Láser para cicatrices

La presencia de cicatrices causadas por acné, heridas, quemaduras o cirugías pueden tener un efecto negativo sobre el aspecto de la piel de quien la tienen, que a la vez -dependiendo de dónde esté- puede también tener un impacto sobre la autoestima. La buena noticia es que a través de la dermatología cosmética, existen opciones para mejorar este aspecto.
 
Con un láser corrector, el médico dermatólogo puede ofrecer un tratamiento destinado a mejorar la apariencia estética de las cicatrices. Primeramente deberá determinar qué nivel de mejora o corrección se podrá obtener para cada tipo de cicatriz. Por ejemplo, las cicatrices del acné son algunas de las que mejor responden a esta técnica.
 
Este último aspecto es muy importante, porque existen diferentes tipos de cicatrices y por ello hay diferentes tipos de láseres que se adaptan a ellas para poder tratarlas.
 
Las cicatrices hiperpigmentadas presentan una coloración oscura, producto de un mayor grado de melanogénesis vinculado al proceso inflamatorio de reparación. Este tipo de cicatrices pueden aclararse de forma acelerada y con muy buen resultado utilizando láseres capaces de calentar la melanina, como el láser de Luz Pulsada Intensa de Uso Médico (IPL). Por su parte, las cicatrices hipopigmentadas presentan un color más claro que el resto de la piel sana. Para estas, utilizamos Láser de Luz Ultravioleta de Banda Estrecha.
 
Pacientes con cicatrices atróficas, como las típicas cicatrices de acné y las estrías, se benefician notablemente del láser CO2 Fraccional Ablativo y el láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo. 
 
En los casos de cicatrices hipertróficas y queloides, se utiliza el Láser de Colorante Pulsado, combinado con una infiltración con corticoides intralesionales y la aplicación de presoterapia (en forma de láminas de silicona).
 
Los tratamiento de láser para cicatrices se constituyen de entre cinco y ocho sesiones, dependiendo del tipo de cicatriz y tiempo transcurrido desde su aparición. Su aplicación no es dolorosa y consiste en desplazar la luz del láser (emitida desde un aparato especializado) por la cicatriz para disminuir las lesiones de las primeras capas de la epidermis y suavizar las irregularidades cutáneas, así como quitar o eliminar las cicatrices paulatinamente, a medida que se provoca la renovación de las capas superficiales de la piel. 
 
La evaluación previa del paciente no sólo determina el tipo de cicatriz y tratamiento a realizar, sino también si se requiere de preparación previa de la piel con productos tópicos específicos.
 
Después del tratamiento, la principal recomendación es el uso estricto de un fotoprotector, de mínimo FPS50 y se evite la exposición directa a la radiación solar.

Por Dra. Dalila Mirones - Dermatología

Leer más..
Suscribirse a este RSS

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account