Hipertensión Arterial Resistente

La hipertensión arterial (HTA) sigue siendo un problema de salud pública de primer orden y en Panamá no es diferente. Diversos estudios, a lo largo de los últimos años, han demostrado que la HTA es la principal causa de muerte e invalidez en el mundo. Se estima que cerca de 8 millones de personas fallecen anualmente como consecuencia de la HTA.

Otros estudios también han demostrado que el aumento de las cifras de presión arterial, tanto sistólica (coloquialmente conocida como "la máxima") como diastólica ("la mínima") se acompañan de un aumento progresivo del riesgo de muerte por enfermedad arterial coronaria (infarto de miocardio, ataque de corazón) o por accidente vascular cerebral ("la embolia cerebral").

Asimismo, se estima que el 60% de los accidentes vasculares cerebrales (embolias) y el 50% de los ataques de corazón, tiene como causa principal la hipertensión arterial.

La importancia del control
A pesar de conocerse con certeza los riesgos de la hipertensión arterial, menos de la mitad de los pacientes hipertensos son bien controlados. El mal control de la hipertensión se debe a un incorrecto cumplimiento del tratamiento. Además, es bien conocida la importancia de seguir unos hábitos de vida adecuados como:

- Limitar el consumo de sal
- Evitar el sobrepeso/obesidad
- Tomar los tratamientos farmacológicos indicados.

El último punto es gran importancia, ya que un importante número de pacientes no siguen de manera adecuada el tratamiento prescrito por su especialista.

La hipertensión resistente
La hipertensión arterial refractaria, también conocida como hipertensión resistente, se define como la ausencia del control de la presión arterial en pacientes tratados con tres o más fármacos antihipertensivos, administrados a dosis óptimas.

Los pacientes con este tipo de hipertensión tienen un elevado riesgo de complicaciones cardiovasculares a medio plazo, por lo que requieren ser evaluados en centros especializados para confirmar el diagnóstico, descartar causas que condicionen la mala respuesta al tratamiento y valorar nuevas alternativas terapéuticas.

La evaluación de estos pacientes requiere de la realización de una monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA o Holter de presión), completos análisis de sangre y la realización de estudios complementarios para descartar causas secundarias potencialmente curables (enfermedad vascular de las arterias renales, enfermedades endocrinas, etc.).

La denervación de las arterias renales mediante intervencionismo percutáneo es una nueva técnica potencialmente útil en los pacientes con hipertensión arterial resistente en los que se han agotado las medidas farmacológicas.

Se trata de un procedimiento no invasivo, relativamente sencillo, y con muy bajo riesgo. Los resultados iniciales son alentadores, consiguiéndose un mejor control de los valores hipertensivos y una mejoría de la calidad de vida de los pacientes tratados.

Por Dr. Alexander Adames – Cardiología Intervencionista

 

Leer más..

Cardiopatía hipertensiva

Cuando se habla de cardiopatía hipertensiva, se refiere a los problemas cardíacos que ocurren en las personas, debido a la hipertensión arterial que padecen desde hace mucho tiempo y con cuadros hipertensivos durante mucho tiempo.

La cardiopatía hipertensiva es la principal causa de enfermedad y muerte por hipertensión arterial.

Siendo la hipertensión arterial la causa principal, es necesario definirla. Esta se refiere a cuando la presión que existe dentro de los vasos sanguíneos (llamados arterias) es muy alta. A medida que el corazón bombea contra esta presión, tiene que trabajar más arduamente. Con el tiempo, esto lleva a que el miocardio se engruese.

La hipertensión es considerada una enfermedad silenciosa, debido a que a menudo los pacientes no presentan síntomas, por lo que las personas pueden tener este problema sin saberlo. Los síntomas frecuentemente no se presentan hasta después de muchos años de un mal control de la presión arterial, cuando ya existe daño al corazón.

Esta enfermedad puede pasar inadvertida y es más frecuente a partir de los 40 años, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Sin tratamiento para la hipertensión arterial, se pueden presentar síntomas de insuficiencia cardíaca. Algunas veces, el músculo puede estar tan grueso que no recibe suficiente oxígeno, lo cual puede causar angina (dolor torácico).

La hipertensión arterial también conduce al engrosamiento de las paredes de los vasos sanguíneos. Cuando esta condición se combina con depósitos de colesterol en los vasos sanguíneos, aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Prevención
El diagnóstico temprano de la hipertensión arterial puede ayudar a prevenir cardiopatía, accidente cerebrovascular, problemas en los ojos y enfermedad renal crónica.

En este sentido, la principal recomendación es que todos los adultos mayores de 18 años de edad se revisen anualmente la presión arterial. El paciente debe saber que es posible que se requieran mediciones más frecuentes en aquellos casos en los que haya un historial de lecturas de hipertensión arterial o factores de riesgo para ella.

Debido a que las directrices o valores para determinar la hipertensión pueden cambiar a medida que hay nueva información disponible, también es posible que su médico tratante recomiende exámenes más frecuentes basados en sus niveles de presión arterial y otras afecciones de salud.

Si su presión arterial está alta, debe bajarla y mantenerla bajo control. No suspenda ni cambie los medicamentos antihipertensivos sin consultar con su médico. Deje de consumir tabaco y controle cuidadosamente la diabetes y el colesterol alto, sí padece además de alguna de estas enfermedades. 

Por Dr. Gustavo Villarreal - Cardiología Intervencionista

 

Leer más..
Suscribirse a este RSS

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard