Signos y síntomas del autismo en bebés


El autismo es un espectro de trastornos estrechamente relacionados con un núcleo común de síntomas. Los trastornos del espectro del autismo aparecen en la infancia y la niñez temprana, causando retrasos en muchas áreas básicas del desarrollo como lo es el aprendizaje para hablar, jugar e interactuar con los demás.

Los signos y síntomas del autismo varían ampliamente, al igual que sus efectos. Algunos niños autistas tienen sólo impedimentos leves, mientras que otros tienen más obstáculos que enfrentar y superar. Sin embargo, todos los niños en el espectro autista tienen dificultades, al menos en cierta medida, en las tres siguientes áreas:

    • Comunicación verbal y no verbal.
    • Relación con los demás y el mundo que les rodea.
    • Pensar y actuar con flexibilidad.

Existen diferentes opiniones entre los médicos, padres y expertos sobre qué causa el autismo y la mejor manera de tratarlo. Pero en un hecho, todos están de acuerdo: la temprana e intensiva intervención, ayuda. Para los niños en situación de riesgo y los niños que muestran signos tempranos, esta intervención puede hacer la diferencia.

Los padres están en la mejor posición para detectar los primeros signos de advertencia de autismo. Son los padres los que mejor conocen a sus hijos y pueden observar los comportamientos y las peculiaridades que un pediatra, en una rápida visita de quince minutos, no tenga la oportunidad de ver. El pediatra puede ser un socio valioso, pero no descarta la importancia de las propias observaciones y experiencias de los padres.

La clave está en educarse a sí mismos para saber qué es lo normal y lo que no. Algunos de los aspectos que los padres deben tener presentes, derivan de las siguientes acciones:

• Supervisar el desarrollo de su hijo: El autismo implica una variedad de retrasos en el desarrollo, por lo que mantener una estrecha vigilancia sobre cuándo o si-su hijo está golpeando los hitos sociales, emocionales y cognitivos clave es una forma efectiva de detectar el problema desde el principio. Mientras que los retrasos en el desarrollo no apuntan de forma automática con el autismo, pueden indicar un mayor riesgo.
• Tomar medidas si se está preocupado: Cada niño se desarrolla a un ritmo diferente, por lo que no debe tener pánico si su hijo demora para hablar o caminar.
• No acepte un enfoque de esperar y ver: A muchos padres preocupados se les dice "No te preocupes" o "hay que esperar y ver". Pero la espera es lo peor que puedes hacer. Corre el riesgo de perder un tiempo precioso en una edad en que su hijo tiene la mejor oportunidad de mejora, porque si el retraso es causado por el autismo o algún otro factor, puede haber retraso en el desarrollo del niño. Con el fin de desarrollar habilidades en un área de retraso, su hijo necesita ayuda adicional y tratamiento específico.
• Confíe en sus instintos: Lo ideal sería que el médico de su hijo realizara una evaluación a fondo para el autismo u otros retrasos en el desarrollo. Escuche a su instinto, si este le está diciendo que algo está mal. Sea persistente. Programe una cita de seguimiento con el médico neuropediatra y busque una segunda opinión, o pida una derivación a un especialista en desarrollo infantil (terapeutas del neurodesarrollo).

Como padres, también deben estar alerta a si su hijo:

• No hace contacto visual (por ejemplo mirarte cuando recibe).
• No sonríe cuando le sonríen.
• No responde a su nombre o con el sonido de una voz familiar.
• No sigue objetos visualmente.
• No apunta o adiós o usa otros gestos para comunicarse.
• No sigue el gesto al apuntar las cosas.
• No hace ruidos para llamar su atención.
• No iniciar o responde a caricias.
• No imita sus movimientos y expresiones faciales.
• No juega con otras personas o intereses.
• No pide ayuda o hace otras peticiones básicas.

Mientras que el autismo no sea normalmente diagnosticado y tratado antes del segundo año de vida, hay cosas que los padres pueden hacer para que el desarrollo social y emocional de su hijo se de la mejor manera. Usted no tiene que esperar a un diagnóstico oficial para comenzar a apuntar retrasos en el desarrollo y trabajar para mejorar el vínculo que comparten. Esto es algo que puede hacer, incluso cuando su hijo es sólo un bebé.

El vínculo de apego es la relación única entre los padres y su bebé, como sus cuidadores principales. Esta relación de unión instintiva asegura que se cumplan las necesidades de su niño indefenso y vulnerable. En la década de los 90, una explosión de aprendizaje descubierto el hecho de que esta relación única, el vínculo de apego, es un factor clave en el desarrollo social, emocional, intelectual y físico de su bebé.

La calidad del vínculo de apego varía. Una unión segura proporciona a su bebé con una base óptima para la vida: el afán de aprender, la auto-conciencia saludable, la confianza y consideración por los demás. Una relación de apego inseguro, que no cumple con las necesidades de un bebé para la seguridad y la comprensión, la lleva a la confusión acerca de uno mismo y las dificultades en el aprendizaje y la relación con los demás.

Por Dr. Ramiro Campos.
Patología del lenguaje y Neurorehabilitación
Clínica De Especialidades Médicas Montfort - CEMSA Panamá

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!