Taquipnea Transitoria del Recién Nacido


Se entiende por Taquipnea Transitoria del Recién Nacido (TTRN) al proceso respiratorio no infeccioso que se presenta con más frecuencia en los recién nacidos de termino o cercanos a término, y que se caracteriza por lo que clínicamente denominan pulmón húmedo o retención de líquido pulmonar fetal.

Según explica el neonatólogo Dr. Juan Ruiz Gutiérrez, en la mayoría de los casos, la persistencia de líquido en los pulmones causa taquipnea -de allí el nombre-, que se caracteriza por frecuencias respiratorias exacerbadas, de entre 80-160 respiraciones por minuto. La mayoría de los recién nacidos normales toman de entre 40 a 60 respiraciones por minuto.

La Taquipnea Transitoria del Recién Nacido ocurre entre 3.6 a 5.7 por mil recién nacidos a termino, mientras que en recién nacidos prematuros en más común, con una tasa mayor de 10 por mil nacimientos. No obstante, Ruiz indica que usualmente coexiste con problemas como la inmadurez del pulmón fetal (EDS), la cual puede enmascarar su presentación.

“A medida que el bebé crece en el útero, los pulmones producen un líquido especial que los llena y los ayuda a crecer. Cuando el bebé nace a término, los químicos secretados durante el parto le ordenan a los pulmones suspender la producción de este líquido especial. Los pulmones del bebé comienzan a eliminarlo o reabsorberlo”, explica.

“Las primeras respiraciones que el bebé toma después del parto llenan los pulmones con aire y ayudan a eliminar la mayor parte del líquido pulmonar restante. El líquido restante en los pulmones provoca que el bebé respire rápidamente y le dificulta mantener abiertos los pequeños alvéolos pulmonares”, agrega.

 

Factores de riesgo y síntomas
Dentro de los principales factores de riesgo de la Taquipnea Transitoria del Recién están: el nacimiento por cesárea sin labor de parto previa, que el bebé sea de género masculino, la prematuridad, la macrosomía (peso superior a los 4kg. al nacer y la diabetes materna.

Respecto a los síntomas, los mismos son frecuencias respiratorias por arriba de 60 respiraciones por minuto, usualmente entre 80 y 100 y en algunos casos, superior; aleteo nasal y retracciones (hundimiento entre las costillas y debajo del esternón), la presencia de quejido o gruñidos durante la respiración, coloración azulada de la piel (cianosis) en casos severos y ocasionalmente, un aumento del requerimiento de oxigeno suplementario.

La duración de la Taquipnea Transitoria del Recién Nacido, de acuerdo con Ruiz, suele resolverse a las 72 horas después del parto en la mayoría de los casos; no obstante, es una condición que puede persistir por un tiempo mayor.

En casos complicados, en los que la TTRN a pesar de un tratamiento adecuado se asocia con una pobre oxigenación de los tejidos, pueden desarrollarse otras complicaciones a nivel de diferentes órganos. “Una de las más temidas es la hipertensión pulmonar, la cual se caracteriza por un regreso a la circulación pulmonar fetal, en la cual se produce una dificultad de los pulmones para garantizar una oxigenación adecuada del organismo”, comenta.

Diagnostico, seguimiento y tratamiento
El diagnostico de la TTRN se realiza principalmente mediante una radiografía de tórax.

Para el seguimiento y la monitorización es importante la realización de una gasometría arterial (prueba sanguínea para determinar concentración de oxigeno y otros gases en sangre) y la oximetría de pulso (sensor en una de las extremidades del paciente para monitorizar la concentración de oxigeno en sangre).

La evaluación también incluye la realización de un hemograma y hemocultivo para descartar una infección.

Respecto al tratamiento, el pediatra neonatólogo señala que el estar en una incubadora, garantiza un ambiente de tranquilidad que protege al recién nacido contra la pérdida de calor y le ofrece una oxigenoterapia adecuada, con la cual se sienta confortable.

Asimismo, indica que en caso de no mejorar la condición, lo siguiente es utilizar presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) o en el peor de los casos, ventilación mecánica. Agrega que dependiendo del grado de dificultad respiratoria, el paciente se puede alimentar por succión, sonda o en algunos casos, se le mantiene en ayuno, con únicamente fluidos intravenosos para lograr una adecuada hidratación y aporte calórico.

“Los bebés que han tenido taquipnea transitoria normalmente no tienen problemas posteriores asociados con esta afección y no requieren cuidados especiales ni controles distintos a las visitas pediátricas de rutina”, precisa.

Dr. Juan Ruíz Gutierrez
Especialista en Neonatología

Modificado por última vez elJueves, 16 Enero 2014 12:18
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!