Radioterapia y Covid-19

Hace poco más de un año apareció un extraño cuadro de neumonía ocasionado por un virus de la familia de los coronavirus tipo RNA, conocido como SARS-CoV-2 y causante de la enfermedad COVID-19. En ese entonces concebimos como algo distante las posibles consecuencias de este virus. Sin embargo, no fue así. En enero de 2021, 10 meses desde que se declaró la Pandemia del Siglo, SARS-CoV-2 nos ha impactado de tres maneras primordiales: 1. Crisis sanitaria por la atención de infecciones, con un recurso humano sobreexpuesto; 2. Crisis económica con aumento de desempleo y reducción de cobro impuestos; y 3. Una merma en la atención e incremento de las enfermedades crónicas no transmisibles y mentales a consecuencia del sistema de salud ocupado.

El Cáncer es una de estas enfermedades crónicas no transmisibles que sabemos que desde hace varios años ha ido en incremento en hombres y mujeres. La Radioterapia es el tratamiento a base de radiaciones ionizantes que forma parte de la curación de varios tumores malignos tales como el cáncer de mama, próstata, pulmón, piel, cérvix, cerebro, entre otros. Omitir o retrasar la radioterapia puede ser contraproducente en muchos casos, aunque el individuo pertenezca a un grupo de riesgo elevado de vulnerabilidad al virus.

Las estadísticas reportadas por China, Italia, España, y USA nos confirman que los pacientes con cáncer tienen hasta 3 veces más posibilidades de morir por Covid-19 si se contagian, pero que además, el no recibir el tratamiento anti-cáncer también tiene consecuencias negativas.

Desde el principio de la Pandemia quedo claro que los tratamientos de radioterapia, al igual que quimioterapia y cirugía no se podían detener a excepto de aquellos pacientes Covid detectados, y que debemos esperar que se recuperen. Esta misión de continuar la radioterapia en Panamá, nos llevó también en aplicar este tratamiento bajo fuertes medidas de bioseguridad, aseo e higiene, trazabilidad y educación de nuestros pacientes y familiares. Y resalto, familiares, porque sigue siendo el principal foco de contagio las visitas de individuos desde fuera “burbuja familiar”.

El propósito de este artículo es poder darle confianza a los pacientes con cáncer, y asegurarles que sí se puede asistir a Radioterapia de forma segura, pero necesitamos del apoyo de ellos y de sus familiares, bajo el amparo del sistema público o privado que ofrezca el servicio. El personal que labora en los Centros de Radioterapia es escaso en el país, y esto resalta el hecho de que debemos cuidarnos todos.

Ambas partes deben poner de su parte para combatir el cáncer. A continuación, enumeraré algunas de las medidas importantes que es necesario tomar:


A. Infraestructura de Radioterapia (Proveedores):

  1. Limpieza y aseo de las áreas comunes tales como bunker de radioterapia, vestidores, baños y mesa de tratamiento. Con el químico sugerido para desinfección.
  2. Toma de temperatura y cuestionario de síntomas al personal de radioterapia.
  3. Evitar rotar el personal de radioterapia a otras zonas del hospital
  4. Trazabilidad de síntomas o contactos del personal que trabaja en el centro.
  5. Uso de mascarilla, mampara facial, lavado de manos, distanciamiento y no compartir útiles de oficina sin desinfectar antes con alcohol.
  6. Tenemos esperanza en una pronta inmunización contra el Covid-19.
  7. Reforzar la inmunización por Influenza.

B. Paciente y familiares (Consumidores):

  1. Asistir solos a radioterapia, el familiar debe esperar en el auto (no en salas de espera)
  2. Evitar visitar áreas fuera del Centro de Radioterapia sino es necesario.
  3. Respetar las indicaciones de uso de mascarillas, lavado de manos y distanciamiento social.
  4. En caso de que se retrase el turno de radioterapia en máquina, es mejor regresar al auto y evitar el aglomeramiento.
  5. Al llegar a casa, debe dejar zapatos fuera, retirarse la ropa y lavarla inmediato o mientras ponerla en bolsa aparte, y bañarse.
  6. Si presenta síntomas sospechosos de Covid 19, mejor avisar por vía telefónico y seguir indicaciones de su médico oncólogo. Si hay sospecha de algún contagio en casa es mejor quedarse ese día en casa hasta aclarar el cuadro.
  7. Aplicar pruebas médicas de hisopado nasofaríngeo antígeno o PCR previo a citas específicas que requieran examen físico o procedimiento radiológico o quirúrgico.
  8. No tema si se ha contagiado de Covid, no esconda la información, la suspensión temporal del tratamiento de radioterapia puede compensarse con un ajuste dosis fracción cuando se re integre. La experiencia del Huracán María en Puerto Rico que cerró temporalmente varios centros de radioterapia trajo muchas enseñanzas acerca de este tema.
  9. Debe tener controladas todas sus otras enfermedades crónicas y tomar sus medicamentos para hipertensión arterial, diabetes, artritis y dislipidemia.
  10. Mantenerse informado de las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud y Organismos Internacionales a cerca de los cuidados y prevención de contagio del Covid-19. No de like a los “Fake News”.
  11. Los familiares pueden colaborar en facilitar medios de transporte propios o selectivos y evitar los de masa.
  12. Busque ayuda psicológica o salud mental en casos de ansiedad, depresión, consumo excesivo de alcohol, cafeína o tabaco, ayude a otras personas a superar el miedo. Haga ejercicio en casa de forma regular.

