Menu
Terreno en boquete

¿Tendré Reflujo Gastroesofágico?

¿Tendré Reflujo Gastroesofágico?

El reflujo gastroesofágico es una condición que la mayoría de los individuos han sufrido por lo menos una vez en la vida, sobretodo después de una ingesta copiosa en grasas, irritantes y alcohol; sin embargo, lo que no es normal y la define como enfermedad, es padecerlo en forma frecuente al menos una vez a la semana, que afecte su vida cotidiana, el trabajo, el sueño y la relación de pareja.

El paciente que padece reflujo gastro-esofágico se caracteriza por tener la sensación de que los alimentos junto con el ácido gástrico se regresan a la garganta a través del esófago, con irritación del faringe y del esófago, que adicionalmente puede ocasionar espasmos y dolor de tipo urente. Otros síntomas pueden acompañar al reflujo es la presencia de tos repetitiva que parece incurable (pensando que es un resfriado crónico con muchas visitas al médico y sin mejoría) es resultado del reflujo nocturno cuando dormimos; el ardor en el pecho atrás del esternón es otro síntoma que llega a irritar tanto el esófago que el paciente puede sentir el paso de los alimentos cuando come, por el grado de inflamación. Ya sean leves o intensos los síntomas esta entidad tiene tratamiento que va desde la ingesta de medicamentos hasta la cirugía.

El origen de esta sintomatología esta dado por varios mecanismos, el principal de ellos es la falta de cierre de una válvula que se encuentra entre el estómago y el esófago, que se llama esfínter esofágico inferior, permitiendo el paso del ácido al esófago. Otros factores pueden estar involucrados que favorecen el reflujo como la Hernia Hiatal que permite que parte del estómago se deslice dentro del tórax, la Obesidad la cual aumenta la presión intraabdominal favoreciendo el reflujo, trastornos de la motilidad esofágica alterando el mecanismo de propulsión de los alimentos, por último la presencia de Helicobacter Pylori (bacteria que puede inflamar la mucosa Gástrica y favorece la secreción de ácido) influyendo en el mecanismo de los esfínteres.

El reflujo gastro-esofágico es una de las causas mas frecuentes -junto a la gastritis- de consulta en gastroenterología. Inicialmente es tratado con antiácidos y cambios en los hábitos de alimentación, pero si a pesar de este tratamiento medicamentoso durante 6 semanas los síntomas persisten o regresan, el paso a seguir es la realización de una endoscopía, además de una pHmetría, de una Manometría, y mas recientemente Prueba de Pepsinógeno en saliva para definir el diagnóstico causal de la enfermedad.

Si corroboramos una afección en la presión del esfínter esofágico inferior, o presencia de Hernia Hiatal, o una pHmetría que evidencia la persistencia del reflujo, o todas juntas, el paciente es candidato a una cirugía antireflujo, (Funduplicatura de Nissen por Laparoscopia) la cual consiste básicamente en hacer nuevamente la válvula perdida entre el esófago y el estómago, utilizando la parte superior del estómago para realizar una envoltura sobre el esófago y que cuando éste se llene de gas, haga la función de válvula.

Se trata de una cirugía laparoscópica, de dos horas de duración, y un día de hospitalización, con la posibilidad de tomar líquidos el mismo día de la cirugía.

Actualmente, también es factible realizar ésta cirugía mediante la modalidad laparoscópica de puerto único que consiste en llevar acabo el procedimiento mediante una sola incisión, sin cicatrices visibles.

El riesgo de continuar la ingesta en forma crónica por periodos prolongados superior al año de anti ácidos potentes , puede condicionar alteraciones del Hígado (como la insuficiencia Hepática) y a nivel de los riñones (insuficiencia renal crónica), por lo cual no es recomendable el consumo de éstos medicamentos por tiempo prolongado.

La otra situación de importancia por lo cual recomendamos la cirugía, es por el riesgo de desarrollar Esófago de Barrett que es una lesión pre maligna del esófago (displasia de la mucosa esofágica) que se puede convertir en Cáncer de Esófago, la resultante de una mucosa esofágica no apta para soportar el ácido aunado a la irritación constante se produce descamación de las células de la mucosa esofágica que tienen que ser remplazadas hasta que ocurre un fallo en el mecanismo y las mismas se transforman en malignas.

Así que hoy por hoy es posible curar el reflujo persistente mediante cirugía y evitar daños esofágicos, que pueden avanzar hasta una lesión pre maligna o maligna.

Por Dr. Luis Javier Cárdenas Herrera
Cirujano Gastrointestinal

Modificado por última vez elViernes, 08 Septiembre 2017 14:22
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!

Comprar Propiedad en Boquete