a lo que es alérgica (alérgenos), como los ácaros del polvo, la caspa de animales, el polen u otras partículas presentes en el aire. Los cuadros de rinitis suelen exacerbarse durante las épocas de sequía y cambios de clima estacional.

Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un alérgeno, como el polen o el polvo, el cuerpo libera químicos, principalmente histamina, lo cual ocasiona síntomas de alergia.

Debido a que se desarrolla por el contacto con estos alérgenos, la principal medida de prevención y tratamiento es evitar estos; sin embargo, en países como Panamá, por ejemplo, esto puede ser casi imposible evitar completamente, debido al clima y el auge del sector construcción. Si existen algunas otras medidas que podemos tomar para disminuir la exposición a ellos: reduzca los ácaros del polvo y el polvo en el hogar, controle el moho en espacios interiores y exteriores, evite la exposición al polen de las plantas y a los animales.

Para lograr estas medidas con éxito, es posible que necesite instalar filtros de horno u otros filtros de aire, retirar los muebles y las alfombras de los pisos, utilizar un deshumidificador para secar el aire de la casa, cambiar el lugar donde sus mascotas duermen y comen, evitar ciertas tareas al aire libre y cambiar la manera de limpiar la casa.

Es importante destacar que hay más polen en el aire en los días calurosos, secos y ventosos. En los días húmedos, frescos y lluviosos, la mayor parte del polen cae al suelo.

Síntomas
Los síntomas se presentan poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual se es alérgico. Entre los síntomas de la rinitis alérgica están:

- Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área
- Problemas con el olfato
- Rinorrea
- Estornudos
- Ojos llorosos

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan:
- Nariz tapada (congestión nasal)
- Tos
- Oídos tapados y disminución del sentido del olfato
- Dolor de garganta
- Círculos oscuros debajo de los ojos
- Hinchazón debajo de los ojos
- Fatiga e irritabilidad

Tratamiento
El manejo de la rinitis incluye el consumo de medicamentos. Estos son recetados de manera personalizada por un médico especialista en otorrinolaringología, tras una evaluación médica del paciente. Los aerosoles nasales con corticosteroides son el tratamiento más eficaz para cuadros frecuentes y exacerbados o cuando se trata de una rinitis crónica. Algunos son de uso diario, pero son seguros para niños y adultos.

El tratamiento también puede contemplar el uso de antihistamínicos, medicamentos que funcionan bien para tratar síntomas de alergias. A menudo, se utilizan cuando los síntomas no ocurren con mucha frecuencia o no duran mucho tiempo.

Los descongestionantes, por su parte, ayudarán a secar una nariz congestionada o tapada, mientras que el lavado nasal puede ayudar a eliminar el moco en los casos de rinitis leves.

El tratamiento para la rinitis, aunque accesible, no deben utilizarse mediante la automedicación. Debe estar indicado y supervisado por un especialista, debido a que se trata de la vía respiratoria, la cual además es muy susceptible a la absorción. Las dosis en el tratamiento se de gran importancia, tanto para un resultado exitoso, como para evitar complicaciones.

Siempre consulte con un médico si tiene alergia grave, sus síntomas no mejoran cuando los trata o está jadeando o tosiendo más.

Por Dr. Lech Korytkowski – Otorrinolaringología

Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!