Súper Doctores: Una nueva generación de especialistas
20 Oct 2017

Súper Doctores: Una nueva generación de especialistas

En las últimas décadas, Panamá ha evidenciado avances importantes en el ámbito de la atención de la salud, que se ven reflejadas en mejores indicadores, entre los que está una expectativa de vida mucho más alta, un aumento en la tasa de diagnósticos de cáncer pero de disminución de muerte por esta causa, una tasa de mortalidad infantil con indicadores a la baja, por solo citar algunos ejemplos.

Sin embargo, algunos indicadores de salud en nuestro país siguen siendo alarmantes. La pandemia de la obesidad y sus enfermedades relacionadas como la diabetes y la hipertensión, se apodera de nuestra población, trayendo consigo un número importante de cirugías y hospitalizaciones. Asimismo, ante un mundo cada vez más globalizado, la imagen es hoy más que nunca la mejor carta de presentación, impulsando la creación de procedimientos que permitan lucir -por ejemplo- una mejor sonrisa, sin que esto signifique pasar por un doloroso y a veces incapacitante momento.

Sin duda, necesita invertir más en servicios de salud en áreas poco atendidas hasta ahora. El país debe cubrir más adecuadamente el gasto en salud, a fin de mejorar la protección económica de los pacientes. También hay mucho que hacer para mejorar en la prevención de enfermedades y la integración de los servicios de salud del país.

Nuevos hospitales, otros con nuevas o reconfirmadas certificaciones; nuevas clínicas, incremento del número de doctores y odontólogos en ejercicio, incremento en el promedio de consultas médicas y un paciente – nacional o internacional- cada vez más instruido, dan cuenta de que la adaptación es la única forma que tenemos para enfrentar los retos. En esta adaptación entra una nueva generación de jóvenes médicos y odontólogos, que con múltiples especialidades, están listos para enfrentar los retos que impone un sector de atención de la salud más globalizado y exigente. Esta es la historia de algunos de ellos.

La sonrisa como tarjeta de presentación
VirgilioEl Dr. Virgilio Castillero cursó estudios de odontología general en la Universidad de Panamá y Universidad de Texas en Houston (USA); un postgrado en Rehabilitación Oral en la Universidad Autónoma de Guadalajara y de Implantología con énfasis en el área protésica en el Instituto de Cirugía Reconstructiva (I.C.R) en Guadalajara, México. Hoy, a sus 41 años de edad, dedica su práctica privada exclusivamente a la Rehabilitación Oral, Implantología Dental y a la Odontología Cosmética en su clínica Dental Life.

Para Castillero, ir más allá de la odontología general era un compromiso con sus pacientes. Su premisa es no sólo ofrecer el mejor tratamiento que conozca, si no el mejor tratamiento que la odontología actual puede ofrecer. “La Rehabilitación Oral es una especialidad que devuelve al paciente a su estado más cómodo, tanto desde el punto de vista funcional como estético y esto aumenta su autoestima y seguridad. Me llena de gran satisfacción ver como un paciente se incorpora a la vida con una mejor actitud. Siento que no sólo trato dientes o sonrisas, sino que ayudo a una persona a sentirse más cómoda consigo misma”.

A juicio de Castillero, esta forma de trabajar tiene sus bases en un paciente que siempre ha sido exigente, pero que hoy –gracias al Internet- está más informado, lo que impulsa a la necesidad de actualización para satisfacer las nuevas necesidades del mismo. Tiene el acceso a la información, pero no los conocimientos para hacerse un criterio certero sobre lo que tienen y/o necesitan, lo cual los confunde y los puede llevar a tomar malas decisiones, por lo que exige que su médico sepa cada vez más

Precisamente por lo anterior, es que Castillero afirma que su consulta ha cambiado. “Nada peor que iniciar la consulta con el paciente en la silla dental, con la boca abierta. Es como ir al cirujano y este te recibiera en el quirófano, dispuesto a iniciar una cirugía de inmediato. Mi consulta inicial se realiza fuera del ambiente de la Silla Dental, en una oficina donde escuchamos al paciente hablar sobre todos los síntomas, su historia dental reciente y pasada y sus aspiraciones; ordenamos exámenes de imagenología, para así levantamos un diagnóstico preciso del estado de salud bucal del paciente y con ellos establecer el plan de tratamiento”.