Más artículos del Dr. Rafaél Arazúz: https://www.saludpanama.com/publicaciones-de-dr-rafael-arauz

Leer más..

Cáncer de Cabeza y Cuello: epidemiología en ascenso

  • Publicado en Adultos

Durante este mes de abril, se lleva a cabo la campaña de detección temprana por síntomas del Cáncer Escamoso de Cabeza y Cuello (CECyC). Este es un conjunto de neoplasias malignas que se originan del epitelio mucoso de regiones como: labios, carrillo, encía, lengua, amígdalas, faringe, hipofaringe, nasofaringe y laringe.

Leer más..

Detección temprana del Cáncer Colorectal

  • Publicado en Adultos

El cáncer de colon es la tercera neoplasia maligna en incidencia en el mundo, sobre todo en países desarrollados. Panamá se encuentra en una importante transición económica y nutricional, motivo por el cual el cáncer de colon ocupa el quinto lugar en el ranking de incidencia y casos nuevos de cáncer en el país. Según el Registro Nacional del Cáncer de Panamá (RCNP),  el número de casos de cáncer colon y recto registra un aumento continuo en los últimos cinco años. En 2014 se registraron 509 nuevos casos, para una tasa de 9.6 por cada 100,000 habitantes y una relación hombre: mujer de 1:1.

En Estados Unidos de América, el cáncer de colon es la tercera neoplasia maligna, superada por cáncer de mama y pulmón, es por ello que la Asociación Americana del Cáncer (ACS) promueve el mes de marzo con la cinta azul como el “mes de la concientización del cáncer de colorectal”. También hace una advertencia importante que el cáncer de colon está apareciendo cada vez en edades más jóvenes previo a los 50 años de edad.

En Panamá, unas 300 personas mueren por cáncer de colon cada año. Representan alrededor del 10% de causas por defunción por cáncer del país, impacto que se convierte en un motivo para las campañas de concienciación de la prevención y diagnóstico más temprano.

El cáncer colorectal puede ser prevenido o detectado a tiempo a través de pruebas específicas en heces o mediante la realización de una colonoscopia. Se sugiere que el tamizaje comience a partir de los 50 años de edad, pero si el paciente tiene historia familiar de cáncer de colon polipósico o presenta factores de alto riesgo debe empezar tan temprano como a los 45 años previa evaluación médica.

Visite su médico de cabecera y especialista en gastroenterología o cirugía proctológica quien lo orientará y dará las mejores recomendaciones de su caso. Si se acude al programa de detección temprana de cáncer colorectal puede estar indicada una Colonoscopía cada 10 años, Rectosigmoidoscopia cada 5 años o un estudio no invasivo de detección de sangre en heces anual. Todo estudio no invasivo en heces que salga resultado positivo debe realizarse la Colonoscopía.

Recuerde, que sólo a través de una colonoscopía se pueden detectar pólipos intestinales, los cuales algunos de ellos son potenciales malignos y desarrollar cáncer de colon.

Por Dr. Rafael Araúz - Radio Oncología

Leer más..

Avances en radioterapia mejoran resultados al tratar Linfomas

El tratamiento principal del linfoma es la quimioterapia. El Linfoma de Hodgkin es una enfermedad altamente curable, con esquema que contenga antraciclinas. Por su parte, el Linfoma No Hodgkin Avanzado, a pesar de la quimioterapia la variedad conocida como Linfoma Difuso de Células Grandes Tipo B tiene un alto riesgo de fallar al tratamiento. Es por ello, que la Radioterapia participa en el control de estas enfermedades.

Leer más..

Cáncer de cuello y cabeza: cuidados del paciente en radioterapia

  • Publicado en Adultos

Los tumores malignos de la región de cabeza y cuello implican aquellos localizados en la región de la boca, orofaringe (amígdalas), nasofaringe, laringe o cavidad nasal y senos paranasales. Representan alrededor del 8% de todos los tumores malignos y están muy relacionados al consumo excesivo de cigarrillos y alcohol y, últimamente, al Virus del Papiloma Humano (VPH).

Leer más..

Cardio-Oncología: Entre la cardiología y el cáncer

  • Publicado en Adultos

El cáncer y las enfermedades cardiovasculares son también conocidas como enfermedades crónicas no transmisibles y son las principales causas de muerte en el mundo. Hace unas cinco décadas atrás, las enfermedades infecciosas eran una causa de muerte importante en la población y los antibióticos cambiaron la historia. Es así como ahora, el cáncer, la diabetes mellitus, la hipertensión, el infarto cardíaco, la dislipidemia, la obesidad y el sobrepeso son ahora los padecimientos más comunes que sufre la población panameña.

Leer más..

Mitos de la radioterapia

La radioterapia forma parte importante del control local de cerca del 60% de los pacientes con cáncer. Sus primeros tratamientos datan de inicios del siglo XX en Europa, siendo una terapia llena de mitos y errores en su entendimiento, como se lo expresara Marie Curie a su esposo Pierre a inicios de los años ‘1900: “A la radiación no hay que temerle, sólo entenderla”; sin embargo, la desastrosa consecuencia de la bomba nuclear en la Segunda Guerra Mundial hizo de la radiación un elemento nocivo.

Leer más..
Suscribirse a este RSS

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account