Y de repente... ¡Dengue!


Aquel lunes el trabajo se tornó un poco más pesado en la oficina, no sólo por la broma de la semana que comenzaba, sino porque también era más lento.

Carlos no había asistido a laborar y tampoco lo habían visto en la convivencia organizada por la compañía durante el fin de semana. Hace ocho días había estado resfriado, pero la fiebre que presentó, de hasta 40 grados de temperatura, luego bajó y el intenso dolor de cabeza disminuyó.

mosquito 2

Sus preocupados compañeros llamaron a su casa y una angustiada esposa les comunicó que Carlos estaba más enfermo y que incluso se había brotado y la fiebre regresado. Además, estaba postrado y sufría de fuertes dolores articulares.

En la clínica, su médico de cabecera confirmó que lo que inicialmente Carlos pensó era una gripe "rompe-huesos", más bien se trataba de un cuadro febril por dengue.

El dengue es una enfermedad viral aguda, transmitida de persona en persona por el mosquito Aedes Aegypti.

Se trata de un virus del género de los flavivirus, que tanto en Panamá como todas las áreas tropicales es endémico (circula regularmente todo el tiempo) y del cual se reconocen cuatro serotipos relacionados, pero que no confieren inmunidad cruzada entre ellos. Es decir, que una persona puede infectarse con un serotipo viral en un momento determinado y luego ser víctima de otra infección por otro serotipo.

En cuanto al mosquito transmisor, este convive con la gente, se alimenta principalmente de día y es la clave para el control de la enfermedad.

Al hablar de un caso de dengue clásico, nos referimos a una persona con fiebre de elevación brusca o historia de fiebre alta reicente de 7 o menos días, y dos o más de los siguientes signos o síntomas: cefalea intensa frontal, dolor detrás de los ojos, dolor muscular o articular, exantema (rash cutáneo) 3 a 5 días después del primer brote febril y de predominio en el tronco y las extremidades.

Además, la persona puede presentar nauseas, vómitos, inflamación de ganglios e intensa postración. Los casos típicos tienen una duración de 5 a 7 días y aunque la mortalidad es nula, la convalecencia dura varias semanas.

Algunos hallazgos de laboratorio consisten en el descenso de los glóbulos blancos (células de defensa) y de las plaquetas, así como la prueba serológica positiva IgM/IgG.

Pero es necesario acotar que existen variaciones: el dengue hemorrágico y el síndrome de shock por dengue, con una tasa de mortalidad de alrededor de 5%, que pueden afectar a personas que ya han sido infectadas con por lo menos un serotipo de dengue clásico.

No existe vacuna contra el dengue, por lo que además del seguimiento médico y la vigilancia epidemiológica, el control de vectores (mosquitos) y la eliminación de criaderos constituyen la piedra angular para la prevención de brotes epidémicos.

Desde el punto de vista del manejo sintomático, se recomienda paracetamol, hidratación y reposo. No se debe utilizar aspirina. Entre otras medidas generales, se tienen en cuenta el uso de repelentes, mosquiteros y ropa adecuada si se realizan actividades al aire libre.

Dr. José de Jesús García 
Especialista en Medicina General

Modificado por última vez elViernes, 17 Enero 2014 11:33
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!