Brotes de Sarampión aumentan. Panameños deben protegerse

Ayer, martes 13 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado en el que informaba que los brotes de sarampión "continúan propagándose rápidamente" en todo el mundo. América, como región, no es la excepción. Países como Brasil, Venezuela y Estados Unidos han reportados incrementos en sus números de casos.

Afirma que del 1 de enero al 31 de julio de 2019, 182 países han noticiado 364 mil 808 casos de sarampión. Para este mismo periodo del año pasado, se reportaron 129 mil 239 casos, en 181 países, cifra que es considerablemente inferior a la cifra real, que no es reportada por los sistemas de vigilancia debido a la falta de comunicación. La OMS estimada que sólo 1 de cada 10 casos con informados.

El informe con los datos finales de las estimaciones mundiales de casos y defunciones de 2018 se publicará en noviembre de 2019; sin embargo, las cifras de 2017 reflejan 173 mil 330 casos de sarampión reportados en todo el mundo.

En Panamá, no se registra un caso autóctono desde la década de los ´90; sin embargo, debido a la posición geográfica de Panamá y si condición de punto de conectividad o país de tránsito, existe el riesgo de ingreso y propagación de la infección.

“Al cruzar o ingresar al país personas que no están vacunadas, hay un riesgo aumentado de que la infección, que se considera ya no existe en Panamá, se registre debido a casos importados o aislados, debido a pacientes que adquirieron la enfermedad en países donde los porcentajes de vacunación son bajos, y afecte a la población local no vacunada”, explica la pediatra neonatóloga María Elisa Dejuane.

El sarampión
“El sarampión es una enfermedad viral infecto-contagiosa, principalmente respiratoria, que afectar mayormente a niños pequeños. Entre sus principales síntomas están los síntomas respiratorios y la secreción nasal, y, en algunos casos, la conjuntivitis; que se acompaña por un registro de lesiones rojas en la piel, que aparecen desde la cabeza y hasta el tronco, incluyendo manos y brazos; y fiebre”, comenta Dejuane.

El sarampión es causado por un virus de la familia de los paramixovirus y normalmente se suele transmitir a través del contacto directo y del aire. El virus infecta el tracto respiratorio y se extiende al resto del organismo. Se trata de una enfermedad humana que no afecta a los animales.

La especialista afirma que el 90% de las personas de las personas que están alrededor de un niño con sarampión, o cualquiera otra persona, pueden contagiarse y posteriormente padecer la enfermedad. Asimismo, señala que esta infección puede registrar complicaciones como la neumonía, la encefalitis y, en algunos casos, la muerte del paciente.

El sarampión es una enfermedad prevenible y la vacuna es un método eficaz para prevenir la infección. Se aplica a los pacientes a través de la vacuna combinada denominada Triple Viral, que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas.

En Panamá, esta vacuna forma parte del Programa Nacional de Inmunización, que la contempla en dos dosis para menores de 5 años de edad, ofreciendo una protección de al menos 97%.

“Además de la colocación de la vacuna, las recomendaciones adicionales para la prevención del sarampión, incluyen lavado de manos, evitar enviar a los niños al colegio cuando estén enfermos y mantener actualizado es esquema propio de vacunación”, precisa la médico.

Leer más..

El sarampión y la vacuna como método de prevención

El sarampión es una enfermedad viral infecto-contagiosa, principalmente respiratoria, que afectar mayormente a niños pequeños.

Entre sus principales síntomas están los síntomas respiratorios y la secreción nasal, y, en algunos casos, la conjuntivitis; que se acompaña por un registro de lesiones rojas en la piel, que aparecen desde la cabeza y hasta el tronco, incluyendo manos y brazos; y fiebre.

El 90% de las personas de las personas que están alrededor de un niño con sarampión, o cualquiera otra persona, pueden contagiarse y posteriormente padecer la enfermedad.

Esta infección puede registrar complicaciones como la neumonía, la encefalitis y, en algunos casos, la muerte del paciente.

Prevención
El sarampión es una enfermedad prevenible y la vacuna es un método eficaz para prevenir la infección. Se aplica a los pacientes a través de la vacuna combinada denominada Triple Viral, que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas.

En Panamá, esta vacuna forma parte del Programa Nacional de Inmunización, que la contempla en dos dosis para menores de 5 años de edad, ofreciendo una protección de al menos 97%.

Estadísticamente hablando, cuando se comenzó a aplicar la vacuna dentro del esquema nacional, se redujo la infección en alrededor del 99%.

Cabe destacar que Panamá, por ser un país de tránsito, tiene riesgo de ingreso y propagación de la infección. Al cruzar o ingresar al país personas que no están vacunadas, hay un riesgo aumentado de que la infección, que se considera ya no existe en Panamá (en la década de los ´90 se registro el último caso autóctono de sarampión), se registre debido a casos importados o aislados, debido a pacientes que adquirieron la enfermedad en países donde los porcentajes de vacunación son bajos, y afecte a la población local no vacunada.

Finalmente, las recomendaciones adicionales para la prevención del sarampión, incluyen lavado de manos, evitar enviar a los niños al colegio cuando estén enfermos y mantener actualizado es esquema propio de vacunación.

Por Dra. María Elisa Dejuane – Pediatra

 

Leer más..
Suscribirse a este RSS

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account