Tabique nasal desviado


La desviación del septum nasal -o tabique nasal como más se le conoce- es la causa estructural más frecuente de obstrucción nasal y de consulta al otorrinolaringólogo. La corrección quirúrgica de las desviaciones septales -como también se les llama- es la tercera cirugía más realizada por los cirujanos otorrinolaringólogos o de cabeza y cuello, y suele realizarse para mejorar la calidad de vida de los pacientes; sin embargo, aproximadamente el 25% de los pacientes que presentan cuadros son sintomáticos.

Se trata de una condición caracterizada por la desviación o desplazamiento hacia un lado de una delgada pared (ósea y cartilaginosa) que se encuentra entre las fosas nasales. Su principal función es la de proveer un soporte a la punta nasal y separar ambas fosas nasales, favoreciendo el flujo laminar; y para ayudar a absorber los impactos sobre la fosa craneal anterior al formar parte del suelo de la misma.

Cuando la desviación del tabique nasal es grave, se puede achicar el tamaño de la fosa nasal, produciendo un bloqueo y con ello reducirse el flujo de aire a través de la nariz, lo que provoca dificultad para respirar.

Las causas de las desviaciones septales pueden ser de tipo congénita o adquiridas. Se pueden desarrollar durante el periodo fetal y como consecuencia de microfracturas en el último trimestre del embarazo y durante el parto, que causan debilidad del cartílago septal lesionado, produciéndose una curvatura asimétrica del cartílago hacia el lado débil.

Las desviaciones por traumatismos directos pueden ocurrir tanto en la infancia como en la edad adulta. Dependiendo de la dirección y la fuerza del trauma, el cartílago se puede fracturar horizontal o verticalmente, en una o en varias líneas y puede asociar fracturas de los huesos propios y/o de la lámina perpendicular del etmoides. Además, el cartílago septal se puede desplazar de su inserción caudal, siendo la zona de la unión osteo-cartilaginosa la que con mayor frecuencia se desvía en los traumatismos.

Sintomatología
Los pacientes con tabique desviado sintomático pueden presentar:

- Obstrucción de uno o los dos orificios nasales: Puede dificultar la respiración. Esta situación puede ser más evidente con cuadros de resfrío o alergias, ya que pueden acompañarse de inflamación.
- Sangrado nasal: Es posible que la persona que tiene tabique nasal desviado presente resequedad en su superficie, lo que es un factor de riesgo para el desarrollo de sangrados nasales.
- Respiración ruidosa durante el sueño: Esta situación puede presentarse en bebés y niños pequeños que tienen el tabique nasal desviado o una inflamación del tejido del interior de la nariz.
- Consciencia del ciclo nasal: Es normal que la nariz se obstruya alternativamente de un lado y del otro. Esto se llama ciclo nasal, un fenómeno normal, pero estar consciente de ese ciclo es algo inusual y puede indicar una obstrucción nasal anómala.
- Preferencia de un lado en particular para dormir: Dormir en una posición en particular, parece optimizar la respiración por la nariz durante la noche.
- Infecciones recurrentes de senos paranasales: La obstrucción o bloqueo de una fosa nasal, puede conllevar a la acumulación de sustancias que pueden llevar a infección.

Diagnóstico y tratamiento
La evaluación física a través de una rinoscopia anterior y una endoscopia nasal permiten diagnosticar la desviación de tabique nasal.

El tratamiento de la obstrucción nasal puede incluir medicamentos que reducen la inflamación o dilatadores nasales, que ayudan a abrir las fosas nasales.

Para corregir el tabique nasal desviado, el paciente debe ser sometido a una cirugía. Este procedimiento se conoce como septoplastia y está indicado en pacientes con una deformidad septal visible y/o con insuficiencia respiratoria que no sea debida a otra causa identificable como pólipos nasales, hipertrofia de cornetes, rinitis alérgica, etc.

Otras indicaciones para cirugía son: hemorragias nasales o epistaxis, bloqueo del orificio de drenaje de los senos paranasales, o como parte de un abordaje quirúrgico, como es el caso de los tumores de hipófisis.

Por Dr. Lech Korytkowski - Otorrinolaringología

Modificado por última vez elMiércoles, 17 Abril 2019 09:36

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!