Para este odontólogo, cambiar el modo de atención no es sólo mejorar la forma en que prestamos el servicio. “Es necesario cambiar el modo de atención ya que la creencia de que la calidad se construye sólo a expensas de la buena voluntad del recurso humano es un error. El personal puede y debe estar suficientemente motivado y comprometer todo su esfuerzo individual y de equipo, para que su actitud no resulte estéril. Asimismo, se requiere de toda una estructura que debe ser diseñada, con la debida planeación, con el fortalecimiento de las áreas críticas, con la garantía de proporcionar felicidad, pero sobre todo con la preparación y motivación adecuadas del personal, al que fundamentalmente se le debe introducir dentro del necesario esquema de la educación continua hacia la calidad, sin discriminación de clase o de nivel”, expresa.

Castillero precisa que el concepto de calidad en salud debe contener cinco elementos fundamentales: Excelencia profesional, uso eficiente de los recursos, mínimo riesgo para el paciente, alto grado de satisfacción y el impacto final que tiene en la salud. No es posible reducir a uno o algunos de estos elementos de calidad en salud, pues necesariamente implica la integración de estos elementos de carácter técnico y también de procesos, objetivos y subjetivos, pero que todos unidos tienen como resultante la satisfacción del usuario y la eficiencia de la clínica.

“El reto no es para la especialidad, sino para el especialista. Todos los equipos y técnicas nuevas dependen de un buen manejo de la informática y las diferentes herramientas digitales para poder obtener los resultados que la odontología actual tiene disponible. No manejar esta nueva tecnología, es tener grandes limitaciones en el ejercicio de la profesión”, señala.

Combatiendo pandemias
debbieWongLa Dra. Debbie Wong es reconocida en Panamá por su expertise en la cirugía bariátrica y metabólica. Es egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá. Luego de culminar su internado, tuvo la oportunidad de realizar la especialidad en Cirugía General en los Estados Unidos. En sus dos últimos años de residencia, se interesó por la laparoscopia avanzada y a la vez impactada por como la obesidad se convertía en un problema de salud. La cirugía bariátrica se convirtió en la posibilidad de cambiar vidas mediante la aplicación quirúrgica que le gustaba.

“La cirugía laparoscópica te da habilidades técnicas, que te permiten resolver problemas anatómicos de una manera menos intervencionista y con iguales o mejores resultados para el paciente. Por otro lado, la obesidad afecta al individuo en todas las esferas. Es una enfermedad complicada, que requiere un manejo multidisciplinario. Ver como una cirugía le puede transformar la vida a los pacientes, curando enfermedades, mejorando su calidad de vida, su productividad profesional y dinámica familiar, prologando su expectativa de vida es lo más fascinante de ser médico. El paciente se vuelve familia, vives sus cambios y se siente agradecido. Yo analicé en dónde podía hacer la mayor diferencia y creo que escogí bien”, cuenta.

Para Wong, el paciente de hoy no es más exigente sino más informado, lo cual no reemplaza la visita y evaluación médica, porque aunque tenga un mayor conocimiento, haciendo uso de la información que consigue al alcance de sus manos, no entiende el fondo de lo que realmente necesita. Ahora, esto exige también una individualización de su atención.

“Nuestro aporte en la atención del paciente, por lo menos en el campo de la obesidad, son sólo involucra a la cirugía. De mi parte, me esfuerzo en concienciar a las personas, mis pacientes y su familia sobre las causas del sobrepeso y la obesidad. Tener la capacidad de ayudarles con la cirugía es bueno, pero cambiar sus vidas mediante la educación es mucho mejor”, enfatiza.

