Tratamiento de cálculos biliares


La colelitiasis es una condición clínica que describe la presencia de cálculos o piedras en la vesícula. Se estima que 1 de cada 10 adultos desarrollará piedras a lo largo de su vida y que las mujeres, durante su etapa fértil, tienen una prevalencia tres veces mayor a la de los hombres.

La prevalencia se eleva con la edad en ambos sexos. Pasados los 65 años de edad, alrededor del 30% de las mujeres tienen litiasis vesicular versus el 20% de los varones. Para los 80 años, el 60% de hombres y mujeres presentan esta condición.

En ocasiones, la presencia de cálculos biliares se detecta de manera incidental, porque los pacientes no presentan ningún síntoma abdominal o porque los síntomas que tienen no son interpretados como originados por una litiasis. Una ecografía de rutina en busca de otras afecciones abdominales u, ocasionalmente, por palpación de la vesícula durante una cirugía, se realiza el diagnóstico.

Factores de riesgo
Clínicamente, existen dos tipos de cálculos o litiasis: los de colesterol, que son los más frecuentes; y los pigmentarios, formados por otras sales biliares. También puede haber cálculos mixtos, compuestos por una mezcla de los dos anteriores. Los cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

Se presume que el 70% de los casos responde a factores externos o ambientales y el 30% tiene un componente genético.

Algunos de los factores de riesgo para la formación de cálculos biliares son: ser mujer, haber tenido embarazos múltiples, consumo de anticonceptivos orales, tener sobrepeso u obesidad, pérdida ponderal rápida, niveles plasmáticos elevados de triglicéridos, dieta rica en grasas animales (no hay litiasis de colesterol en las dietas vegetarianas), diabetes, ayuno prolongado, nutrición parenteral total, cirrosis, resecciones de íleon, vagotomía previa, estados hemolíticos, estenosis biliares, quistes congénitos, colangitis esclerosante, pancreatitis crónica y divertículos periampulares.

Riesgos de la litiasis vesicular
Algunos estudios han demostrado que, de los pacientes seguidos por colelitiasis asintomática, entre el 20 y 30% se vuelven sintomáticos en el transcurso de 20 años. Asimismo, que el riesgo de desarrollar síntomas o complicaciones biliares es de entre 1% y 2% en el grupo de los asintomáticos, mientras que en aquellos con síntomas es de entre 5 y 30%.

Otros estudios han arrojado que el riesgo de desarrollar cáncer de vesícula por litiasis es de 0.3% en 30 años, con variación estimada de 0.25% para mujeres y 0.12% para hombres. Estas investigaciones sugieren un riesgo mucho mayor de cáncer cuando los cálculos tienen más de 3 centímetros de tamaño.

Se ha demostrado que la colelitiasis, especialmente si se acompaña de colonización bacteriana crónica, atraviesa la secuencia de inflamación crónica - metaplasia - displasia - neoplasia.

Síntomas
Los síntomas típicos de una colelitiasis son: Dolor en el hipocondrio derecho o epigastrio, que a menudo se irradia al hombro derecho, forzando al paciente a permanecer en reposo, y que no se alivia con la movilización intestinal. Lo más común es que el dolor sea constante, y no cólico.

Presencia de dolor nocturno en el cuadrante superior derecho, surge como el síntoma más sugestivo en los hombres, mientras que presencia de dolor fuerte y opresivo, provocado por comidas grasas, se considera el síntoma más representativo de la presencia de cálculos de vesícula en la mujer.

Entre los síntomas atípicos podrían estar síntomas vagos de indigestión y distensión, estando más probablemente relacionados con un síndrome de colon irritable; no obstante, algunas veces es muy difícil determinar si los cálculos son o no los responsables de los síntomas. Por ejemplo, la ubicación del dolor es a menudo epigástrica, y puede ser equivocadamente interpretado como úlcera péptica, particularmente si el dolor aparece durante las comidas y en la noche.

Indicaciones de colecistectomía
Cuando la presencia de cálculos es asintomática, la cirugía (colecistectomía) no aporta ningún beneficio a los pacientes. Igual es para aquellos pacientes que han presentado un episodio de dolor litiásico no complicado.

El tratamiento de la litiasis no está dirigido a retirar los cálculos. La colecistectomía es una intervención quirúrgica que se realiza para extraer una vesícula biliar enferma: vesícula que está infectada, que está inflamada, o que está bloqueada por estar llena de cálculos biliares. Esta condición se conoce como Colecicistitis. Cabe destacar que los riesgos de la operación superan los potenciales riesgos de complicaciones si se dejan los cálculos.

La colecistectomía sería una opción en paciente asintomáticos, sólo cuando: tienen dificultad para acceder a cuidados médicos, cuando el individuo tiene alto riesgo de cáncer de vesícula, si es un paciente con inmunosupresión (tras un trasplante de órgano), que consumen medicamentos con drogas como ciclosporina A y tacrolimus (FK 506), que disminuyen la función de la bomba que extrae las sales biliares (BSEP); paciente diabéticos insulino-dependientes, pacientes con vesículas calcificadas en 'porcelana', y pacientes con litiasis en edad pediátrica.

El riesgo de mortalidad global por colecistectomía varía de 0.14 a 0.5% en diferentes series, dependiendo de la edad y el estado de salud de los pacientes.

Quizá el principal riesgo es el aumento del reflujo biliar gastroesofágico y de diarrea después de la colecistectomía, generalmente, en pacientes con síndrome de colon irritable y deposiciones disminuidas de consistencia.

Por Dra. Ana López – Cirugía General y Laparoscopia

 

Modificado por última vez elViernes, 14 Diciembre 2018 16:52
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!