“Y es que en la educación está la clave. La mayoría nacemos con un sistema inmunológico capaz de defender nuestro organismo de muchas enfermedades, pero debido a los malos hábitos y contaminación ambiental, entre otros aspectos, este sistema se deteriora. Hay desviar nuestra atención del tratamiento de la enfermedad hacia la intervención en educación para evitar su aparición”, agrega.

Medicina más humana
Julio SandovalEl Dr. Julio Sandoval es médico especialista en Cuidados Intensivos y Medicina Interna. Considera que esta es una especialidad integral, que exige de una actualización continua para trabajar en conjunto con otras subespecialidades; sin embargo, la medicina crítica refleja la pasión que siente por ayudar al paciente grave, que llega inestable entre la vida y la muerte, que necesita procedimientos invasivos y decisiones rápidas para ayudarlo a salir de esa fase en la que se encuentra.

Esta pasión se hace notar en sus publicaciones médicas, entre las que destacan temas como Sepsis, Nutrición en el Paciente Grave, Procalcitonina y Biomarcadores de Sepsis, Prealbumina, Perfusion Coronaria, Neurointensivo, Hipotermia, Trauma y Trasplante.

Considera que el paciente de hoy es más exigente que el de hace unos años, al igual que su familia, obligando al médico a una actualización más frecuente de conocimientos, pero sobre todo adaptarse a una necesidad de mayor comunicación paciente-médico, ya que mucha de la información que maneja el paciente necesita ser explicada para favorecer su interpretación.

“Mis especialidades sin duda cambian la atención en salud, ya que medicina interna trata de prevenir y hacer atención primaria y secundaria; mientras que medicina critica intenta -con calidad de vida- reintegra a un paciente que llega al hospital en una situación critica a sus rutinas”, señala.

Sandoval opina que hoy día es necesario cambiar el modelo de salud a una medicina preventiva, educar al paciente a tener un médico de cabecera y orientar a nuestros colegas a saber manejar patologías propias de la atención primaria antes de referir a los especialistas.

“El principal reto que tenemos hoy es hacer una medicina más humana, basada en evidencia y contando con los recursos necesarios para ayudar a nuestra población”, precisa.

Tecnología como aliadaLeticiaRuiz
Reconocida en el país como una de las médicos con más experiencia en cirugía robótica, la uróloga y especialista en trasplante de riñón Leticia Ruiz realizó sus residencia en Urología en Complejo Hospitalario Metropolitano de la CSS en Panamá y la especialidad en Laparoscopía Avanzada y Cirugía Laparoscópica con Asistencia Robótica en el Hospital Henri Mondor, adjunto a Universidad de Paris en Francia. También tiene un entrenamiento en Trasplante Renal en Panamá.

“Siempre me ha gustado la cirugía, pero cuando estaba en urología me sentí atraída por la cirugía que se basaba en imágenes como la endourología y la laparoscopía. Por otro lado, el trasplante renal siempre me pareció una gran cirugía porque involucra a dos personas y en ocasiones, una de ellas está sana. Con la cirugía mínimamente invasiva podía darle al donante la posibilidad de someterse a un procedimiento con el menor impacto posible para su calidad de vida”, explica la cirujano.

De acuerdo con Ruiz, es precisamente la cirugía basada en video -como la endoscópica, laparoscópica y laparoscópica con asistencia robótica- la evolución de la cirugía tradicional, que era abierta; que ha cambiado el modelo de atención de los pacientes que requieren de una operación y que le exigió entrenarse para poder brindarle a sus pacientes lo mejor de lo que está disponible, de la mano de la tecnología.

“No sólo nos adaptamos a los avances para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, sino también en el trato con los pacientes. El paciente de hoy, a través de Internet tiene acceso a información de todo tipo, que puede ser beneficiosa o contraproducente. En ocasiones, podemos tener un paciente que entiende claramente lo que tiene y, por ende, lo que necesita; hay más conciencia, por lo que se apegan más a los tratamientos, pero en otros casos ocupas mucho tiempo en convencer a un paciente sobre algo erróneo que ha leído en la red”, explica.

Según Ruiz, este paciente más informado no sólo exige una actualización por parte del médico en cuanto a conocimientos y tecnología; sino también en el modo de atención. 

“El paciente de hoy exige poder conseguir al profesional que necesitan en unos cuantos clics, sacar citas en línea y en ocasiones, una respuesta a consultas más inmediata o casi en tiempo real. Esto nos obliga a familiarizarnos con esta nueva era de las comunicaciones”, señala.

“Mantenerse actualizado es un gran reto. Hoy se generan muchos estudios y otras informaciones médicas, así como avances tecnológicos o farmacológicos en un área específica, que además varían rápidamente, por lo que uno no puede dedicarse a un área muy amplia. Esto amerita que uno se vaya subespecializando”, precisa.

De a granitos
JoseCabadaEl doctor José Miguel Cabada estudió medicina en la Universidad de Panamá entre 1998 y 2004, realizó una especialización en cirugía general entre 2006 y 2011 en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social Dr. Arnulfo Arias Madrid. Durante este período se dedicó a incrementar sus destrezas en endoscopía flexible y cirugía laparoscópica, para lo que se entrenó en reconocidos hospitales, entre estos el de la Fundación Santa Fe de Bogotá. Inmediatamente después, en Valencia, España, se entrenó en cirugía de hígado, vías biliares y páncreas, así como en trasplante de hígado. Desde su regreso a Panamá, este último ha sido su campo de acción, con el que afirma estar luchando para borrar estigmas y derribar paradigmas.

“Mi motor es el deseo de aportar al desarrollo de la cirugía y medicina en mi país, poniendo a disposición abordajes terapéuticos de primer mundo. Así reafirmamos el camino que con mucha dificultad, años atrás, abrieron otros cirujanos en el mundo de la laparoscopia y la técnicas mínimamente invasivas en Panamá. Siento que es mi deber permitirle a los cirujanos en formación que vean y aprendan técnicas quirúrgicas que en otra situación sólo pueden leer en publicaciones, ver en congresos o participar viajando a hospitales fuera del país. Tal es el caso de las pancreatectomías y hepatectomías por vía laparoscópica”, explica.

Cabada afirma que las especialidades que hoy ejerce son en cierta parte el resultado del azar. Afirma que tras descubrir que faltaba mucho por hacer en cirugía hepatobiliar y de páncreas en el país, consideró que quizá esa era la mejor vía para aportar y así ha sido. “Al final todo ha sigo guiado por el mismo propósito que tenía cuando comencé la residencia de Cirugía general: ser tan buen cirujano como pudiese ser y darle lo mejor que podía lograr a los pacientes. Seguimos esforzándonos por ser mejores cada día”, señala.

Para Cabada, que el paciente de hoy conozca más no es un problema sino una ventaja. “Cada vez contamos con más herramientas y opciones terapéuticas para combatir una enfermedad. Pero mientras más comprende el paciente de su enfermedad, más fácil es explicarle cuál es la mejor ruta y estrategia de tratamiento. Del mismo modo, entendiendo mejor, está más involucrado en la toma de decisiones y crea un ambiente de confianza y responsabilidad, que los ayuda tanto a ellos como a nosotros”.

De acuerdo con el cirujano, la diferencia en la atención de salud de hoy día la está poniendo el profesional, aporte que solo es del tamaño de un grano de arena en la construcción de una estructura futura de mayor calidad, debido al escenario actual de administración de salud que vive el país. “Con el apoyo de las instituciones, en un ambiente mejor gerenciado, las contribuciones de todos ayudarían a más gente y tendrían un mayor impacto en el desarrollo de una mejor atención de salud. Lograr esto es un gran reto”.

Leído 571 veces Modificado por última vez el Viernes, 20 Octubre 2017 19:05
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!